Gloria.tv And Coronavirus: Huge Amount Of Traffic, Standstill in Donations
Clicks7
alfre1240

Como el de María, nuestro acto de fe debe ser libre y personal

Hagamos conocer y amar a María


El 6 de diciembre de 2019, ante el papa Francisco y los miembros de la Curia Romana, el padre Raniero Cantalamessa, predicador de la Casa Pontificia, dedicó su homilía a la figura de la Virgen María en la Anunciación, la Visitación y la Navidad.

En su primera meditación, evocó en particular la "soledad" de María: "La verdadera fe nunca es un privilegio o un honor, siempre es una cierta forma de muerte... Solo en el nivel humano, María se encuentra en una total soledad ¿A quién puede explicarle lo que le pasó? Este es el ‘riesgo de la fe’".

"El acto de fe de María es un acto absolutamente personal y único —continúa el padre Cantalamessa—, es el acto de confiar en Dios y de confiar en Él por completo”. Y en esa misma línea, "una fe simplemente objetiva y dogmática no es suficiente si no conduce a la intimidad, al contacto personal de de tú a mí con Dios".

Según el predicador, "puede suceder fácilmente que un cristiano llegue al final de su vida sin haber realizado un acto de fe libre y personal, el único que justifica el nombre de ‘creyente’. Se debe, por tanto, creer de manera personal, pero dentro de la Iglesia; creer en la Iglesia, pero de manera personal”.


Adaptado de: Zenit
6 de diciembre de 2019