Clicks282
es.news

Sínodo sobre la sinodalidad: La madre de todas las confusiones

El Vaticano se ha preparado para el Sínodo de la Sinodalidad “escuchando a todo el mundo”, especialmente a los “que están en las periferias existenciales”, dijo el 11 de setiembre en el sitio web LaVie.fr el cardenal Mario Grech, secretario general del Sínodo de los Obispos.

En realidad, el Vaticano está desesperado por estar con la corriente principal, no con las “periferias”.

Grech tiene un concepto nihilista del Sínodo: “No necesitamos ponernos de acuerdo en las palabras, sólo necesitamos reunirnos”. El Sínodo no va a “confrontar opiniones y puntos de vista”, explica Grech, sino que es un “diálogo” para compartir “lo que sentimos” que dice el Espíritu Santo en nosotros.

Preguntado sobre si los católicos están preparados para un Sínodo después de las desavenencias que Francisco provocó con Traditionis Custodes y Amoris Laetitia, Grech saca la varita mágica: “¡Realmente creo que la sinodalidad es ‘la’ respuesta a todas las dificultades que acabas de destacar!”.

Insiste en que “todos hemos recibido el poder del Espíritu Santo para hablar”, pero “los obispos” son [= deberían ser] los “auténticos guardianes”, “intérpretes” y “testigos de la fe”.

Después de tanta verborrea, Grech prevé un mal final: “Si no creemos que el Espíritu Santo soplará, entonces el sínodo será un fracaso”.

Imagen: Mario Grech, © wikicommons, CC BY-SA, #newsCovltmpizs