Clicks568
es.news
4

Cardenal alemán: Iglesia alemana no es solamente cismática, sino también hereje

En la “Iglesia católica” de Alemania no sólo hay un cisma, sino también una herejía, es decir, una disidencia a nivel doctrinal, dijo el 4 de abril el cardenal Walter Brandmüller en el sitio web IlMessaggero.it.

Señaló que la “Iglesia católica” alemana lleva mucho tiempo pidiendo mujeres sacerdotes, la Comunión para los divorciados vueltos que se han vuelto a casar, la aceptación de la homosexualidad y la bendición de las parejas homosexuales".

“Se trata de un deslizamiento sobre las posiciones protestantes, tal vez quieren una Iglesia unida con los protestantes”, dijo Brandmüller, un converso del protestantismo.

Sabe que muy poca gente se unirá al cisma alemán, porque la mayoría de los “católicos” alemanes son profundamente indiferentes, están secularizados y a punto de abandonar toda religión.

La condena generalizada de Brandmüller a “los protestantes” es algo injusta, ya que hay muchos grupos protestantes a los que les va mucho mejor que a la decadente Iglesia del Novus Ordo.

#newsTegowugwak

jamacor
Edelmira De l Palomino
El Camino es JESÚS :
YO SOY EL CAMINO LA VERDAD Y LA VIDA NADIE VA AL PADRE SINO ES POR MÍ.
joao luis
BORRANDO TODO DE LA MEMORIA DE LA GENTE Y DE LA HISTORIA.
kaoshispano1
"El fin último de la revolución mundial, no es el socialismo, ni siquiera el comunismo, no es un cambio en el sistema económico actual, no es la destrucción en un sentido material, la revolución deseada por los jefes es moral y espiritual es una anarquía de ideas en la que todas las bases instauradas desde hace diecinueve siglos serán derribadas, todas las tradiciones respetadas pisoteadas, y …More
"El fin último de la revolución mundial, no es el socialismo, ni siquiera el comunismo, no es un cambio en el sistema económico actual, no es la destrucción en un sentido material, la revolución deseada por los jefes es moral y espiritual es una anarquía de ideas en la que todas las bases instauradas desde hace diecinueve siglos serán derribadas, todas las tradiciones respetadas pisoteadas, y por encima todo, la idea cristiana finalmente anulada".

N.H, Webster