Clicks336
Retazos y puntadas

La Gracia santificante

HOY

Solemnidad de San José


En la primera lectura, David recibe la promesa de Dios de que de él nacería un descendiente que heredaría su reino y él le construiría una casa para Dios y Dios afirmaría su trono para siempre. "Yo será su Padre y El será mi hijo"

David, fué fiel siempre a Dios, aún cuando lloró el resto de su vida por su pecado nunca renegó de Dios, al contrario, imploró, ayunó, lloró para obtener el perdón divino.
Abraham ganó por su fé, la promesa de que sería el Padre de muchos pueblos, según nos dice la segunda lectura.

Vemos cómo la fé nos abre la puerta, aún cuando no se cumpla la ley, aún cuando no se tenga una vida intachable como sucedió con David, que pecó, pero vivió el resto de su vida llorando y orando y alabando a Dios. La fé es Gracia y la Gracia es santificante.

Vemos finalmente a José, descendiente de David, comprometido con una virgen que de pronto le anuncia que espera un hijo.
José como buen judío observante de la Ley, debe denunciarla. Sin embargo, decide no hacerlo, sino repudiarla en secreto.
LEER COMPLETO