Clicks18

Aucas & Tainos, América Amazonica y sus "gustos"

Bottega
1
Se le llama antropofagia al consumo de seres humanos por sus congéneres. El término canibal proviene de la deformación de la palabra caribe, caniba, o “caríbal” del idioma taíno, quienes capturaban …More
Se le llama antropofagia al consumo de seres humanos por sus congéneres. El término canibal proviene de la deformación de la palabra caribe, caniba, o “caríbal” del idioma taíno, quienes capturaban a los niños, los castraban y criaban para comérselos. Una de las sociedades que más desarrollaron esta práctica fue la de los guaraníes, en el sur del continente hasta Brasil, en el norte los caribes hasta el ecuador, los nativos amazónicos, y, en Norteamérica, los anasazi y otros. Hernán Cortés en sus cartas al emperador Carlos V, relata como los aztecas solían llevar sal a las batallas para conservar a los enemigos muertos y compartirlos con sus amigos, también “los abren vivos por los pechos y les sacan el corazón y las entrañas y queman las dichas entrañas y corazones delante de los ídolos ofreciéndoles en sacrificio aquel humo". En Ecuador y Colombia en el Valle del Chota, la región amazónica y algunos sectores de la costa, la práctica era aprisionar enemigos de guerra, cebarlos, matarlos y dorar sus cuerpos al fuego, como si se tratase de cuyes. Al cuerpo se le serviría en un banquete grupal como ofrenda a los dioses, con el fin de obtener una buena cosecha o generosas lluvias. Los Huaorani o Aucas, cuya herencia cultural subsiste en sus tradiciones, en 1956, capturaron cinco misioneros liderados por Jim Elliot, hecho que inspiró la película, "Holocausto Caníbal" del italiano Deodato, en 1980, aunque las prácticas caníbales tenían lugar únicamente como ritual religioso o bélico. Los quillacingas Andinos según los españoles, se comían los unos a los otros y se alimentaban de los españoles como parte de sus rituales bélicos (Según el historiador Ramírez, en su estudio de 1996). Los quitus, realizaban procesos de reducción de cabezas y también se alimentaron de sus enemigos, practicaban estas tribus amazónicas el infanticidio y el secuestro de mujeres y era común ver como un padre comía la carne de su hijo que había nacido esclavo o preso de guerra. (MORENO, 2008). También, era común entre las etnias amazónicas que se llevasen a cabo sacrificios humanos con el objetivo de idolatrar dioses. Los cuerpos eran curados, crucificados y ubicados a las afueras de los templos.
perceo3 likes this.