Mauricio3691
¡Bendito sea Dios! Todavía quedan intelectuales con claridad diáfana.