es.news
858

Francisco promueve la próxima figura comprometida

Francisco nombró al arzobispo Claudio Gugerotti, de 67 años, hasta entonces Nuncio Apostólico en Gran Bretaña, como prefecto del Dicasterio para las Iglesias Orientales.

En Via col vento in Vaticano [Lo que el viento se llevó en el Vaticano] (1998), un libro sobre los escándalos en el Vaticano escrito por un grupo de autores que se llamaban a sí mismos I Millenari, Gugerotti aparece bajo el seudónimo de “stambecco”, un servil arribista. El libro vendió 100.000 ejemplares sólo en sus tres primeras semanas.

En 1999, el monseñor vaticano jubilado Luigi Marinelli (✝2000) confirmó su participación en el libro de 288 páginas. “I Millenari” es un anagrama de Marinelli. Dijo que tenía nueve o diez coautores y aclaró que el libro no cuestiona la santidad de Cristo y de la Iglesia, sino que sólo señala que el Vaticano “está formado por hombres que, como yo, tienen defectos”.

Todos los personajes principales del libro reciben seudónimos de la obra Lo que el viento se llevó (1936), de Margaret Mitchell. Entre los identificados está el cardenal Achille Silvestrini (✝2019), ex superior de Martinelli en la Congregación para las Iglesias Orientales, homosexualista y líder de la mafia de San Galo.

Silvestrini nombró a Gugerotti subsecretario en la Congregación para las Iglesias Orientales en 1997.

El libro trata del nepotismo, los escándalos homosexuales, la corrupción y el satanismo en el Vaticano. Entre ellos: un obispo es chantajeado por una hija ilegítima; surgen interrogantes sobre la muerte de Juan Pablo I; se celebraron misas satánicas en el Vaticano con participantes encapuchados y desnudos de cintura para abajo; hubo un romance entre un joven sacerdote de la nunciatura de Berna (Suiza) y una monja, ambos fueron reasignados.

Imagen: © Mazur/cbcew.org.uk, CC BY-NC-ND, #newsNyrshfgnmr