Clicks4

Iglesia perseguida en China

Bottega
1
La ordenación ilícita como Obispo del sacerdote Joseph Yue Fusheng, en china y su consiguiente excomunión, siguió al aislamiento y traslado del Obispo Auxiliar de Shanghai (China) Thaddeus Ma Daqin, …More
La ordenación ilícita como Obispo del sacerdote Joseph Yue Fusheng, en china y su consiguiente excomunión, siguió al aislamiento y traslado del Obispo Auxiliar de Shanghai (China) Thaddeus Ma Daqin, ordenado con el permiso de la iglesia, quien fue aislado por el gobierno del país asiático. Thaddeus Ma Daqin anunció su renuncia a la Asociación Católica Patriótica China en su misa de ordenación episcopal, y fue detenido como resultado. El Gobierno chino lo ha detenido bajo arresto domiciliario desde entonces (en gran parte confinado al Seminario Sheshan) y le ha impedido llevar a cabo sus deberes episcopales. En China hay 7 obispos ilegítimos, 3 excomulgados, 17 clandestinos y 2 desaparecidos. A la entrada de las iglesias un aviso advierte “Prohibida la entrada a menores de edad”. China permite el culto católico únicamente a la Asociación Patriótica Católica China, subalterna del Partido Comunista de China, y rechaza la autoridad del Vaticano para nombrar obispos o gobernarlos. La Iglesia Católica fiel no es completamente clandestina; aunque es asediada constantemente. Las iglesias en china se han visto obligadas a reemplazar los Diez Mandamientos con las citas del presidente Xi Jinping en medio de la presión del gobierno, reveló la revista de derechos humanos Bitter Winter. Las relaciones diplomáticas entre China y el Vaticano se rompieron en 1951, dos años después de la llegada al poder de los comunistas en 1949, el Gobierno ordenó la expulsión de cientos de sacerdotes y obispos, y por décadas la Iglesia funcionó de forma clandestina, en medio de la quema de Biblias, iglesias demolidas, cruces derribadas con grúas y sacerdotes en campos de trabajos forzados, consecuencia de vivir bajo un régimen ateo; con la llamada Revolución Cultural en 1966 las iglesias fueron destruidas por soldados de la Guardia Roja y pasaron a ser depósitos o fábricas estatales. El 22 de septiembre de 2018, el Papa Francisco levantó la excomunión de Yue y otros seis obispos previamente nombrados por el gobierno chino y se firmó un misterioso pacto entre la Santa Sede y el gobierno comunista de Pekín, a raíz de lo cual en Cardenal Zen, profetizó que, los sacerdotes católicos de la iglesia oculta, regresarán al campo a cultivar la tierra, para evitar el martirio… El Consejo de los Obispos Chinos, es un simulacro de una conferencia episcopal, bajo control del partido comunista, del cual se han excluido a todos los obispos reconocidos por Roma. Los sacerdotes arrestados y perseguidos por el régimen, insisten que «la iglesia clandestina es la iglesia legítima», ellos, «No van a elegir buenos obispos para nosotros», afirma el cardenal Zen, e Insiste que el régimen elige a los obispos que obedecen al partido y llamó a los católicos a volver a las catacumbas, pues quienes viven su fe a la luz del día han sido y son perseguidos. El acuerdo del Vaticano, que buscaba la unificación de la Iglesia en China, significa la aniquilación de la Iglesia verdadera en China”. Dijo Zen. Algunos comparan lo que pasa en China con, Cuba y Venezuela, donde los comunistas han tomado el Padre Nuestro y lo ha convertido en el «Chávez Nuestro». Una oración que rezan como si se tratara de Dios mismo, parecido a la invocación obligatoria a Xi Jinping, en las misas de China. El cardenal Zen escribió en 2020 una carta a todos los cardenales del mundo alertando del “asesinato de la Iglesia en China”
perceo3 likes this.