Gloria.tv And Coronavirus: Huge Amount Of Traffic, Standstill in Donations
Clicks59

SEÑALES CERCANAS RAFAEL ARANGO

Yugo
3
SEÑALES CERCANAS RAFAEL ARANGOMore
SEÑALES CERCANAS RAFAEL ARANGO
Yugo
MENSAJE DE LA MADRE A ROSARIO ARENILLAS
CRUZ BLANCA, 20 de Junio de 1987


Rosario:– Madre mía... Madre, oh, qué alegría volverTe a ver, Madre mía.
Madre:– Es tan grande la angustia que Yo siento en todo momento por los hombres, que Yo quisiera que un día, todos comprendieran ustedes lo que Yo deseo... pues quiero lo mejor para vosotros. Quiero que VEAN USTEDES LA LUZ DE MI HIJO para que …More
MENSAJE DE LA MADRE A ROSARIO ARENILLAS
CRUZ BLANCA, 20 de Junio de 1987


Rosario:– Madre mía... Madre, oh, qué alegría volverTe a ver, Madre mía.
Madre:– Es tan grande la angustia que Yo siento en todo momento por los hombres, que Yo quisiera que un día, todos comprendieran ustedes lo que Yo deseo... pues quiero lo mejor para vosotros. Quiero que VEAN USTEDES LA LUZ DE MI HIJO para que comprendan ustedes Mi "manifiesto" (manifiesto = Mensaje).
Mi "manifiesto" es muy importante. Mi "manifiesto" no es para que pierdan ustedes el tiempo. Mí "manifiesto" es para que CADA DIA CREZCA LA UNION ENTRE LOS HOMBRES, para que así podáis comprender y seáis más humildes, para que ninguno de vosotros se crea más importante que los demás.
Quiero que sean ustedes flores de la misma planta, porque YO VENGO PARA TODOS.
Mucho dolor Me causan ustedes en Mi Corazón Inmaculado, pero Mi fuerza para amarles es inmensa a pesar de ello, porque sé que no sabéis nada de Mí... solamente lo que equivocadamente han grabado en vosotros los hombres mal intencionados.
Yo vengo a deciros que MUY PRONTO VEREIS LA LUZ DE MI HIJO Y OS APARTARA A TODOS DEL CAMINO DE LA OBSCURIDAD QUE EL HOMBRE HA ELEGIDO, PORQUE NO HA SABIDO ESCOGER OTRO CAMINO.
El hombre, el día en que se dé cuenta de los momentos que ha perdido tendrá que avergonzarse.
Por eso, hoy, les digo que no estoy hablándoles, estoy gritándoles con toda la fuerza de Mi Corazón, para que puedan ustedes escuchar Mi Voz.
Mi Voz no será una Voz sorda... Mi Voz es para estos momentos en que TANTA SED TIENE EL HOMBRE DE MI HIJO.

El hombre esta "tortugueando y tortugueando" (= rondando y rondando), y no encuentra el Manantial donde puede beber para despertar su alma... esa alma enferma por falta de asistencia.
¿Porqué sois tan crueles, hijos Míos?
¿Porqué no despertáis?... ¿es que Mis Palabras no son claras?... ¿es que Mis Palabras son tan solitarias y están faltas de amor para que el hombre no pueda comprenderlas?
¿Es que ustedes no serán verdaderamente la IGLESIA CATOLICA, APOSTOLICA Y ROMANA DE MI HIJO... la verdadera Iglesia?
Porque vosotros seréis aquellos muros que han sabido levantarse desde los cimientos, ya que los hombres ESTAN PROFANANDO LA CASA DEL PADRE.
Los hombres no han sabido respetar esos muros, porque han sido sobrepuestos SIN CIMIENTOS.
Ustedes, hijitos Míos, han sabido levantar primero los cimientos y ahora tienen ustedes que dar testimonio al mundo... a ese mundo equivocado y tan falto de documentación.
Todavía muchos hombres podrán llevar la Palabra de Mi Hijo, para grabarla en la mente humana de aquellos hombres que equivocadamente se han conducido por unos caminos que nunca llegarán a Mí Hijo.
¿Porqué tiene que ser ocultado el NOMBRE DE MI HIJO, si el Nombre de Mi Hijo es la LUZ DIVINA?
¿Porqué tiene que ser ocultado el NOMBRE DE MI HIJO, si el Nombre de Mi Hijo en ningún momento podrá mancharse con la suciedad de la tierra?
Solamente el hombre se manchará y dará vueltas y vueltas al rededor de sus propias manchas, pero nunca será manchado el NOMBRE DE MI HIJO.
EL NOMBRE DE MI HIJO SIEMPRE LUCIRA COMO UNA ESTRELLA EN EL HORIZONTE.
EL NOMBRE DE MI HIJO SIEMPRE SERA LA GUIA DEL HOMBRE.
Siempre será la VERDAD.
¿En que el hombre ha encontrado su verdad?... ¿ha intentado buscar a Mi Hijo?
El hombre solamente ha intentado conduciros por el ODIO y la VANIDAD.
Soberbia en aquel modo de reprimir a los hermanos, en aquel modo de reconocer los pecados de los demás y no detenerse en la contemplación de los propios pecados... ¿porqué, porqué?
Vuestros hermanos son la partícula de un espejo, para que puedan ustedes mirarse en élla... ¿es que no podéis miraros en vosotros mismos?
¿Es que no podéis intentar borrar vuestros propios pecados y así borraréis el pecado de los demás?

Pero... ¿qué creen los hombres que es pecado?
El hombre cree que es justo, sin haber practicado el amor... sin acariciar al hermano.
El hombre solamente intenta conducir a los demás al precipicio.
¿Es que no habéis intentado en ningún momento, seguir a Mi Hijo?
Cada uno tiene una manera distinta de expresarse delante de Mi Hijo... y Mi Hijo es lo más humilde y lo más sencillo.
¿Quién es más que Él?... ¿quién más humilde?
Hijitos Míos, aquel que en estos momentos de tanta tribulación, tenga el VALOR DE ENCONTRARSE CON MI HIJO... está en recto camino.
(Privado a un Sacerdote que se encuentra de paso en este Sagrado Lugar)
Madre:– Quiero dirigirMe a ti, como Madre, no como Señora.
¿Quién es más que tú, hijo Mío?... ¡si pudieras comprenderMe!
¿Quién sería más que tú, hijo Mío, si supieras comprender lo que tú significas delante de Mí?
Yo como Madre y tú, como gran Ministro de Mi Hijo, los dos tenemos un deber... porque antes es el deber que el derecho, hijo Mío.
¿Para qué buscar el derecho, cuando tenemos todos el DEBER de nuestras manos para poder presentar Mi Hijo un día, a este infierno en que la tierra desgraciadamente cada día se está convirtiendo?
Hijo Mío, hoy te voy a bendecir no, como tú deseas, sino como es la Voluntad de Mi Hijo.
No tengas escrúpulo de Mí, hijo Mío, porque voy a manifestarte que NO COMETAS NINGUN SACRILEGIO CON EL CUERPO DE MI HIJO.
SOLAMENTE TUS MANOS PUEDEN TOCARLO, aunque te parezca duro, porque TUS MANOS, UN DIA FUERON CONSAGRADAS PARA QUE FUERAN LA CUNA DE MI HIJO y hoy te digo, aunque te duela hijo Mío, QUE NO COMETAS SACRILEGIOS CON EL CUERPO DE MI HIJO... porque tus hermanos son INOCENTES... tú serás el responsable, hijo Mío, porque un día TU TE CONSAGRASTE A MI HIJO y Mi Hijo reconoció toda tu responsabilidad y todos tus defectos... pero tú no pudiste comprender la MISION TAN IMPORTANTE que tú tenías que hacer ante Mi Hijo... por eso hijo Mío, SIGUE A MI HIJO, porque en estos momentos son los momentos más importantes, POR EL BIEN DE TODOS.
Porque la CASA DEL PADRE, no es recinto que lo detienen cuatro muros.
La CASA DEL PADRE son los Ministros, y la Iglesia son esos pequeños hijos Míos.
Los muros no pueden hablar.

Los muros solamente están esperando... estos pequeños hijos Míos para que sean abrazados en los Brazos de Mi Hijo.
Es solamente la sinagoga donde pueden sentarse los hombres con Mi Hijo.
Pero han llegado los momentos en que Mi Hijo se ha salido al exterior para invitar a los hombres a ESTOS SANTOS LUGARES, para que el hombre sea libre para llegar a Él... porque el hombre ha sentido MIEDO de las cuatro paredes... el hombre ha sentido QUE MI HIJO ERA MALTRATADO... HA SENTIDO QUE MIS MINISTROS NO HAN SIDO FIELES A ÉL.
Por eso ha escogido un PUÑADO DE HOMBRES para que barran y barran y vuelva todo a la normalidad... que vuelva todo a relucir de nuevo para que ustedes hijos Míos, puedan darse cuenta del honor que tenéis delante de Mi Hijo y de Mí.

Primero sois vosotros y después serán ellos... y Mi Hijo estará esperando, porque Mi Hijo es el mayor y el más pequeño y SIEMPRE ESPERARA.
Rosario:– (Momentos de silencio y continúa) Madre mía... Madre... eres toda una divinidad.
Madre: – (privado para F. de A.):– F. hijo Mío, por mucho que lo intentes, nunca serás comprendido, solamente te comprenderemos Mi Hijo y Yo... pero siéntete satisfecho y ten confianza... pues todo llegará después... pero quisiera decirte que el sufrimiento es parte de la salvación.
HAY QUE SABER SUFRIR DE LA MISMA MANERA QUE HAY QUE SABER AMAR.
Hijo Mío, hoy quiero decirte que estaré contigo en todo momento.
Rosario:– ¡Ah!... me faltan fuerzas, Madre mía... no sé de qué manera Te voy a mirar... necesito estar tanto tiempo conTigo Madre mía... no sé qué decirTe, Madre mía.
Hoy quisiera verTe no con los ojos del cuerpo, sino con los ojos de mi alma...
– (Privado para M. de A.): – No hay razón hijo Mío, para mirar lo que puedes encontrar en la tierra... abre los ojos para encontrar lo que Yo te puedo dar, hijo Mío, porque Yo te puedo dar tantas cosas.
(Dirigiéndose a todos, continúa la Madre TODOS TENEIS LA OBLIGACION DE ATRAER A MIS PIES A TODOS CUANTOS LES RODEAN, PORQUE AQUEL QUE TRAE A UN HERMANO A MIS PIES... VIENE ÉL Y SERA MÁS PRESENTE QUE SU HERMANO.
– (Privado a M. de G.): – M.M. hijo Mío, gracias, gracias hijo Mío... que siempre sigas tan fiel a Mí... que siempre sea Yo la que tenga que darte las gracias hijo Mío... ¿porque que importancia tiene que tú vengas a agradecerMe a Mí algo que Yo tengo que darte?... soy Yo la que tengo que darte gracias a ti y a aquel hombre que se mantenga fiel a Mí... porque, es tan difícil en estos momentos...
Toma M., hijo Mío, cuánto te agradezco que te manifiestes a Mis Pies, no como hombre, sino como un pequeño, rogándoMe que conozca todos tus defectos... cuánto te agradezco hijo Mío, tu sinceridad... eres tan importante para Mí, hijo Mío.
¡Ay de aquel hombre que se manifiesta delante de Mí y no sabe reconocer sus defectos!... pero tú, hijo Mío, en todo momento sabes reconocer tus defectos y haces por desconocer los defectos de los demás...
M. hijo Mío te he entregado esa FLOR porque Mi Hijo quiere que tú le devuelvas algo que con tanto amor te ha dado. Mi Hijo te espera, pero tú no Le esperes a Él dormido, espéraLe despierto y MUY ALERTA, hijo Mío, para que el enemigo no pueda ser el obstáculo para llegar a Mí.
– (Privado a F.L.): – Sé que vas a sufrir hijo Mío, si tú quieres expresarles el Amor de Mi Hijo a los hombres, pero no te importe, porque hay que aprender a morir y no a vivir, y hay que hablarles a los hombres de Mi Hijo, porque eso es conducirles al camino de la Salvación... ¡NO TENGAS MIEDO DE HABLAR DE MI HIJO aunque sufras, hijo Mío!.
Estaré contigo en todo momento y te cuidaré hijo Mío.
Aunque no os deis cuenta pero voy a deciros a todos algo muy importante: Hace un tiempo que lentamente se están cumpliendo las PROFECIAS, DE SAN MALAQUÍAS. Un día se lo dije en este Sagrado Lugar... QUE SALTARIA UNA LUZ DE POLONIA PARA LA SALVACIÓN DE LA TIERRA El hombre puso oídos sordos, no quiso escuchar Mis Palabras, pero HOY vuelvo a repetir las mismas palabras, que se están cumpliendo LAS PROFECIAS DE SAN MALAQUÍAS, por eso ESE HIJO MIO, ES VICARIO DE CRISTO y es parte de POLONIA Y FUE ESCOGIDO PARA LA SALVACION DE LA TIERRA, PARA QUE SE EXPRESARA ANTE EL MUNDO, para que el hombre estuviera preparado un día para la LLEGADA DE MI HIJO, que no le pillara DORMIDO, que supiera estar prisionero de la VERDAD y no, entregado a la mentira... por eso hijos Míos, estad ALERTA... y ahora, MI BENDICION ES PARA TODOS.
Rosario:– Adiós Madre... Madre, adiós..
Yugo
SEÑALES CERCANAS RAFAEL ARANGO
One more comment from Yugo
Yugo
MENSAJE DE LA MADRE A ROSARIO ARENILLAS
CRUZ BLANCA, 13 de Junio de 1987.


Rosario:– ¡Madre mía, Madre mía!, qué alegría volverTe a ver, Madre mía.
Madre:– Me voy a expresar de una manera que Me puedan ustedes entender.
ME SIENTO FELIZ ENTRE LOS HUMILDES.
No voy a despreciar a ninguno de Mis hijos, pero MI GRAN FELICIDAD ES SENTIRME ACOMPAÑADA DE TANTOS HUMILDES porque sé que …
More
MENSAJE DE LA MADRE A ROSARIO ARENILLAS
CRUZ BLANCA, 13 de Junio de 1987.


Rosario:– ¡Madre mía, Madre mía!, qué alegría volverTe a ver, Madre mía.
Madre:– Me voy a expresar de una manera que Me puedan ustedes entender.
ME SIENTO FELIZ ENTRE LOS HUMILDES.
No voy a despreciar a ninguno de Mis hijos, pero MI GRAN FELICIDAD ES SENTIRME ACOMPAÑADA DE TANTOS HUMILDES porque sé que los HUMILDES escuchan Mis Palabras, aunque a veces, el enemigo las borra de vuestras mentes.
Pero sé que Me escucháis, por eso Me encuentro llena de felicidad y voy a deciros algo que lo llevo en lo más profundo de Mí CORAZON INMACULADO.
Voy a deciros que VUESTRAS ORACIONES SON MUY IMPORTANTES EN ESTOS MOMENTOS, porque HAY UN HOMBRE (clara alusión al Santo Padre en estos momentos de visita por POLONIA) QUE SE ESTA INTRODUCIENDO EN EL CONTINENTE CON MAS OBSCURIDAD DE LA TIERRA, pero estos momentos en que él se está introduciendo, SERA LA LUZ PARA EL MUNDO.
(OBSCURIDAD = sin duda alude al ATEISMO reinante en los Gobiernos del Este, a los que pertenece el Gobierno de la patria de Nuestro Pontífice, J.P. II)
Por eso hijitos Míos, Yo les pido que NO MUERA LA ORACION... que despertéis... que LO MÁS IMPORTANTE ES SABER ORAR, porque el que SABE ORAR, SABE AMAR y la tierra está falta de AMOR y ustedes, los más humildes, tené
is que dar lecciones a los sabios.
Hijitos Míos, no avergonzaros en ningún momento de pertenecer a Mí, porque Yo seré el Camino y la Luz de los hombres para unirlos al Padre.
No porque vengan ustedes a Mí, hijitos Míos, habéis perdido la identidad... ¡no!... entonces es cuando habéis empezado a ver la LUZ... la LUZ que el hombre con sus maldades ha llegado a apagar entre los humildes.
Hijitos... hijitos Míos, ORAD, ORAD para que la luz de la tierra pueda florecer ante el Padre, para que ESTA LUCHA DE ESTE HIJO MIO (Juan Pablo IIº) introducido en este continente de tanta obscuridad, sirva para el bien de todos.
ESTE HIJO MIO, es muy importante Y MUY MAL COMPRENDIDO POR LOS HOMBRES, porque es el UNICO HOMBRE QUE HA SABIDO DECIRLES LA VERDAD A LOS HOMBRES.
Tienen miedo los hombres de decir la verdad... solamente él tiene la fuerza y el valor para hablarles la VERDAD, a todos los hombres de la tierra.
Pero ustedes también tienen una VERDAD, que es SABER ORAR Y AMAR.

¿Qué verdad más importante podéis ofrecer vosotros al Padre?
Rosario:– ¡Madre, Madre!
Madre:– (Después de unos momentos de silencio):
EL QUE NO ACEPTE EL SIMBOLO DE LA CRUZ, NO ESTARA CON MI HIJO.
Todos sois Sus elegidos, por muy pecadores que seáis... todos sois amados de Él.
Mi Hijo solamente pide en estos momentos, que el hombre despierte para salir de la obscuridad, porque aunque ustedes no lo comprendan, el enemigo los tiene prisioneros de su RED y Yo, desearía tanto que pudieran ustedes despertar, para que comprendieran ustedes lo que MI HIJO SIGNIFICA EN ESTOS MOMENTOS PARA EL HOMBRE... porque sé que NO lo comprendéis.
El hombre no sabe pronunciar el Nombre de Mi Hijo... cada uno lo pronuncia de una manera distinta... y muchos con la fuerza del ODIO para ofenderlo.
¿Porqué, hijitos Míos, si Mi Hijo ES VUESTRA SALVACION?
Preguntadles a vuestras conciencias en las que no hay tranquilidad.
Vuestras conciencias, esclavas del enemigo, han perdido la libertad para poder AMAR a Mi Hijo.
Mi Hijo desea que vuestro espíritu que pertenece a Él, pueda tener libertad, pero es prisionero de la maldad y no puede reaccionar.
Los hombres no servirán para ser testigos de Mi Hijo... pero él (parece referirse de nuevo a Juan Pablo IIº) será testigo.
Hoy es un día muy señalado para Mí con este símbolo que hoy voy a hacer entre vosotros, porque es un símbolo de AMOR, donde un hijo Mío... y hace tanto tiempo que se lo dije a los hombres... daría un salto y caería en el vacío, pero había muchos hombres que lo esperaban.
¿Sabéis quién le espera?
Vuestras oraciones, y en agradecimiento de ello, hoy quiero premiarles, para que recuerden este día, porque estos momentos serán históricos y muchos hombres los recordarán.
Pero estos momentos en que ese hijo Mío (continúa al parecer aludiendo a S. Santidad Juan Pablo IIº) y hermano de todos vosotros y fiel soldado de Mi Hijo y del Padre, HA DADO ESTE SALTO TAN PROFUNDO... NO HA CAIDO EN EL VACIO... será escuchado gracias a VUESTRAS ORACIONES.
(Privado a una niña muy pequeñita): – Sé que no puedes apreciar lo que te doy. Este color (le entrega una flor), lo dice todo, hija Mía... ¡espéraMe! porque ésto que te doy, serán palabras que algún día tú tendrás que enseñarles a los hombres, porque hoy no puedes hablarles, pero un día con esa esperanza que te he dado, vas a decirles tantas cosas.
Ese es el color que lleva Mi Hijo (Flor de color rojo)
Toma hija Mía, para que vayas aprendiendo... si sabes aceptarla con el mismo amor con que Yo te la doy, un día tus mejillas tendrán que bañarse de lágrimas de alegría por haber sabido amar a aquellos que nadie te enseñó a amar.
Por ti misma, hija Mía, tú enseñarás a tu corazón a AMAR... no como desean los hombres, sino como tu corazón tiene que AMAR.
Por muy golpeada que estés un día, hija Mía, olvidarás y amarás tan fuerte y con tanta ansia, que tus lágrimas apagarán el dolor que han provocado las malas intenciones de los hombres.
– (JP. de S.): – J. solamente estás en deuda conMigo, y nada más.
Hijo Mío, tienes que levantar el espíritu para amar, tienes que levantar tu espíritu para borrar la desesperación, solamente un hombre puede tener deudas cuando no tenga fuerza para AMAR.
Mientras tú tengas fuerza para amar a todos cuantos te rodean, hijo Mío, no sufras, porque nunca te ha de faltar el agua en tu manantial, hijo Mío.
¡NO DUDES DE MÍ, EN NINGUN MOMENTO hijo Mío!
Piensa que los golpes que recibes de tus hermanos, un día se volverán en piedras porosas en tu camino y tendrás fuerzas para sobrepasarlas, hijo Mío, por eso te he entregado esa flor en prueba de amor.
Lo único que sirve es el AMOR que recibo en todo momento de vosotros y vuestras oraciones son lo más importante para Mí.
Rosario:– ¡Me estás liando, Madre mía!
Madre:– (Privado a L.L) L.L. solamente el intento de tu oración es como un océano en Mi Corazón, es como una inmensidad, por eso hija Mía, no dejes en ningún momento que la oración se funda en tu corazón, que sea como un cable de alta tensión que sirva solamente para unos momentos... no hija Mía, LA ORACION ES TAN IMPORTANTE COMO LA INMENSIDAD QUE NO PUEDE SER FUNDIDA POR NADIE.
Mientras más sufrimientos tengas en tu corazón, quiero que tengas más fuerzas para venir a Mí, hija Mía, porque tu oración alimenta a tantas almas, hija mía, que no puedes creerlo... da vida a tantos hombres...

Tu presencia es algo tan importante para el Padre... porque tú serás como un camino por donde Mi Hijo tiene que (pasar y) recorrer... pero es muy importante hija Mía, que tú hayas sabido labrar ese camino, que tus huellas queden grabadas, porque si las huellas no quedan grabadas, ¿cómo tus hermanos podrán conducirse por ese camino?... porque tus hermanos se conducen por lo que ven y por lo que oyen... no saben alimentar su alma de otra manera.
Por eso hijita Mía, es tan necesario que tú los alimentes con tus palabras, porque TUS PALABRAS SON TUS ORACIONES... porque tú tienes una misión muy importante... tú y todos vosotros, hijos Míos.
LA MISION DE ENSEÑAR AL QUE NO SABE, EN ESTE MUNDO FALTO DE COMUNICACIÓN, Y USTEDES HIJITOS MIOS, QUE TANTO HABEIS APRENDIDO DE MÍ... NO DEBEIS OCULTARLO EN NINGUN MOMENTO.
Rosario: – (Le entregan una rosa roja y exclama):– Este es un color que no me gusta a mí (la entrega a una devota diciéndole):
Madre:– Acéptala, acéptala porque algo te queda que luchar en tu camino, pero sé que en ningún momento soltarás las riendas, hija mía, que te he entregado.
– (J.L. de C.): – Hacia tanto tiempo que no me dirigía a ti, pero hoy, sí, hoy voy a decirte que no te creas hijo Mío que no has participado... sí hijo Mío, Me siento muy agradecida a todos vosotros.
Tus oraciones... tus oraciones, hijo Mío, han sido muy importantes, has sabido transportarlas en todo momento y unirlas a este hijo Mío (nueva clara alusión a S. Santidad Juan Pablo IIº) que nunca estará rendido, siempre estará caminando, caminando por el bien de todos.
Por eso, hijitos Míos, uniros todos a él... uniros todos a él para que pueda con el esfuerzo de todos, dar luz a donde se ha introducido (Países del Este) y donde se ha encontrado solamente CON LA OBSCURIDAD DE LAS TINIEBLAS... pero YO OS PROMETO QUE EL TRAERA LUZ PARA EL BIEN DE TODOS.
Vuestras oraciones hablan por sí mismas, no tendrán que hablar los hombres, HABLARAN LAS ORACIONES.

– (M. de A.):– Apenas sabes lo que te entregado, hijo Mío, porque has vivido tan lejos de Mi Hijo y de Mí... pero YO SIEMPRE HE ESTADO JUNTO A TI, hijo Mío.
Hoy me dirijo a ti y no quiero humillarte con Mis Palabras, para decirte que con tu presencia has llegado a participar de Mí, hijo Mío, y de esta GRANDE OBRA ESPIRITUAL en la que quiero que todos los hombres puedan participa, y tú, sencillo y humilde, también quiero que puedas participar de Mí.
¿Porqué no me das tu rosario?... aquel que nunca has tenido... porque el rosario que te pido es que TU ME PIDAS ALGO... pídeMe algo, hijo Mío, pídeme porque tú Me necesitas, porque tienes un gran camino que recorrer, hijo Mío.
YO SOY DOCTORA DEL ALMA.
– (R. de A.) Quiero que ésto te diga algo (le da una cuenta de un rosario). Yo soy el silencio y la humildad... donde no hay silencio y humildad, NO ESTOY YO... por eso hijo Mío, te repito que YO SOY EL SILENCIO. Yo vengo a los hombres en los momentos en que siento que tienen sed de Mí, porque los hombres todos son como un fruto que está tan aferrado a su propio tronco, que no sabe madurar por sí mismo.
El fruto tiene que madurar lentamente, porque si un fruto se madura recibiendo muchos golpes, esa madurez no es natural, por eso hijo Mío, hoy te pido en este día tan importante para Mí, que lentamente empieces tu madurez, porque solamente el Padre es testigo, no los hombres... solamente el Padre dará a cada uno su merecido... espérame, espérame, espérame porque Yo soy el silencio.
(Continúan varios mensajes breves privados y concluye)
Madre:– Y ahora Mi Bendición es para todos. NO DEJAR MORIR LA ORACION, para que cada uno pueda realizarse en ESTA ESCUELA ESPIRITUAL que se está aquí realizando en estos momentos.
(Reparte la Madre cuentas de rosario a los presentes, diciendo):
Estas cuentas son como un documento, porque Mis Palabras podéis borrarlas pero éstas cuentas no... éstas las podéis llevar con vosotros mismos y esconderlas donde ustedes quieran, pero un día podrán reaparecer y recordar Mis Palabras, porque son como un documento que os entrego.
Rosario:– Adiós Madre, adiós Madre mía.