Clicks5
alfre1240

¡Camino de esperanza en tiempos de confinamiento!

“Llamados a la confianza ilimitada

¡El Señor es nuestro socorro!

Última semana de Cuaresma antes de la Gran Semana donde seguiremos a Jesús paso a paso. Una vez más en el Evangelio de hoy, Jesús se presenta como el Salvador. No vino a condenar sino a salvar a la humanidad. Esta es nuestra esperanza. Al contemplar a Jesús ejerciendo su poder de hacer gracia, estamos llamados a una confianza ilimitada. En dos ocasiones, Jesús escribe no sobre un código moral que encierra, sino sobre un diseño que se abre hacia un futuro mejor.

En nuestra situación de encierro, los unos con los otros, en familia, en comunidad o solo, ¡grande puede ser la tentación de tratar de encerrar, de condenar a quienes alrededor de mí, no actúen como desearía! Frente a esta página del Evangelio, por lo tanto, estoy invitado a verificar mi comportamiento fraternal.

Si tengo la tentación de juzgar … de “tirar la piedra” … volvamos sobre nosotros mismos.

Reconociéndome como un pecador ante el Señor, me convertiré en el beneficiario de su misericordia. “Ve y ahora no peques más

“¡No deseas la muerte del pecador, quieres que renuncie a sus caminos y que viva!” Ez. 33,11


Canónigo Denis METZINGER

30 de marzo de 2020.