Clicks15

Despierta...

El caballo de Troya del CVII, está minando a gran escala, la esencia misma de la santa misa, su culto y quien debe realizar el culto. Los sacramentos que tenemos (7), donde el mas preciado es el de …More
El caballo de Troya del CVII, está minando a gran escala, la esencia misma de la santa misa, su culto y quien debe realizar el culto.

Los sacramentos que tenemos (7), donde el mas preciado es el de la eucaristía, esta siendo manchado por la mano del hombre que por invención de puestos, de ministerios, inventan títulos para que el hombre se sienta útil, haciéndolo creer que debe de adorar a Dios mas cercanamente introduciendo a:

Ministros extraordinarios, diaconado permanente, viri provati, mas lo que vaya saliendo próximamente.

Con la escusa de "SÓLO EN CASO NECESARIO" o en caso excepcional, poco a poco lo excepcional se ha convertido en ley y ya se hace normalmente.

El sacramento del orden sacerdotal consiste en la consagración al ministerio del servicio a la Iglesia y a Dios. Esto le exige dedicación plena y libre disposición a Dios.

El sacramento de la orden concede la autoridad para ejercer funciones y ministerios eclesiásticos que se refieren al culto de Dios y a la salvación de las almas. Está dividido en tres grados:

El Episcopado: Confiere la plenitud de la orden y torna el candidato legítimo sucesor de los apóstoles y le son confiados los oficios de enseñar, santificar y regir.

El Presbiterado: Configura el candidato al Cristo sacerdote y buen pastor. Es capaz de actuar en nombre de Cristo cabeza y administrar el culto divino.

El Diaconado: Confiere al candidato la orden para el servicio en la Iglesia, a través del culto divino, de la predicación, de la orientación y sobre todo, de la caridad.

Obispos, presbíteros(sacerdotes) y ministros(diáconos temporales).

El diaconado, el presbiterado y el episcopado son grados sacramentales del Orden. No son tres sacramentos distintos, sino que los tres constituyen un único sacramento, el del Orden sacerdotal.

1539 "El pueblo elegido fue constituido por Dios como "un reino de sacerdotes y una nación consagrada" (CIC).

Reino de sacerdotes, gente santa a través de sacramentos santos, no modificados, donde el diaconado es temporal, porque es un paso al sacerdocio, ya que los falsos Diaconados permanentes, que no tienen fecha de caducidad, junto con los ministros extraordinarios, son los soldados dentro del caballo de Troya que desestabiliza la divinidad del sacramento del orden sacerdotal.

Ya basta de introducir invenciones sin que se discierna el bien de la iglesia y su contaminación por la introducción del elemento humano no consagrado o mal consagrado.

Todo es un orden, lleva una jerarquía divina y así debe establecerse sin que en hombre con su actuar se crea divino mediante la imposición de la masonería eclesiástica por poner instrumentos, donde el centro sea el hombre y no Dios como paso de la misa tradicional(tridentina) a la novus oro(misa actual, modernista).

Por falta de sacerdotes y para abarcar bien a los feligreses, sin importar el culto sano, se llena de hombres y mujeres en su mayoría buenas gentes, donde lo les interesa pisotear lo sagrado, el altar, los vasos sagrados, el suelo santo de la santa misa.

Jesús en la última cena NO puso a personas externas a dar la comunión...

Por eso, deduce que “la ordenación de hombres casados, incluso si fueran diáconos permanentes, no es una excepción, sino una violación, una herida en la coherencia del sacerdocio”.(Cardenal Robert Sarah)
Por eso, deduce que “la ordenación de hombres casados, incluso si fueran diáconos permanentes, no es una excepción, sino una violación, una herida en la coherencia del sacerdocio”......Cardenal Robert Sarah