Clicks37

Trompetas advertencias de Dios

Bottega
2
Las trompetas representan las advertencias de Dios a los incrédulos. Las siete trompetas son la respuesta de Dios al clamor de su pueblo. El humo de los perfumes subió, con las oraciones de los …More
Las trompetas representan las advertencias de Dios a los incrédulos. Las siete trompetas son la respuesta de Dios al clamor de su pueblo. El humo de los perfumes subió, con las oraciones de los santos, de la mano del ángel a la presencia de Dios. Tomó el ángel el incensario, y lo llenó del fuego del altar, y lo arrojó sobre la tierra; y hubo truenos, voces, relámpagos y terremotos." El anuncio de la intervención de Dios en la Historia. Los siete ángeles que tenían las siete trompetas se dispusieron a tocarlas. Apo 8:6 Todo esto representa el mal actuar de nuestro pecado 1) Tocó el primero la trompeta, y hubo granizo y fuego mezclado con sangre, que fue arrojado sobre la tierra; y quedó abrasada la tercera parte de la tierra, y quedó abrasada la tercera parte de los árboles, y toda hierba verde quedó abrasada." Apo 8:7 Consecuencia de nuestro pecado sobre la creación. 2) El segundo ángel tocó la trompeta, y fue arrojada en el mar como una gran montaña ardiendo en llamas, y convirtióse en sangre la tercera parte del mar, y murió la tercera parte de las criaturas que hay en el mar de las que tienen vida, y la tercera parte de las naves fue destruida. Apo 8:8, 9 Caos que surge del imperio del mal en la tierra 3) Tocó la trompeta el tercer ángel, y cayó del cielo un astro grande, ardiendo como una tea, y cayó en la tercera parte de los ríos y en las fuentes de las aguas. El nombre de ese astro es Ajenjo. Convirtióse en ajenjo la tercera parte de las aguas, y muchos de los hombres murieron por las aguas, que se habían vuelto amargas. Apo 8:10, 13 4) Tocó el cuarto ángel la trompeta, y fue herida la tercera parte del sol, y la tercera parte de la luna, y la tercera parte de las estrellas, de suerte que se oscureció la tercera parte de las mismas, y el día perdió una tercera parte de su brillo, y asimismo la noche. Apo 8:12,13 Estos astros son los Idolos. 5) El quinto ángel sonó la trompeta, y vi una estrella que caía del cielo sobre la tierra y le fue dada la llave del pozo del abismo;" y abrió el pozo del abismo, y subió del pozo humo, como el humo de un gran horno, y se oscureció el sol y el aire a causa del humo del pozo. Del humo surgen langostas que tenían colas semejantes a los escorpiones, y aguijones, y en sus colas (traseros) residía su poder. El primer ¡ay! Apo 9:1,12 Es el pecado, representan la invasión sexual. La confusión que llega a las almas como un humo. Todo es apariencia, el ángel caído con la llave del abismo. 6) El sexto ángel sonó la trompeta, y oí una voz que salía de los cuatro ángulos del altar de oro, que está en la presencia de Dios, que decía al sexto ángel que tenía la trompeta: Suelta los cuatro ángeles que están ligados sobre el gran río Eufrates. Apo 9:13,14 7) El séptimo ángel tocó la trompeta, y oyéronse en el cielo grandes voces, que decían: Ya llegó el reino de nuestro Dios y de su Cristo sobre el mundo y reinará por los siglos de los siglos. Apo 11:15 El segundo ¡Ay! Hubo una batalla en el cielo: Miguel y sus ángeles peleaban con el Dragón, y peleó el Dragón y sus ángeles, y no pudieron triunfar ni fue hallado su lugar en el cielo. Fue arrojado el Dragón grande, la antigua serpiente, llamada diablo y Satanás, que extravía a toda la redondez de la tierra, y fue precipitado en la tierra, y sus ángeles fueron con él precipitados. Oí una gran voz en el cielo que decía: Ahora llega la salvación, el poder, el reino de nuestro Dios y la autoridad de su Cristo, porque fue precipitado el acusador de nuestros hermanos, el que los acusaba delante de nuestro Dios de día y de noche. Apo 12:7,10 ¡El tercer Ay! lo marca la caída de la gran ciudad. Tercer ¡Ay! ¡Ay de la tierra y de la mar! porque descendió el diablo a vosotras animado de gran furor por cuanto sabe que le queda poco tiempo. ¡Ay, ay de la ciudad grande. ¡Ay, ay de la ciudad grande, que se vestía de lino, púrpura y grana, y se adornaba de oro, piedras preciosas y perlas, porque en una hora quedó devastada tanta riqueza!¡Ay, ay de la ciudad grande, en la cual se enriquecieron todos cuantos tenían navíos en el mar, a causa de su suntuosidad, porque en una hora quedó devastada! Apo 18:10, 19
malemp
Muy buenos sus videos hermano Dios le bendiga
Bottega
Dios le pague¡¡¡