Clicks13
jamacor
1

De la Amazonía hablaremos mañana. Hoy vuelta con Sorondo

De la Amazonía hablaremos mañana. Hoy vuelta con Sorondo

Jorge, el 12.02.20 a las 10:14 AM

Muchas veces intentar arreglar las cosas no hace más que ponerlas peor. Cuentan que, en una ocasión, retransmitiendo un concierto, el locutor anunció: “en este momento salen los músicos con su instrumento en la mano”. Silencio y aclaración: “nos referimos a los instrumentos de tocar, naturalmente”. Pues eso, que mejor dejarlo como está.

Lo de la misa de Sorondo dando la comunión al presidente de Argentina y compañera fue una solemne metedura de pata que se hubieran evitado con un simple gesto de la diplomacia vaticana advirtiendo que no se veía conveniente que se aproximaran a recibir la eucaristía. El caso es que la cosa saltó a los medios y no había forma de negar la metedura de pata.

Las cosas en las redes aparecen y desaparecen a toda velocidad. Son pura gaseosa que sube con toda fuerza y queda sin gas al momento. A la semana, y más esperando hoy la exhortación amazónica, lo de Sorondo está más que olvidado excepto en alguna página especialmente recalcitrante.

El problema es que Sorondo ha querido arreglarlo, y lo ha puesto peor. Lo ha intentado aclarar diciendo que, claro, que no están excomulgados, y que si no están excomulgados no se les puede negar la comunión. A un servidor se le ocurren matices.

Por ejemplo, que quizá sí podrían estar excomulgados, al menos él, habida cuenta su posición ante el aborto. Su proyecto de despenalizar el aborto claramente favorecerá este delito. Luego…

Y eso de que si no están excomulgados no se les puede negar la comunión pues no cuela. El código de derecho canónico, canon 915, dice literalmente: “No deben ser admitidos a la sagrada comunión los excomulgados y los que están en entredicho después de la imposición o declaración de la pena, y los que obstinadamente persistan en un manifiesto pecado grave”.

Según la doctrina de la Iglesia, vivir maritalmente señor y señora sin matrimonio canónico, es pecado grave. Y en el caso de estos dos es manifiesto. Es decir, que nos encontramos con señor y señora viviendo juntos, cada uno de ellos con varias parejas a la espalda, y esto lo sabe todo el mundo. Podría entenderse lo de la comunión si lo de vivir juntos maritalmente fuera algo desconocido y se quisiera evitar el escándalo. Pues no. Público y notorio.

No tiene arreglo. Y el supuesto remedio es peor que la enfermedad, porque decir que a los no excomulgados no se les puede negar la comunión, y en la práctica dársela, es tanto como decir que viva la gente como vida, sea su vida como sea, pueden acudir a recibir la eucaristía que aquí no pasa nada, y es decir, además, que ni se nos ocurra a lo demás negarla.

Hubo metedura de pata y gorda. Vale. Pidan disculpas y digan que fue un error y aquí no pasa nada. Pero no intenten arreglarlo porque día tras día lo ponen peor.

Categorías : Sin categorías
DEFENSA DE LA FE likes this.