Join Gloria’s Christmas Campaign. Donate now!
Clicks24

San Judas Tadeo y san Bartolomé. Mártires de la Idolatría

Bottega
1
La carta de San Judas es el último libro antes del apocalipsis, son dos hojas llenas de sabiduría. Sanó al rey Abgar de la lepra, muchos se convirtieron y el mismo rey con ellos. San Judas Tadeo y …More
La carta de San Judas es el último libro antes del apocalipsis, son dos hojas llenas de sabiduría. Sanó al rey Abgar de la lepra, muchos se convirtieron y el mismo rey con ellos. San Judas Tadeo y San Simón fueron presos y llevados al templo del sol. Allí, se negaron a renunciar a Jesucristo y a presentar culto a la diosa Diana. “Porque ya sabéis que estos ídolos que adoráis son falsos, de ellos saldrán los demonios y se quebrarán”. En el mismo instante, dos horribles demonios destruyeron todo el templo y desaparecieron. Indignado, el pueblo, incitado por los sacerdotes paganos, se arrojó con furia contra los apóstoles. San Judas Tadeo, es representando con un libro, que simboliza la palabra de Dios que él anunció, y un hacha, que fue el instrumento utilizado en su martirio. Sus reliquias actualmente son veneradas en la Basílica de San Pedro, en Roma. Su fiesta litúrgica es celebrada el 28 de octubre, fecha de su martirio ocurrida en el año 70. “Reprended a los que todavía vacilan… mostradles misericordia con cautela, odiando incluso la túnica manchada por su carne”. Jud 1:22,23 Bartolomé, también llamado Natanael, fue uno de los Apóstoles de Jesús. Bartolomé imprecó al demonio que habitaba en una estatua diciendo: “Si quieres que no te haga caer en el abismo, sal de esta estatua y hazla trizas. Luego, vete a los desiertos donde ni el ave vuela, ni el campesino ara, ni se ha oído jamás la voz del hombre” (c. 6,4). El demonio salió inmediatamente e hizo trizas el ídolo. El Rey polimio se convirtió y el pueblo entero prorrumpió en un grito uniforme confesando que sólo hay un Dios verdadero. Astiages, rey de Armenia y hermano del rey Polimio, mandó llamarlo. Cuando los pontífices estaban ofreciendo sacrificios a los ídolos, se oyeron los gritos del demonio que les pedía que cesaran de ofrecerle sacrificios, o serian castigados. Confesando que se encontraba “atado con cadenas de fuego por los ángeles de Jesucristo” (c. 6,1) . Astiages, ordenó a Bartolome que adorara a sus ídolos. Ante la negativa, el rey ordenó que fuera desollado vivo en su presencia. Sus reliquias también están en Roma.
perceo3 likes this.