Clicks216
Irapuato
1
Día 4 "El Corazón Divino de la Madre de Dios" 💖 𝓓𝓲́𝓪 4 𝕸𝖆𝖞𝖔 𝕸𝖊𝖘 𝖉𝖊 𝕸𝖆𝖗𝖎́𝖆 💖 ¡ 𝕰𝖑 𝕮𝖔𝖗𝖆𝖟𝖔́𝖓 𝕯𝖎𝖛𝖎𝖓𝖔 𝖉𝖊 𝖑𝖆 𝕸𝖆𝖉𝖗𝖊 𝖉𝖊 𝕯𝖎𝖔𝖘 ! 💖 Es este Corazón bendito una fuente inagotable de dones, de favores y de …More
Día 4 "El Corazón Divino de la Madre de Dios" 💖
𝓓𝓲́𝓪 4 𝕸𝖆𝖞𝖔 𝕸𝖊𝖘 𝖉𝖊 𝕸𝖆𝖗𝖎́𝖆 💖 ¡ 𝕰𝖑 𝕮𝖔𝖗𝖆𝖟𝖔́𝖓 𝕯𝖎𝖛𝖎𝖓𝖔 𝖉𝖊 𝖑𝖆 𝕸𝖆𝖉𝖗𝖊 𝖉𝖊 𝕯𝖎𝖔𝖘 ! 💖 Es este Corazón bendito una fuente inagotable de dones, de favores y de bendiciones para todos los que aman verdaderamente a esta Madre del amor y que honran con afecto su amabilísimo Corazón: "Yo amo a los que me aman" Para este Corazón real y maternal de nuestra gran Reina y de nuestra buenísima Madre es para quien tenemos infinitas obligaciones. Es, en fin, este Corazón quien ha amado y glorificado a Dios más que todos los corazones de los hombres y de los ángeles; por lo cual nunca se sabrá honrar como lo merece. ¡Qué honor merecen tantas cosas grandes y admirables! ¡Qué honor merece el Corazón, es decir, la parte más noble del alma santa de la Madre de Dios! ¡Qué alabanzas merecen todas las facultades de este divino Corazón de la Madre Virgen, es decir, su memoria, su entendimiento, su voluntad, la parte más íntima de su espíritu, que nunca ha tenido otro uso más que para Dios, y por el impulso del Espíritu Santo! ¡Qué respeto se debe a su santa memoria que nunca se ha ocupado más que de los favores indecibles que había recibido de la divina liberalidad, y de las gracias que ella derrama incesantemente sobre todas las criaturas, para agradecérselas continuamente! ¡Qué veneración a su entendimiento que estaba siempre empleado en considerar y meditar los misterios de Dios y sus divinas perfecciones, a fin de honrarlas e imitarlas! ¡Qué veneración a su voluntad, que estaba perpetuamente absorta en el amor de su Dios! ¡Qué honor merece la parte suprema de su espíritu, que noche y día estaba aplicada en contemplar y glorificar a -su divina Majestad de una manera tan excelente! En fin, de qué alabanzas es digno este Corazón maravilloso de la Madre del Salvador, que nunca tuvo en sí nada que haya sido desagradable por poco que sea; que está tan repleto de luz y tan lleno de gracia; que posee a perfección todas las virtudes, todos los dones, todos los frutos del Espíritu Santo y todas las bienaventuranzas evangélicas, como lo veremos en otra parte. ¡Y que está adornado de tantas otras excelencias! ¿No confesarás, querido lector, que, aun cuando el cielo y la tierra y todo el universo se ocupasen eternamente y con todas sus fuerzas en celebrar las alabanzas de este Corazón admirable, y en dar gracias a Dios por haberle colmado de tantas maravillas, no podrían hacerlo nunca de un modo digno? El Corazón Divino de la Madre de Dios Si deseas saber cómo es el Corazón divino de la sacratísima Madre de Dios, dos cosas son necesarias. La primera es que recuerdes lo que se ha dicho, que hay tres corazones en nuestro Señor Jesucristo, los cuales, sin embargo, no son más que un solo Corazón: su Corazón corporal, que es la porción más noble de su sagrado cuerpo; su corazón espiritual, que es la parte superior de su santa alma, y su corazón divino que es el Espíritu Santo, el cual es el Corazón de su Corazón. Esto supuesto puedo deciros primeramente, que el corazón corporal de Jesús es el Corazón de María, porque siendo la carne de Jesús la carne de María, según San Agustín, se sigue necesariamente que el corazón corporal de Jesús es el Corazón de María. El Corazón Admirable de la Madre de Dios, San Juan Eudes. 𝕻𝖗𝖆́𝖈𝖙𝖎𝖈𝖆 𝖉𝖊 𝕬𝖒𝖔𝖗 𝖆 𝕸𝖆𝖗𝖎́𝖆 💖 Celebrar, hacer celebrar y participar en la santa Misa en honor de la Santísima Virgen. La Santísima Virgen reveló a un alma piadosa que le es muy agradable este ofrecimiento de la Misa, así como rezar el Padrenuestro, el Ave María o el Gloria a la Santísima Trinidad en agradecimiento por las gracias concedidas a María. Ya que no puede la Virgen agradecer por completo al Señor por todos los privilegios que le ha concedido, goza mucho con que sus hijos se le asocien en esta gratitud. Las Glorias de María. 𝕵𝖆𝖈𝖚𝖑𝖆𝖙𝖔𝖗𝖎𝖆: 💕 Yo soy la Madre del noble amor, del casto y santo temor, del piadoso alivio y del suavísimo consuelo. Por lo cual, al oír mi nombre, regocíjate de todo corazón. B. Tomás de Kempis
Irapuato
perceo3 liz hurtado Adelita