Clicks17
jamacor

El pobre pontífice ha sido traicionado nuevamente...

sábado, 26 de septiembre de 2020

por Marco Tosatti
Veo que en los periódicos - o al menos en algunos de ellos - se intenta construir una narración que pretende hacernos creer que pobre Pontífice reinante que intenta sanear las finanzas del Vaticano y sus alrededores, y que lamentablemente es traicionado... sería muy hermoso y edificante, si fuera cierto; pero en realidad no es así; e incluso en los periódicos que suelen estar bien informados y ciertamente no son los principales, encontramos reconstrucciones y relatos que son el resultado de rencores personales que nunca están latentes, pero que sin embargo dan una impresión engañosa. Para aquellos que siguen los eventos del Vaticano con cuidado y desapasionadamente, algunos elementos emergen.

Es cierto que el Papa Bergoglio trató, al principio de su pontificado, de arrojar luz sobre las oscuridades del dinero del Vaticano. Firmó un Motu Proprio, con el que confió todos los asuntos financieros a un solo organismo, la Secretaría de Economía, y puso al Cardenal George Pell a la cabeza del mismo, dándole todo el poder para operar. Pell, como buen jugador de rugby australiano, se lanzó de cabeza a la aventura, evidentemente encontrando todas las dificultades y objeciones de quienes no quisieron ceder sus poderes, y su dinero: la Secretaría de Estado, con la Sección Económica, la administración del Patrimonio de la Sede Apostólica (Apsa), el IOR, Propaganda Fide con su presupuesto independiente. ¿Y qué hizo el Pontífice? En conversaciones con Pell le decía: “No mires a nadie a la cara, adelante”. E inmediatamente después firmaba un rescripto con el cual satisfacía a sus oponentes, y le quitaba una parte de su poder. Pell estaba amargado, y quizás todavía lo está, por esta interminable serie de pequeñas traiciones perpetradas por su Superior. Y la pequeña jungla del Vaticano ha permanecido como lo que era, una jungla. Esa fue la oportunidad de limpiar; pero falló, y por la única y exclusiva responsabilidad del Pontífice.
Segundo elemento. Como Becciu ha declarado en el pasado, era responsable ante sus superiores. Pero, para el sustituto de la Secretaría de Estado el superior real es el Papa. El Secretario de Estado generalmente ve al Papa con mucha menos frecuencia que al Sustituto. Por lo que sabemos, durante los años pasados, cuando no existían sospechas, el Papa usó ampliamente a Becciu para trabajos de todo tipo. Becciu aspiraba a la púrpura. El Pontífice no quería dársela sino que quería enviarlo de arzobispo a Cagliari. Finalmente Becciu consiguió la púrpura, y la Congregación para las Causas de los Santos.
Pero creo que además de esto hay otras consideraciones que deben hacerse. La primera es psicológica y de comportamiento. Este Pontífice, cuyos repentinos y muy fuertes cambios de humor, incluso con connotaciones verbales muy fuertes, no son un secreto para nadie en el Vaticano, tiene ahora una pequeña lista de decapitaciones en su haber, pequeñas y grandes, que rompen records. Queremos recordar a los funcionarios de la Congregación para la Doctrina de la Fe echados sin razón, al Gran Maestre de la Orden de Malta, Matthew Festing, al general Domenico Giani, y a otros [agrego: el cardenal Burke, Mons. Carlo Viganò, Mons. Georg Gänswein y el P. Ángel Vallejo Balda], y ahora al muy fiel Becciu.
"Traicionado", dice la narración de algunos periódicos. ¿Me están tomando el pelo? En este Pontificado se sabe que dentro del Vaticano cada palabra puede ser repetida, y causar problemas; en el cual los teléfonos - y el correo electrónico - están bajo control; en el cual los cardenales vienen con sus memorias flash para conectarse a Internet pasando por alto el circuito del Vaticano; y alguien nos quiere hacer creer que el Número Uno, que aún estando en Buenos Aires y que tiene oídos en todas partes, no conocía a ese cardenal. ¿Becciu tenía una pasión, quizás inocente y exitosa, por los negocios y la empresa? Más bien, una vez más vemos que cuando uno de sus hombres de confianza (McCarrick es el mejor ejemplo) está involucrado, con razón o sin ella, en escándalos que son o corren el riesgo de hacerse públicos, la reacción es inmediata y de vanguardia. Incluso contra cualquier hipótesis de justicia mínima.
Fuente: marcotosatti.com/…a-narrazione-del-papa-tradito/
caminante-wanderer.blogspot.com/…ifice-ha-sido-traicionado.html