Clicks349

Mensaje de la Santísima Virgen María a Luz de María del 10 de Septiembre del 2021

10 DE SEPTIEMBRE DEL 2021

Amados hijos de Mi Corazón Inmaculado:

Les bendigo como Madre de la Humanidad.

LES LLAMO A RENUNCIAR AL PECADO Y A ENTREGARSE A MI HIJO.

La humanidad se ha pervertido hasta entregarse al mal, ese mal al que la humanidad no desea renunciar.

El Demonio les ha seducido llevándolos a despreciar los Mandamientos, los Sacramentos y las Obras de Misericordia.

MI CORAZÓN SANGRA ANTE EL ESTADO DE ESTA GENERACIÓN:
ENTREGADA A LOS VICIOS DE LA CARNE, LLEGANDO A LAS ABOMINACIONES Y ABERRACIONES CON QUE LACERAN EL CORAZÓN DE MI HIJO Y MI CORAZÓN.

Amado Pueblo de Mi Hijo:

Lloro ante la indiferencia hacia Mi Hijo...
Lloro ante la indiferencia a Sus Llamados...
Lloro ante el padecer de esta humanidad sin Fe...
Lloro por el combate entre las Naciones...
Lloro por el combate espiritual en el que se encuentran gran parte de Mis hijos...

A ustedes que acuden a la Palabra de esta Madre:

LES LLAMO A CONTINUAR FIELES, A VIVIR LA FE EN TODO SU ESPLENDOR, MIRANDO EN EL MARTIRIO EL TRIUNFO QUE LES ASEMEJA A MI HIJO.

La gran maquinaria del mal se apropia de lo que es de Mi Hijo: la criatura humana, a la que le mantiene en la degradación con la finalidad de hacerles dependientes de ella. Esta maquinaria es el comunismo (1) que ha degradado al hombre en todo aspecto de la vida, amparando la violencia, la división y la oposición. Se ha levantado para oprimir a la humanidad. El dolor será más fuerte para Mis hijos, los llevarán a obligarles a negar el Milagro Eucarístico y van a ser fuertemente probados.

No desfallezcan hijos, no desfallezcan, continúen firmes en la Fe. Saben que el dolor es expiación y los ofrecimientos no se pierden.

La humanidad ha pasado de un antes a un ¡ahora!
Este ahora en que el mal hiere Mi Corazón lanzándose en contra de Mis hijos.

Los elementos han desatado su furia, la que aumentará hasta que las creaturas humanas se sientan acorraladas y tambaleen en la Fe. La criatura humana es la que ha ofendido a Mi Divino Hijo, adorando falsos dioses.

Este Engendro del mal llega a destrozar al hombre, a blasfemar de Mi Hijo y de Su Iglesia, a calumniar, a adorarse a sí mismo y a imponer ídolos que llevará a los templos de Mi Hijo. Los eventos continúan, la luna y el sol interfieren llevándolos a grandes cambios geográficos y los elementos se levantan con más fuerza, cambiando el clima de la Tierra.

NO DEBEN TEMER, EL CIELO ¡SÍ! SE ENCUENTRA CON USTEDES.

Guarden los Mandamientos, no desmayen en el camino, no estarán solos. Mi Hijo dará a algunos de Mis hijos predilectos la fuerza espiritual y la Fe para que les mantengan en el camino de Mi Hijo, sin olvidar que de lo Alto será enviado el Ángel de Paz (2) para que les conforte en los momentos necesarios y mantenga al Pueblo fiel.

TIENEN QUE POSEER LA SEGURIDAD DE QUE NO ESTÁN SOLOS, LOS FLAGELOS SON CADA DÍA MÁS CERCANOS Y FUERTES.

Les llamo a orar para que el flagelo del comunismo sea detenido. Les aseguro que luego llegará la fidelidad hacia la Casa Paterna, esa que jamás han vivido.

LES BENDIGO, HIJOS, CON MI MATERNAL PROTECCIÓN.

CON MI CORAZÓN INMACULADO, LES BENDIGO Y LES PROTEJO.

Mamá María

AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA
AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA
AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA

(1) Comunismo, la gran maquinaria del anticristo...

(2) Revelaciones sobre el Ángel de Paz...

COMENTARIO DE LUZ DE MARÍA

Hermanos:

Mirando el próximo panorama mundial y la insistencia de nuestra Madre para instruir sobre el Anticristo, podemos dilucidar que el Aviso no se encuentra lejos.

Hermanos, el comunismo resurgió, no ha sido vencido, siendo en este momento parte esencial de la estrategia del Anticristo.

Velemos y oremos porque creemos en Dios. Tenemos la protección de nuestra Madre y no estamos solos. Esto es muy importante para tener la seguridad de que, estemos donde estemos, la mirada de Dios se mantiene sobre nosotros. Aquí y en todo lugar los ojos del Padre Eterno nos miran. Por ello la Fe debe crecer junto al amor hacia la Trinidad Sacrosanta y hacia nuestra Madre que nos alerta una y otra vez.

Amén.

DESCARGAR

LEER MENSAJES ANTERIORES