perceo3 shares this
2
Julio 1. Beata Asunta Marchetti florycanto
fecha de inscripción en el santoral: 1 de julio
n.: 1871 - †: 1948 - país: Brasil
otras formas del nombre: Assunta Marchetti
canonización: B: Francisco 25 oct 2014
hagiografía: Congregación
Elogio:
En San Pablo, Brasil, beata Asunta Marchetti, virgen y cofundadora de la Congregación de las Hermanas Misioneras de San Carlos Borromeo -Scalabrinianas-. …More
Julio 1. Beata Asunta Marchetti florycanto

fecha de inscripción en el santoral: 1 de julio
n.: 1871 - †: 1948 - país: Brasil
otras formas del nombre: Assunta Marchetti
canonización: B: Francisco 25 oct 2014
hagiografía: Congregación

Elogio:
En San Pablo, Brasil, beata Asunta Marchetti, virgen y cofundadora de la Congregación de las Hermanas Misioneras de San Carlos Borromeo -Scalabrinianas-.

Oración: Oh Jesús, que dijisteis: «Venid a Mí todos los que están afligidos y desconsolados y yo os aliviaré». Te damos gracias por haber hecho de Madre Assunta el consuelo de los migrantes, la madre de los huérfanos y el alivio de los necesitados.
Por tus méritos infinitos y la intercesión de nuestra Madre, María Santísima, glorifica en la tierra tu humilde sierva Madre Assunta y concédeme, por su intercesión, [la gracia que tanto necesito].
(Padre Nuestro, Dios te Salve María y Gloria)


Es la tercera de los once hijos de Carolina Guillarduci y Angelo Marchetti. La primera entre sus hermanas. Nació en Lombrici de Camaiore, provincia de Lucca, Toscana, Italia, en el día 15 de agosto de 1871. Fue bautizada en la Coleggiata de Camaiore, pero sus primeras experiencias de Dios las vivió en Lombrici. Luego en Camaiore cuando era adolescente y joven. Seguramente, en los estudios, no pasó de la primaria. Era muy comprometida para los servicios de la casa, con los menores, con las manualidades. Por su constitución física robusta y saludable sustituía, cuando necesario, al padre o al hermano José en las tareas en el molino. Retrasó su entrada en el Carmelo para ayudar a la madre debilitada de salud y con tantos hijos pequeños. El año 1892 fue para ella un tiempo de profundas emociones: José Marchetti, su hermano, fue ordenado sacerdote a los 23 años lo que ciertamente le fue de gran consolación y júbilo. Pero, en este mismo año murió su padre. Un motivo más para posponer su ingreso en el Carmelo de Camaiore.

El corazón y la mente de Asunta Marchetti estaban totalmente orientados a la vida de clausura, aspiraba profundamente una vida de escondimiento, silencio, oración y trabajo. Un día, el P. Marchetti, su hermano, llegó a la casa cuando volvía del según viaje a Brasil acompañando a los emigrantes italianos en la travesía. Había hecho una cosa muy buena para los niños italianos huérfanos: un orfanato en donde se les brindaría una educación integral. Le dijo que 250 niños esperaban por cuidados de todos los tipos: físico, espiritual, cultural, psicológico, social y profesional. “Son niños y son italianos” le decía él. Como resistía y seguía adelante con su idea de enclaustrarse, P. Marchetti le pidió que fuera preguntar al Sagrado Corazón de Jesús qué pensaba al respeto.

Asunta comprendió que Dios le pedía cambiar su proyecto personal para abrazar aquel que Marchetti le presentara: la misión. Desde este instante Asunta fue la madre, la hermana, la enfermera, la educadora, la sierva de los huérfanos y abandonados en el exterior. Jamás volvió, o deseo volver atrás. Fue misionaria a tiempo pleno de los últimos en la migración.

Con sus compañeras Carolina Guillarduci (su madre), Maria Franceschini y Angela Larini (vocacionadas de P. Marchetti en Compignano), se fue a Brasil pasando por Piacenza para recibir el envío y el Crucifijo (compañero inseparable) de las manos del beato Juan Bautista Scalabrini, fundador de la Pía Sociedad para los emigrantes a la cual pertenecía P. Marchetti, el día 25 de octubre de 1895, este día es considerado el día de fundación de la Congregación de las Hermanas Misioneras de San Carlos Borromeo – Scalabrinianas, que se llamó en la época «Siervas de los Huérfanos y Abandonados en el Exterior». Fue el único día en que estuvieron reunidos el fundador Beato Monseñor Juan Bautista Scalabrini y los dos co-fundadores Siervo de Dios Padre José Marchetti y beata Madre Asunta Marchetti. Al año siguiente, 14 de diciembre de 1896, P. Marchetti, agotado por las fatigas apostólicas entrega su alma al Señor. La superiora de la pequeña comunidad, Carolina Guillarduci, no soportando la altísima presión que sobre ella cayera con la muerte del hijo, abandona la comunidad y vuelve a Italia. Hermana Asunta sigue con su misión, ahora mucho más exigente y sufrida: sin José y sin Carolina. Las dos compañeras se enferman, también por las carencias sufridas. Una muere en 1899 y la otra en 1901.

En 1900 junto con sus compañeras escribe a Scalabrini pidiendo protección, pues las hermanas que él había mandado para ayudarlas quería cambiar todo: nombre, misión, hábito. Sin una respuesta directa tuvo que callarse y obedecer por siete años. Después que los dos institutos se separan, ella organizó otro noviciado por orden del obispo del lugar. Luego en 1912 Madre Asunta y sus compañeras hacen los votos perpetuos y ella es nombrada, por el ordinario del lugar, Superiora General de las Hermanas Misioneras de San Carlos Borromeo – Scalabrinianas. En 1927 una vez más, el instituto sufrió otro cisma, de esta vez con las Clementinas que querían cambiar nombre, misión y hábito. Hubo intervención de la Santa Sede. Una vez más Madre Asunta debe tomar en manos el timón de la Congregación. Es electa Superiora General.

En 1934 debe escribir la historia el instituto y con el auxilio de un escribano recuenta en Brevi Cenni el camino recorrido por las Hermanas MSCS hasta aquel año. En 1948, el 1 de julio, en paz consigo y con todos descansa para siempre en el Señor luego de comulgar en las horas de la mañana. Todos sabían en su corazón que una santa se había muerto. La Congregación estaba segura y consolidada. En este mismo año sus constituciones fueron aprobadas y pasó a ser de derecho pontificio.
Irapuato
San Aarón, santo del AT (1 coms.)
Conmemoración de san Aarón, de la tribu de Leví, a quien su hermano Moisés ungió sacerdote del Antiguo Testamento con óleo sagrado. A su muerte fue sepultado en el monte Hor.
San Martín de Vienne, obispo
En Vienne, ciudad de la Galia Lugdunense, san Martín, obispo. († s. III ex.)
San Domiciano, abad
En el monasterio de Bebrón, también en la Galia Lugdunense, …More
San Aarón, santo del AT (1 coms.)

Conmemoración de san Aarón, de la tribu de Leví, a quien su hermano Moisés ungió sacerdote del Antiguo Testamento con óleo sagrado. A su muerte fue sepultado en el monte Hor.

San Martín de Vienne, obispo

En Vienne, ciudad de la Galia Lugdunense, san Martín, obispo. († s. III ex.)

San Domiciano, abad

En el monasterio de Bebrón, también en la Galia Lugdunense, san Domiciano, abad, que primero llevó vida eremítica en este lugar, y después de haber reunido a muchos en torno a él para que se dedicasen al servicio de Dios, ocupado siempre en los asuntos celestiales, partió de este mundo en avanzada edad. († s. V)

San Teodorico de Reims, presbítero

Cerca de Reims, en Neustria, san Teodorico, presbítero, discípulo del obispo san Remigio. († 533)

San Eparquio, presbítero

En Angulema, en Aquitania, san Eparquio, presbítero, que pasó treinta y nueve años en completa soledad, entregado sólo a la oración y enseñando a sus discípulos que «la fe no teme el hambre». († 581)

* San Golveno de León, eremita y obispo

En Bretaña Menor, san Golveno, obispo, quien, después de llevar vida eremítica, se dice que sucedió a san Pablo de León. († s. VI)

* San Carilefo, abad

En el monasterio de Anille (Saint-Calais), en la Galia Cenomanense, san Carilefo, abad. († s. VI)

Beatos Jorge Beesley y Montford Scott, presbíteros y mártires (2 coms.)

En Londres, en Inglaterra, beatos Jorge Beesley y Montford Scott, presbíteros y mártires, que en tiempo de la reina Isabel I, condenados a la pena capital por ser sacerdotes, tras pasar por crueles tormentos consiguieron la palma del martirio. († 1591)

Beato Tomás Maxfield, presbítero y mártir

También en la ciudad de Londres, beato Tomás Maxfield, presbítero y mártir, que, reinando Jacobo I, fue condenado a muerte por haber entrado en Inglaterra como sacerdote, y cumplió la sentencia en el patíbulo de Tyburn, que había sido adornado con flores por los fieles, como clara manifestación del gran amor que le profesaban. († 1616)

San Oliverio Plunkett, obispo y mártir

De nuevo en Londres, san Oliverio Plunkett, obispo de Armagh y mártir, que en tiempo del rey Carlos II, falsamente acusado de traición, fue condenado a la pena capital, y ante el patíbulo, rodeado por una multitud, después de perdonar a sus enemigos, confesó con gran firmeza la fe católica. († 1681)

Beatos Juan Bautista Duverneuil y Pedro Aredio Labrouche de Laborderie, presbíteros y mártires

En el mar, frente a la costa de Rochefort, en Francia, beatos Juan Bautista Duverneuil, carmelita descalzo, y Pedro Aredio Labrouche de Laborderie, canónigo de Clermont, presbíteros y mártires, que durante la Revolución Francesa, por ser sacerdotes, fueron recluidos en una nave destinada al transporte de esclavos, y los dejaron morir en ella, consumidos por el hambre y la enfermedad. († 1794)

Beato Antonio Rosmini, presbítero

En Stresa, Italia, beato Antonio Rosmini, presbítero. († 1855)

Beato Ignacio Falzon, catequista

En La Valetta, en la isla de Malta, beato Ignacio Falzon, que, como clérigo, consagró su vida a la oración y a enseñar la doctrina cristiana, poniendo gran celo en ayudar a los soldados y marineros para que abrazasen la fe católica, antes de partir hacia la guerra. († 1865)

San Zhang Huailu, mártir

En el pueblo de Zhuhedian, cerca de Jieshui, en la provincia china de Hunan, san Zhang Huailu, mártir, el cual, en la persecución desencadenada por los seguidores del movimiento Yihetuan, mientras todavía era catecúmeno, confesó espontáneamente su fe cristiana y, armado con la señal de la Cruz, mereció recibir el bautismo en Cristo con su propia sangre. († 1900)

Santos Justino Orona Madrigal y Atilano Cruz Alvarado, presbíteros y mártires

En el Rancho de las Cruces, aldea de Guadalajara, en México, santos Justino Orona Madrigal y Atilano Cruz Alvarado, presbíteros y mártires, que, durante la persecución desencadenada en ese país, por el Reino de Cristo recibieron juntos la muerte. († 1928)

Beato Juan Nepomuceno Chrzan, presbítero y mártir

Cerca de Munich, ciudad de Baviera, en Alemania, beato Juan Nepomuceno Chrzan, de nacionalidad polaca, presbítero y mártir, que, en tiempo de guerra, murió en el campo de concentración de Dachau por defender la fe ante sus perseguidores. († 1942)

Beata Asunta Marchetti, virgen y fundadora

En San Pablo, Brasil, beata Asunta Marchetti, virgen y cofundadora de la Congregación de las Hermanas Misioneras de San Carlos Borromeo -Scalabrinianas-. († 1948)

Beatos Tulio Maruzzo y Luis Obdulio Arroyo, mártires

En Quiriguá, Los Amates, Guatemala, beatos Tulio (Marcello) Maruzzo, sacerdote profeso franciscano, y Luis Obdulio Arroyo, laico, miembro de los franciscanos seculares, mártires, asesinados por quienes rechazaban que la Palabra de Dios se encarnase entre los más pobres. († 1981)