Join Gloria’s Christmas Campaign. Donate now!
Clicks15

BEBERÁ EL CÁLIZ DE LA CÓLERA DE DIOS

Yugo
2
BEBERÁ EL CÁLIZ DE LA CÓLERA DE DIOSMore
BEBERÁ EL CÁLIZ DE LA CÓLERA DE DIOS
Yugo
MENSAJE DE LA MADRE A PEPE CAYETANO
CRUZ BLANCA 12 de Octubre de 1985.


Pepe C:– ¡Madre, Madre he aquí tu esclavo dispuesto a oír las palabras de Tu Boca!
Madre:– Soy doctora entre los enfermos, soy Madre para los hijos que en este valle de lágrimas gimen, bajo este cielo que Dios Mi Padre ha creado para vosotros.
Os pido por este amor que os tengo, que os abráis los corazones unos a otro…More
MENSAJE DE LA MADRE A PEPE CAYETANO
CRUZ BLANCA 12 de Octubre de 1985.


Pepe C:– ¡Madre, Madre he aquí tu esclavo dispuesto a oír las palabras de Tu Boca!
Madre:– Soy doctora entre los enfermos, soy Madre para los hijos que en este valle de lágrimas gimen, bajo este cielo que Dios Mi Padre ha creado para vosotros.
Os pido por este amor que os tengo, que os abráis los corazones unos a otros.
Daos ese abrazo de PAZ que es necesario para vivir esta vida que os ha tocado vivir.
Yo, María, Madre de Jesús y Madre vuestra, os conduciré al Redil del Padre Celestial, si os amáis los unos a los otros y cumplís con los Mandamientos que Mi Hijo amado dejó para vosotros.
Amaos los unos a los otros como Mi Hijo y Yo os amamos.
Acogeos a MI CORAZON INMACULADO y os prometo libraros de muchos cataclismos que acechan a la humanidad.
LA EUCARISTIA... AL SAGRARIO, QUE MI HIJO ESTA SOLO DESEOSO DE VUESTRO AMOR.
No Iblasfemar (criticar) contra los Sacerdotes, los Ministros.
No decir palabras vanas y vacías, porque una palabra vacía no es nada, ni dice nada.
Hablad porque sois miembros de la Iglesia, pero hablad los Evangelios como esta previsto para los Ministros de la Iglesia y para vosotros.
Decid conMigo: Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea el Tu Nombre, venga a nosotros Tu Reino, hágase Tu Voluntad, así en la tierra como en el cielo. El Pan nuestro de cada día, dánosle hoy y perdónanos nuestras deudas, así como nosotros perdonamos a nuestros deudores... y no nos dejes caer en la tentación, más líbranos de mal... Amén.

Bien decís: "Líbranos de todo mal", pero también os quiero pedir una cosa, "perdónanos nuestras deudas, así como nosotros perdonamos"
Y ¿dónde está ese perdón? hijitos Míos.
Si así lo hacéis, sí de verdad perdonáis, Yo, María Inmaculada os conduciré al Redil del Padre y seréis escogidos entre los elegidos.
Pepe C:– ¡Sagrado Corazón de Jesús, en Vos confío! ¡Inmaculado Corazón de María, salva al mundo!
Madre: – El Corazón de Mi amado Hijo Jesús, te está protegiendo hace tiempo, hija Mía. (Privado para una devota de Francia) Que este "chapelet" (La Madre usa la palabra francesa, para decir = Que este rosario) sea para ti como una escalera, para que Yo María, en los brazos abiertos pueda recibirte en el último peldaño para entregarte al Padre.
Pepe C:– Madre mía protege a Francia, por favor
Madre:– Pronto tendréis a ese REY QUE ESPERAIS, pero vais a sufrir muchas privaciones de LO QUE HOY OS SOBRA... que no lo tomáis como es debido.
Muchos de Mis Ministros están quitando la virginidad a las vírgenes.
Levántate, hija Mía, levántate y póstrate ante tu Señor en la EUCARISTÍA.
Pepe C:– ¡Oh Dios mío que estáis en las alturas, venid, que Os necesito!
Rosa escogida por el Amor del Padre, decidLe a mi Señor, que venga, que tengo necesidad de Él.
(Aparece el Señor y continúa el vidente)
¡Dios mío, Dios mío, he aquí a tu siervo, Señor! Soy poquita cosa, Tu José de la Flagelación... aquí me tienes Señor... ¿porqué has tardado... porqué has tardado Señor
Mi alma es consolada con María, pero necesitaba vuestro dolor y vuestra r:– La tierra es tu cruz. Tómala con amor y así tendrás los sufrimientos, la alegría y la "crucificación" en la tierra.
Por una calumnia, por una bofetada que recibas, si la recibes con amor, pones un poco de óleo en este Corazón dolorido por los hombres.
Si te ofende un hermano, abre tu corazón y estréchale en tu pecho.
Si te da una bofetada, coge esa mano y bésala... pero bésala con energía y di: hermano mío, gracias por este don que me concedes de un dolor más, quitando la carga a mi Señor Jesucristo.
Humíllate, cierra los ojos, abre la boca para alabar los nombres de tus hermanos y el Mío
Abre ese corazón que te he dado y comparte lo que recibes de Mi amor, porque lo que Yo doy, es PAZ, AMOR Y ALEGRIA.
Amaos, no tener odios ni rencores, porque ahí no estoy Yo... ni Mi Madre tampoco.
Perdonaos unos a otros y daos ese aliento, esa mano que ayuda, porque pronto, muy pronto reuniré Mi Rebaño, porque los tiempos se avecinan muy deprisa y la SILLA DE PEDRO QUEDARA PRONTO VACIA.
Pepe C:– ¡Oh Altísimo Jesucristo! pon grillos en la Silla de Pedro, al cuerpo del que conduce la Barca de Pedro, Juan Pablo IIº... pon grillos en sus piernas, en sus brazos y en su cuerpo, que nadie pueda abrirlos Señor, para que esa SILLA NO SEA NUNCA VACIA.
Señor:– Está dicho y se ha de cumplir. Presta está la hora.
Gran derramamiento habrá en el VATICANO y al final la LUZ celestial brillará en la Basílica de San Pedro.

Pepe C: – Llaga divina de Mi Redentor, traspasa mi corazón. ¡Dios mío, Dios mío!... ¡qué pena me da el mundo! ¡qué tristeza hay en él!
Hermanos míos, nuestro Padre Jesús nos da un abrazo de amor en esta bendición que nos da en el Nombre del Padre en el Suyo propio y en el del Espíritu Santo.
(A continuación bendice el Señor los objetos religiosos que el vidente tiene en sus manos y continúa Pepe C. dirigiéndose a Santa Teresa de Jesús)
Madre Teresa de Jesús, que estás en los cielos, mis ojos no te ven. Dadme, Madre Teresa, el látigo con que tú te azotabas, para castigar mi cuerpo, que lo desprecio día y noche.
Quiero mi cuerpo limpio para mi Señor... está sucio.
¿Con qué lo hago Señor?
Señor:– Con unas ramas de un rosal.
Pepe C:– Gloria a Ti, mi amado Señor, digno de ser amado, sólo Tú, Altísimo Jesucristo que haces que mi corazón brinque de alegría mientras mi cuerpo llora.
Si, Señor... bendigo la tierra que es mi Cruz.
Piedras que en la tierra estáis, amad a nuestro Señor Jesucristo.
Aves que voláis a las alturas, llevadLe flores a María.
Necesito el agua para lavar el Cuerpo de Mi Señor y limpiar Sus llagas.
¡Dios mío, Dios mío, Os amo con toda mi alma! Sácame del mundo. Dichoso Tú, Señor, Hijo del Padre.
Elevo mis súplicas al Todopoderoso... ¡Dios mío, Señor!
adeste fideles likes this.
Yugo
BEBERÁ EL CÁLIZ DE LA CÓLERA DE DIOS