Clicks16
jamacor

"La Virgen del Olvido, Triunfo y Misericordias". III

"La Virgen del Olvido, Triunfo y Misericordias". III

José Luis Aberasturi, el 20.02.20 a las 6:08 PM

Desde el primer sábado de enero, en el que hemos empezado a honrar ya TODOS los SÁBADOS a nuestra Santísima Madre, “Virgen del Olvido, Triunfo y Misericordias” -como quiso ser invocada y venerada en y desde Madrid para provecho de todos los que se acercasen con Fe a sus pies virginales y maternales-, ha habido un flujo constante de gentes que han ido acudiendo a Ella. Y no creo que, como prometió Ella misma a sor Patrocinio, se hayan ido de vacío.

Las tardes de los sábados, desde las cinco, cuando se Expone el Santísimo Sacramento, hasta las ocho de la noche con la Santa Misa -antes se reza el Santo Rosario-, son un remanso de paz, de piedad, de devoción, de oración y de Sacramentos. Una isla de espiritualidad -no es la única en Madrid, gracias a Dios-, donde se viene a estar con Él y con Ella: cada uno según sus personales necesidades, ansias, cargas y fervores.

Y está cuajando. El pasado sábado, en el que ofrecimos la Santa Misa por el padre de la Reverenda Madre Abadesa del convento de Concepcionistas Franciscanas -había fallecido unas semanas antes-, la iglesia, que no es pequeña, estaba LLENA. Y no es una iglesia parroquial, con un “público” asignado y próximo. Para nada. Por eso se acercan gentes de todo Madrid, y de sus alrededores. Es un público, más que “cautivo", “cautivado” por Ella misma y sus maternales promesas.

Todos los que tengan necesidad del Señor y de la Virgen María, tanto si lo sienten así como si desconocen esa necesidad pero, quizá, “les gustaría tenerla"; o, al menos, casi les gustaría probar si todo “eso” es verdad, ahí está la iglesia abierta para todo el que quiere entrar.

El mismo Cristo nos invita: Venid a Mí todos los que estáis cansados y agobiados que Yo os aliviaré. Y su Madre, la “Virgen del Olvido, Triunfo y Misericordias” nos reclama que vayamos… Entonces, ¿para qué resistirnos?

¿Y si es todo Verdad? ¿Acaso no tenemos ninguna necesidad del calor y de la cercanía de Dios? ¿Podemos vivir toda la vida sin Dios; o “como si Dios no existiese"? ¿Qué sacamos con esa postura tan desatinada? ¿Ya no albergamos ninguna esperanza de nada que no sea comer, beber, dormir y morir como animales? ¿Acaso somos animales?

Iba a decir que “te esperamos", pero no: yo no soy nadie para decirte que te espero; aunque claro que estaré, Dios mediante. Es Dios mismo quien te espera. Es la Virgen María quien te espera. Y no vas a estar solo, por supuesto.

¡Mira que si Cristo solo espera de ti simple y sencillamente que te acerques, para demostrarte que está Él allí, esperándote con todo su cariño…!

Por cierto, este sábado, 22 de febrero y de cara a la Cuaresma que empieza el próximo miércoles, “miércoles de ceniza", vamos a dar comienzo unas “meditaciones de Cuaresma", que durarán hasta la Semana Santa.

El horario va a variar un poco, y quedará así:

17,00: Exposición solemne del Santísimo Sacramento.

18,45: Santo Rosario.

19,15: Meditación.

19,45: Reserva del Santísimo Sacramento.

20,00: Santa Misa. Canto de la Salve de la Virgen del Olvido.

A lo largo de la tarde habrá posibilidad de confesar o de hablar con el sacerdote oficiante.

Rezo por todos: por los que vengáis y por los que no. En manos de la Santísima Virgen os pongo a todos.

Categorías : Sin categorías