Clicks178
Irapuato
1
Beato Contardo Ferrin - el 17 de octubre. yossmaria Beato Contardo Ferrini, laico En la localidad de Suna, junto al lago Maggiore, en Italia, beato Contardo Ferrini, que, dedicado a la educación de …More
Beato Contardo Ferrin - el 17 de octubre.

yossmaria Beato Contardo Ferrini, laico
En la localidad de Suna, junto al lago Maggiore, en Italia, beato Contardo Ferrini, que, dedicado a la educación de la juventud, superó con la fe y la vida cristiana las ciencias humanas.

Cines, círculos católicas, colegios, institutos, calles y plazas llevaban en el pasado su nombre, aunque hoy parece haber caído sobre él un silencio injustificado. Su vida, bastante breve, estuvo enteramente dedicada a la ciencia, en el esfuerzo continuado por mejorar como persona, sin características milagrosas o sensacionalistas; y sin embargo, un Papa que era un amigo, Pío XI, tiene la valentía de decir que "parecía casi un milagro su fe y su vida cristiana, en su lugar y en nuestros tiempos ". Contardo Ferrini nació en 1859 en un Milán agitado por vientos de guerra y destrozado furores patrióticos.

En los estudios quema rapidamente etapas: a los 17 años se graduó en el Liceo, ya a los 21 en Derecho y se convirtió rápidamente en uno de los abogados de mayor éxito y uno de los romanistas más importantes de su tiempo. El niño prodigio, después de un período de especialización en Berlín, a los 24 años ya es profesor de Derecho Romano de la Universidad de Pavia, donde todos comienzan a admirar su preparación, responsabilidad y seriedad. Luego enseñó en Messina y Modena y en 1894 regresó a Pavia, donde permaneció hasta su muerte.

Casi doscientos escritos suyos dan testimonio de la pasión del investigador y el rigor del científico y uno de sus textos sobre derecho penal ha sido durante años un texto básico para los estudiantes y académicos.

Pero además de la pasión por la ciencia, el ilustre profesor se "especializa" en la amistad con Dios, con la espiritualidad de un contemplativo y el ardor de un santo. En una época marcada por la masonería, el anticlericalismo y la corrupción de la moral, el profesor vive en ella sin dejarse contaminar. No se siente llamado al apostolado activo: a él le basta con ofrecer el testimonio de una vida limpia, impregnada de oración, sazonada con la dulzura y la humildad.

Y la eficacia de este "apostolado silencioso" la han atestiguado también ateos, distantes e indiferentes, que mientras testimonian que Contardo nunca ha hecho o intentado hacer "proselitismo" o "conversiones", siempre "ha sugerido a Dios" con su comportamiento y su estilo de vida. Comprometido en actividades caritativas, durante cuatro años es también consejero en el Ayuntamiento de Milán, donde se está luchando para preservar la enseñanza religiosa en las escuelas primarias. Es también uno de los primeros en apoyar el proyecto de una universidad católica en Italia y por esto la Universidad Católica del Sagrado Corazón, que nació después de su muerte, lo reconoce como su inspirador y precursor.

Contrae fiebre tifoidea bebiendo de una fuente de agua contaminada y muere a los 43 años, el 17 de octubre de 1902, durante unas vacaciones en Suna, en el Lago Mayor. Una insistente y duradera fama de santidad rodea de inmediato al "profesor" que había mostrado cómo es posible conjugar la fe con la investigación científica, la oración con el compromiso socio-político, las creencias católicas con el respeto a las ideas de los demás. Pío XII lo proclamó Beato en 1947, señalando en él "el modelo del hombre católico de nuestros días". Un buen ejemplo para todos, entonces, y aún más a la distancia de cien años.
fuente: Santi e Beati
Irapuato
✍️ Martes de la vigésima octava semana del tiempo ordinario

Carta de San Pablo a los Romanos 1,16-25.

Yo no me avergüenzo del Evangelio, porque es el poder de Dios para la salvación de todos los que creen: de los judíos en primer lugar, y después de los que no lo son.
En el Evangelio se revela la justicia de Dios, por la fe y para la fe, conforme a lo que dice la Escritura: El justo vivirá por …More
✍️ Martes de la vigésima octava semana del tiempo ordinario

Carta de San Pablo a los Romanos 1,16-25.

Yo no me avergüenzo del Evangelio, porque es el poder de Dios para la salvación de todos los que creen: de los judíos en primer lugar, y después de los que no lo son.
En el Evangelio se revela la justicia de Dios, por la fe y para la fe, conforme a lo que dice la Escritura: El justo vivirá por la fe.
En efecto, la ira de Dios se revela desde el cielo contra la impiedad y la injusticia de los hombres, que por su injusticia retienen prisionera la verdad.
Porque todo cuanto de se puede conocer acerca de Dios está patente ante ellos: Dios mismo se lo dio a conocer,
ya que sus atributos invisibles -su poder eterno y su divinidad- se hacen visibles a los ojos de la inteligencia, desde la creación del mundo, por medio de sus obras. Por lo tanto, aquellos no tienen ninguna excusa:
en efecto, habiendo conocido a Dios, no lo glorificaron ni le dieron gracias como corresponde. Por el contrario, se extraviaron en vanos razonamientos y su mente insensata quedó en la oscuridad.
Haciendo alarde de sabios se convirtieron en necios,
y cambiaron la gloria del Dios incorruptible por imágenes que representan a hombres corruptibles, aves, cuadrúpedos y reptiles.
Por eso, dejándolos abandonados a los deseos de su corazón, Dios los entregó a una impureza que deshonraba sus propios cuerpos,
ya que han sustituido la verdad de Dios por la mentira, adorando y sirviendo a las criaturas en lugar del Creador, que es bendito eternamente. Amén.

Salmo 19(18),2-3.4-5.
El cielo proclama la gloria de Dios
y el firmamento anuncia la obra de sus manos;
un día transmite al otro este mensaje

y las noches se van dando la noticia.
Sin hablar, sin pronunciar palabras,
sin que se escuche su voz,

resuena su eco por toda la tierra
y su lenguaje, hasta los confines del mundo.
Allí puso una carpa para el sol

Evangelio según San Lucas 11,37-41.
Cuando terminó de hablar, un fariseo lo invitó a cenar a su casa. Jesús entró y se sentó a la mesa.
El fariseo se extrañó de que no se lavara antes de comer.
Pero el Señor le dijo: "¡Así son ustedes, los fariseos! Purifican por fuera la copa y el plato, y por dentro están llenos de voracidad y perfidia.
¡Insensatos! El que hizo lo de afuera, ¿no hizo también lo de adentro?
Den más bien como limosna lo que tienen y todo será puro.

Extraído de la Biblia: Libro del Pueblo de Dios.

Leer el comentario del Evangelio por : Santa Teresa de Calcuta
«Dad limosna de lo de dentro y así lo tendréis limpio todo»