Clicks3.3K
Gjesuseucaristia
2
Mensaje de 10 de Febrero del 2012 a Grupo de oración Jesús Eucaristía. Mensaje de Nuestro Señor Jesucristo a Grupo de Oración Jesús Eucaristía Descarga solo audio en: www.mediafire.com Más inform…More
Mensaje de 10 de Febrero del 2012 a Grupo de oración Jesús Eucaristía.

Mensaje de Nuestro Señor Jesucristo a Grupo de Oración Jesús Eucaristía

Descarga solo audio en: www.mediafire.com

Más información en paguina del grupo:
www.grupodeoracionjesuseucaristia.blogspot.mx

Mensaje completo:

-Soy Dios con ustedes. Están hablando de tiempos difíciles. Más hijitos amados, el hombre en su maldad, os está haciendo los tiempos difíciles. Yo quiero la paz entre ustedes, la concordia, y la unificación. Y todos ustedes, se desvían del camino. Que pocos son los que en verdad, están en obediencia a vuestro Dios y Señor. Bienaventurados sean todos los pobres de espíritu. Bienaventurados sean, los que buscan estar en la paz de Dios. Bienaventurados todos aquellos, que buscan estar en obediencia a vuestro Dios, y Señor. Benditos sean, bendito el pueblo que eleva sus manos, y dice. > Bendito sea el Señor, gracias porque me diste la vida. Porque me das vida en abundancia, en Cristo tu Hijo, mi Señor tan amado. -Bendito el hijo que le agadece la vida a su Padre. Benditos hijos, los que os dan la gloria al Señor, por haber creado a la Santísima y Purísima, Virgen María, benditos los que la bendicen. Benditos son por su Padre, que les dio la vida, sí, benditos sean, los que bendicen a María Santísima, y la aman. Benditos sean los que le dicen, Madre mía. Yo quiero que le llamen Madre mía, porque es vuestra Madre, y ustedes sus hijos. Benditos sean hijos amados, todos lo que están en obediencia al Santo Espíritu. Todos los que poseen el Espíritu Santo, dichosos y bienaventurados son. Es aquel, que busca estar en un santo temor a su Señor, en un mismo Espíritu. Todos los quiero en un mismo Espíritu, que se amen todos en el mismo Espíritu Santo, que es el don del amor del Padre, y del Hijo. Y ustedes os reciben Espíritu Santo, es para que ustedes dancen y bailen de alegría. Benditos los que en esta tarde lo han dejado todo por mi amor. No les importa el tiempo, ni el frío. Ustedes vienen a adorar a vuestro Dios, benditos sean mis pequeños hijos. Yo les bendigo a todos, y les doy mi paz, soy vuestro Dios Yahvé, el Señor que les ha dado la vida, el Señor de los Ejércitos.
Bendigan a vuestro Dios, en todo momento de sus vidas. Aún en tiempo de escasez, levanten sus manos, y bendigan a vuestro Creador. En tiempos de abundancia, bendigan a su Señor. Bendigan en todo momento al Señor Dios Todopoderoso. Bendigan, es bueno que bendigan.

Aquel que vive para el mismo, que está sentado en su casa viendo televisión, aquel que se dedica solamente al placer de su carne, no dará fruto alguno. Antes bien, en su ocio, el mal estará buscando distraerlo, y si lo permite, el mal hará daño por medio de este. Miren cuantos de mis hijos no quieren trabajar, están en el ocio, y muchos de ellos caen en el pecado mortal, y muertos están. A todos les bendigo y les doy mi paz.
Les he llamado a la obediencia, no se dejen llevar por su capricho. No se dejen llevar por su querer, ya estarían en la desobediencia. Y todo aquel que está en la desobediencia, No puede decir. > Soy un servidor del Señor. -Muchos de mis hijos dicen evangelizar, pero os les digo, están dando la gloria, y la alabanza al Señor. La ofrenda será buena, cuando se están dejando llevar por su querer, y no por el Divino querer. Permanezcan en la humildad, en la paz de Dios. El que está en obediencia a su Señor, es grato a Dios.
Hagan examen de conciencia, arrepiéntanse de su pecado. Soy Dios quien les hablo de viva voz. A quien le harás saber, y conocer lo que hay en tu interior. Lo que no has hecho conforme a mi Divina voluntad, sino a tu voluntad. Que lo que tu hagas en tu voluntad, es muerte en el Espíritu. Haced examen de conciencia, pues Yo veo vuestro interior, y que conozco sus deseos, pensamientos y pecados. Dichoso el que se arrepiente de todo corazón, de sus pecados. Yo soy Jesús Sacramentado, quien les dice, aquí estoy, me he quedado para darles vida, y vida en abundancia. Vivan una vida sacramental. Benditos sean todos mis hijos, que se alegran en saber, que Yo el Señor Dios, por medio de los Sagrados Sacramentos, doy vida nueva.
Todos ustedes, quiero que ofrezcan a mi Madre tan amada, en Mí, estas rosas. > Hijos queridos, Yo tomo las rosas que me dan. Porque mi amado Hijo, me pide que las reciba de cada uno. Yo las recibo en Cristo mi Hijo muy amado, soy vuestra Madre María Santísima. Les digo, que os quiero más que una rosa, quiero a todos en el perfume mismo, de cada rosa.
- Soy Espíritu Santo con ustedes, se han reunido en mi Santo nombre, y Yo les digo, estoy muy contento con ustedes. Más mi alegría es muy grande, cuando ustedes están en la gracia divina, en gracia de Dios. Yo mismo soy esa gracia, soy en ustedes, dichosos los que permanecen inmaculados, en el perdón que les doy. Aquel que en un santo temor a Dios, aborrece el pecado, sabiendo que es muerte, sabiendo que es satanás, el autor del pecado. El que se quiere en verdad, se cuida, como propiedad santa de Dios.

Dichoso el que me abre la puerta, pues el que lo hace, me quedo en el. Más si ustedes se obstinan, en seguir en su querer y permanecen con la puerta cerrada, Yo seguiré con ustedes, a donde van. Más les digo, quiero estar en ustedes, quiero que todos sean uno en Mí. Para que en Mí, sean en mi Padre Celestial, que tanto les ama en Mí, y en Mí tienen vida. Sin Mí no tienen vida, porque por ustedes mismos no la tendrían. Miren los animalitos, y las plantas, ellos no tienen espíritu. Pero ustedes si tienen espíritu, y es unificado, esté en mi Espíritu, dándoles vida. Ustedes son peregrinos, tienen un tiempo para recibir la vida, en la concepción de sus padres, Os engendrados. Más desde ese momento, ya son hombres, ya son mujeres, y ya os tienen un espíritu que Yo les he dado, el soplo de la vida. Ya son hombres y son mujeres desde ese momento. Más también les digo, en la gestación, Yo voy formando todo su cuerpo, tal cual son ustedes. Más después, Yo permito que nazcan por obra mía, que nazcan del cuerpo de una madre. Creados de una mujer, con la participación de un hombre, porque esta es mi Divina voluntad. Más les digo, nacen, y ven la luz del mundo, van tomando conciencia. Yo he tomado como medios a esos padres, padre y madre, para que mis hijos inicien una construcción en ustedes. Si, una edificación dentro, en su espíritu, y en su conciencia que apenas inicia. Haciéndoles conocer, y amar al Dios vivo, que les ha dado la vida. Haciéndoles saber que hay un Dios, quien los creo. Dichosos los que muestran sus manitas, con sus uñitas, sus ojos, su rostro, y sus cabellos, en fin todo vuestro ser, y dice. > Mira hijo, el Señor te ha creado, ha creado tu cabeza con unos cabellos hermosos. Chinitos o lacios, o de diferente color, porque el Señor así ha querido dárselos, a cada uno de nosotros. Mira, el Señor creó, tu carita, con tus ojitos y naricíta. Tu boquita, todo es obra de Dios. Mira que hermoso te hizo. Mira tus ojitos tienen luz, porque Diosito les da luz a tus ojos. Démosle la gloria a Dios. Tu ves, porque el Señor Dios quiere que veas, mira tu naricíta, la creó para que respires. Mira, estás respirando a cada momento, porque el Señor permite la respiración. y lo estás haciendo automáticamente, porque así lo ha querido Dios. Si te costara tanto trabajo respirar, te cansarías. Mira te ha creado tu boquita, para que hables, mira tus dientecitos, para que tu mastiques. Mira tus manitas, para que con estas manitas, alabes a tu Creador. - Así mostrarles cada partecita de su cuerpo, aún sus partes íntimas, y decirles. > El Señor todo lo creo hermoso. Mira te ha creado, y te ha creado con un fin. Para que con todo lo que ha creado el Señor en ti, tu le des la alabanza y gloria. Démosle gracias al Señor, mira te dio unos piecitos, para que camines, tus uñitas que hermosas son. -Empiecen a hablarles de Dios, a estos niños, los cuales irán haciendo dentro de ellos, una edificación espiritual. Y estos mis niñitos cuando sean grandes, seguirán con esos cimientos, que ya han hecho. Háblenles siempre de Mí, háblenles de mi amor. No les impongan, siéntense a platicar con ellos, y en la plática háganles saber, de la grandeza del Señor, vuestro Dios. Benditos sean los padres, y madres de familia, que os inculcan en ellos, el amor a vuestro Dios. Miren que vienen tiempos muy difíciles, los cuales ya están viviendo, y muchos quieren robar la fe, quieren hacerles creer, en creencias paganas, y doctrinas satánicas. Las cuales roban la fe, desde pequeños a mis niñitos, ustedes tengan cuidado, de éstos mis hijos. Ustedes son los constructores, de éstos pequeñitos en el espíritu. Díganles cuanto les aman, y nunca los maldigan, ni los enseñen a hablar palabras altisonantes. Porque estos niños van a decir, mi padre y mi madre, me enseñaron amar a Dios, pero también yo escuchaba, que ellos no lo amaban tanto. Llegará el día en que ellos tendrán una conciencia definida, un pensamiento definido, y se acordarán de todo lo positivo, pero también de lo negativo. Dichosos los padres y madres, que son buenos pastores, que pastorean a sus ovejitas, a mis niñitos que les confío. Les abrazo a todos, les beso, y les doy paz, soy vuestro Señor, Cristo Jesús.

Pueblo santo de Dios, santos son los que os están unificados, en el Cuerpo Santísimo de Cristo. Yo los divinizo, y los hago uno en Mí. Somos humanidad en Mí. Más quiero que sean sinceros, siempre en una sinceridad profunda. No digan. > no me ven ahorita, haré de las mías. -Esto, os perturbará su mente, su corazón, y os irá desviando del camino. Acuérdense que Yo estoy con ustedes, os escucho, y veo, para Mí no queda nada oculto. Vivan en la sinceridad de ustedes mismos, para vuestro Dios, en todo momento. Con los que les rodean, con los que por el camino encuentran, vivan siempre en una sinceridad, en un amor. Y así irán creciendo en virtud, y en santidad, soy vuestro Jesús, estamos con ustedes los Dulces Corazones que tanto os amamos, Jesús, y María.

Cuanto deseo que renuncien a todo espíritu de muerte, que no se dejen guiar …
Silvana Santarsiere
BENDITO SEAS POR SIEMPRE SEÑOR Y BENDITA SEA POR SIEMPRE NUESTRA MADRE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA. 🤗
maryp
Bendito sea DIOS santo, que nos recuerda que lo necesitamos para poder dar buen fruto, pues el verdadero fruto es espiritual, porque lo humano sólo nos enraíza al mundo y nosotros no pertenecemos a este mundo. DIOS nos dará la fuerza para ir despertando poco a poco a su espíritu y así el día que entreguemos en el último suspiro nuestra vida, tendremos el impulso para ir hacía él y encontrarnos …More
Bendito sea DIOS santo, que nos recuerda que lo necesitamos para poder dar buen fruto, pues el verdadero fruto es espiritual, porque lo humano sólo nos enraíza al mundo y nosotros no pertenecemos a este mundo. DIOS nos dará la fuerza para ir despertando poco a poco a su espíritu y así el día que entreguemos en el último suspiro nuestra vida, tendremos el impulso para ir hacía él y encontrarnos con sus ojos.

Por que para eso hemos nacido para encontrarnos con DIOS, por eso luchemos en está vida de la mano con DIOS, porque si él está con nosotros, nadie podrá contra nosotros, pidamos por cada uno de nosotros para que DIOS se compadezca de la humanidad y ayude a que todos nos salvemos. ¡Oh Dios compadecete de nosotros y ayúdanos a conocerte; amarte, tener fe en ti, creer te a ti y por ello tener esperanza y caridad en nuestras vidas para con los otros!.