es.news
12886

Inglaterra: los triplemente inyectados viven peligrosamente

Los triplemente inyectados representan el 92,2% de todas las muertes por Covid-19 en Inglaterra, según datos del gobierno.

En comparación con el mes de diciembre, en las últimas cuatro semanas se duplicaron las muertes entre los que se inyectaron dos veces, mientras que se redujeron a la mitad entre los que no se inyectaron.

Para manipular las cifras, el gobierno añadió 112.192 niños sin inyección a las estadísticas de infectados, aunque el Covid es inofensivo para ellos, escribe el 24 de marzo el sitio web DailyExpose.uk.

Si se dejan de lado esos niños, los inyectados representan el 87% de las hospitalizaciones por Covid-19 entre el 14 de febrero y el 13 de marzo. De los 2.410 fallecidos por Covid, los triplemente inyectados representaron 1.733 (los no inyectados: 237). El 90% de las víctimas fueron inyectadas.

En el Reino Unido, entre los mayores de 12 años:

7/10 están triplemente inyectados

8/10 están doblemente inyectados

9/10 están inyectados una sola vez.

#newsHcnjieetce

María del Carmen Quiros
El Dr. Paul Alexander dice que rechazó la oferta de 1 millón de dólares de Pfizer para dejar de cuestionar las vacunas COVID El Dr. Paul Alexander dice que rechazó la oferta de 1 millón de dólares de Pfizer para dejar de cuestionar las vacunas COVID | TierraPura.org a través de @TierraPuraORG
María del Carmen Quiros shares this
5
joao luis
TAL VEZ LA POSICION DE MONSEÑOR LEFEVRE EN SU TIEMPO NO FUERA LA MEJOR. Pero, hoy en día, sin duda, sería la correcta, ¿CONOCÍA EL 3º SECRETO? Sin duda!!. Miremos lo que dijo en su homilía -AQUÍ COMPLETA- respecto a los que él llama " el misterio de la Iglesia de Roma"- (con qué elegancia y discreción):
El misterio de la situación actual de Roma:
Vosotros, que habéis venido de todos los rinc…
More
TAL VEZ LA POSICION DE MONSEÑOR LEFEVRE EN SU TIEMPO NO FUERA LA MEJOR. Pero, hoy en día, sin duda, sería la correcta, ¿CONOCÍA EL 3º SECRETO? Sin duda!!. Miremos lo que dijo en su homilía -AQUÍ COMPLETA- respecto a los que él llama " el misterio de la Iglesia de Roma"- (con qué elegancia y discreción):

El misterio de la situación actual de Roma:

Vosotros, que habéis venido de todos los rincones del mundo, y estáis reunidos aquí ante Nuestra Señora de Fátima, tened en vuestros corazones las mismas disposiciones que estos pastorcitos que vieron a la Santísima Virgen María. Pedid a la Santísima Virgen María que desvele este Secreto, y que venga en nuestro socorro.

¡Qué gran misterio es Roma y la situación actual del papado! A menudo me dicen: «No desgarre la Iglesia, no divida la Iglesia, no haga un cisma». Pero decidme: ¿Dónde está la unidad de la Iglesia? ¿Qué es lo que hace la unidad de la Iglesia? Abrid los libros de teología, de los santos, doctores y teólogos, y os dirán que lo que hace la unidad de la Iglesia es la unidad de la Fe. Nos separamos de la Iglesia cuando dejamos de tener la Fe católica. Por eso cualquier persona investida de poderes en la Iglesia, todos los obispos y especialmente el Papa, están al servicio de esta unidad de la Fe: «Predicad el Evangelio; no otro evangelio, no cualquier evangelio, sino poneos al servicio de este mensaje que Yo os he dado». Pero sin cambiarlo. Nosotros, que queremos guardar preciosamente toda la Fe, por nada del mundo querríamos quitar una letra, ni la menor partícula de nuestra Fe; queremos mantenerla absolutamente intacta. Y es porque tratamos de mantener esa unidad de la Fe, que nos persiguen aquellos que la están perdiendo…

Esta es la situación real actual en que nos encontramos. Situación misteriosa, probablemente anunciada por Nuestra Señora de Fátima en el tercer Secreto. Quienes quieran mantenerse católicos serán perseguidos por los que, teniendo autoridad en la Iglesia, se apartan de la Fe. Quisieran arrastrarnos con ellos, y como les desobedecemos, porque no queremos perderla como ellos, nos persiguen. Pero Nuestro Señor predijo que habrá malos pastores, y que no hemos de seguirlos; a quienes hemos de seguir es a los buenos pastores. Este es el misterio que nos toca vivir hoy.

Pidamos, pues, a la Santísima Virgen que nos desvele este misterio. Para nosotros, y para todos los que viven en esta época, es un verdadero martirio moral, quizás peor que el de sangre, comprobar que los que debieran predicar y defender la Fe católica en pro de la unidad de la Iglesia, la abandonan y buscan estar acordes con el mundo, con los principios modernos de esta sociedad que está dirigida más por el demonio que por Dios.