Clicks29

Mayor de edad para pecar?

Bottega
Dietrich Bonhoeffer, pastor protestante y teólogo luterano. Escribió “cartas desde la prisión”. En estas cartas Propuso un cristianismo sin religión. Como Freud, intenta hacer superar la imagen …More
Dietrich Bonhoeffer, pastor protestante y teólogo luterano. Escribió “cartas desde la prisión”. En estas cartas Propuso un cristianismo sin religión. Como Freud, intenta hacer superar la imagen mitológica del Dios en que nos hicieron creer en nuestra infancia, negando la dimensión espiritual del hombre. Nació en el seno de una familia de la alta burguesía prusiana que integraba la élite cultural berlinesa. Su padre, Karl Ludwig Bonhoeffer era profesor de psiquiatría y neurología, director de una clínica psiquiátrica, quien disiente de las teorías de Freud y Jung y a los programas del régimen de esterilización que en un principio apoyó. Fue pastor de los protestantes de Barcelona, huyó a New York pero su amigo Karl Barth otro protestante liberal, le ofreció en Alemania la dirección de un seminario protestante. Regresa pero Himmler cierra el seminario y le prohíbe enseñar, es acusado de traición y encerrado, fue fusilado por intento de homicidio el 9 de abril a la edad de 39 años. Cartas desde la prisión expresa la repugnancia hacia lo religioso que sentía, donde habla de un Dios sin ropaje religioso. Propone eliminar el lenguaje religioso, y a Dios; “resulta obvio -escribe- que, sin Dios, todo marcha ahora tan bien como antes”. “El Mundo ha cobrado conciencia de sí mismo, el mundo ya es mayor de edad”, es la cumbre del pensamiento protestante liberal que hoy impera. Dice por tanto Bonhoeffer, que, “no hay que recurrir ya a una hipótesis de Dios que explique el mundo, hoy en día el mundo se siente muy seguro de sí mismo”. “Muy pronto, a un hombre o a una mujer inteligentes y cultivados les será tan imposible creer en Dios, como hoy día les resulta imposible creer que la tierra sea plana. Sin duda los Dioses sobrevivirán, pero bajo la Protección de los intereses creados o al amparo de mentes haraganas, como refugio para las almas ignorantes” De este modo, Dios es “ser para los demás” es decir, existimos para los demás algo así como que dios es el amor que sintamos por el prójimo, nada más, Dios no existe más allá de lo que pensemos que sea, como consecuencia de su impacto en la producción teológica, se desarrollará la llamada teología de la “muerte de Dios”. El cristianismo debe vivir en el centro del mundo, asumiendo su mayoría de edad, lo cual significa «vivir como hombres capaces de enfrentarnos a la vida sin Dios». Estos pensamientos fueron la base para la revolución sexual. Extrañamente es citado en la Exhortación Apostólica Amoris Lætitia (la alegría del amor, párrafo 320), 1 Oh, Dios de todas las cosas, ten compasión de nosotros; vuelve hacia nosotros tus ojos, y muéstranos la luz de tus misericordias. Infunde tu temor en las naciones, que no han pensado en buscarte; para que entiendan que no hay otro Dios sino Tú, y pregonen tus maravillas. Alza tu brazo contra las naciones extrañas, para que experimenten tu poder. Glorifica tu mano, y tu brazo derecho. Despierta la cólera, y derrama la ira. Destruye al adversario, y abate al enemigo. Devorados sean por el fuego de la ira aquellos que escapan; y hallen su perdición los que tanto maltratan a tu pueblo. Quebranta las cabezas de los príncipes enemigos, los cuales dicen: “No hay otro fuera de nosotros.” eclesiastico 36:1-3