Clicks188
es.news

Farsa de Becciu: Francisco quiere un juicio - pero según sus propias reglas privadas

“Un tribunal especial” y “un procedimiento penal ad hoc” que “suspende la certeza del derecho”. Así es como los abogados defensores describen el juicio de Becciu en el Vaticano. Francisco publicó cuatro rescriptos que derogan la legislación vigente e introducen procedimientos ad hoc sólo para este juicio.

Así, los fiscales pueden seguir el lema “te meto en una celda para que confieses” y sembrar el pánico sin el escrutinio de un juez de instrucción. Esto le ocurrió al agente de bolsa Gianluigi Torzi, quien se presentó voluntariamente en el Vaticano para responder las preguntas de los fiscales, pero fue detenido hasta que denunció a otros.

La fiscalía justifica estos abusos con argumentos “piadosos” como: "Francisco es el único legislador y promotor de justicia”. O: Los rescriptos de Francisco son “una expresión del poder supremo del Papa, cuyo fundamento es en última instancia la ley divina”.

El principal acusador y antigua mano derecha de Becciu, monseñor Alberto Perlasca, fue “perdonado” por Francisco por sus “declaraciones espontáneas”.

Sin embargo, la defensa nunca vio la transcripción de sus interrogatorios. Sólo tuvo ocho días para preparar sus peticiones preliminares basadas en miles de páginas que la acusación recogió durante casi dos años de investigaciones. Sin embargo, la defensa sólo vio una parte de ellas.

Imagen: Angelo Becciu © Mazur, CC BY-NC-ND, #newsAwelphrknv