Clicks12

Sacrilegio comulgar en la Mano

Bottega
Los registros históricos son contundentes sobre el hecho de recibir el Cuerpo del Dios encarnado Jesucristo, exclusivamente en la boca. Papa San Sixto I: (Papado 115-125) «Está prohibido que los …More
Los registros históricos son contundentes sobre el hecho de recibir el Cuerpo del Dios encarnado Jesucristo, exclusivamente en la boca. Papa San Sixto I: (Papado 115-125) «Está prohibido que los fieles toquen incluso las vasijas sagradas, o que reciban en la mano» y «Las Sagradas Especies no son para ser manipuladas por otros que no estén consagrados al Señor». Papa San Eutiquiano: (Papado 275-283) «Prohiban a los creyentes tomar la Sagrada Hostia en la mano» San Pablo menciona la importancia de la Eucaristía repetidamente en las escrituras y cómo no se debe aproximarse a ella en condiciones indignas en 1 Corintios capítulos diez y once. Papa San León I (el Grande) (Papado 440-461): En sus comentarios al sexto capitulo del Evangelio de Juan, S. Leon I habla de la Comunión en la boca refiriendose a esto como el uso establecido en aquel tiempo: «Uno Recibe en la boca lo que uno cree por la fe» (Sermon 91.3). Papa San Gregorio el Grande (Papado 590-604): En sus Diálogos (Roman 3,c.3), relata una referencia que demuestra que el Papa colocaba el Cuerpo de Cristo en la boca de los creyentes. Jesucristo a Santa Brígida de Suecia, (+ 1373): «Mira, hija mía, les obsequio cinco cosas a mis sacerdotes (…), y en quinto lugar el privilegio de tocar con sus manos mi Carne Sagrada». Santo Tomas de Aquino: (1225-1274) «Para reverenciar este Santo Sacramento (La sagrada Eucaristía), nada lo toque, salvo lo que está consagrado; así como la Hostia y el Cáliz están consagrados, así lo están las manos consagradas de los sacerdotes, para tocar este Sacramento». Summa Theológica, Parte III; Q.82, art3, Rep Obj 8. Papa Juan Pablo II: «Tocar las Sagradas Especies y distribuirlas con sus propias manos es un privilegio de los ordenados» (Dominicae Cenae, 11)(24-Feb-80). Y para que nadie interpretase de otra forma estas palabras, tres meses después, bajo la presión de las cámaras de la televisión francesa, negó la Comunión en la mano a la esposa del Primer Ministro, Giscard Déstaing. El mismo año, declaró en Fulda (Alemania) que no estaba de acuerdo con el Documento que autorizaba en este País dicha forma de Comulgar. («Vox Fidei», n.10-1981; «Chiesa Viva», n.112; «Sol de Fátima», n.82). «No está permitido que los creyentes puedan tomar por si mismos el Pan Consagrado y el Sagrado Cáliz, ni mucho menos que se los dé a otro». dice en (Inaestimabile Donum, 17 de abril de 1980, sec9) El Padre George William Rutler, en una homilía del año 1989, dijo:»Les contaré un secreto, luego de un desayuno con la madre teresa de Calcuta pasamos un largo rato charlando. Y le pregunté -Madre, cual es a su criterio, el peor problema del mundo? sin dudar un segundo, me contestó inmediatamente: «VAYA DONDE VAYA, EN EL MUNDO ENTERO, LO QUE MÁS TRISTE ME PONE ES VER A LA GENTE RECIBIENDO LA COMUNIÓN EN LA MANO«.