06:58
Bottega
13647
Polio. La poliomielitis fue descrita por primera vez por el alemán Jakob Heine en 1840. El mismo año que el gobierno británico proporcionó la inoculacion gratuita. Que Edward Jenner venia practicando…More
Polio.

La poliomielitis fue descrita por primera vez por el alemán Jakob Heine en 1840.

El mismo año que el gobierno británico proporcionó la inoculacion gratuita. Que Edward Jenner venia practicando desde que el rey Jorge III y el Parlamento protestante, le concedieron 10.000 libras esterlinas en 1802 para su trabajo de inoculación.

Forrest Maready, autor del libro, La polilla en el pulmón de hierro: una biografía de la poliomielitis; cuenta una historia muy diferente sobre la polio que sugiere que en realidad no es un virus contagioso contra el que se puede vacunar, sino más bien un conjunto de síntomas causados por contaminantes ambientales.

En 1789, un médico llamado Michael Underwood observó por primera vez lo que describió como una "debilidad de las extremidades inferiores" en los niños, o lo que muchos llamarían polio en la actualidad, los médicos le dieron por nombre: poliomielitis, polio por "gris", como en tejido gris, y mielitis por inflamación de la médula espinal.

“Una poliomielitis es una lesión en la médula espinal, pero no se sabía por qué había comenzado, aparentemente de la nada ".

Aunque las pruebas científicas vincularon el arsénico, un ingrediente médico popular en ese momento, con la parálisis. El mercurio, otro metal común utilizado en los productos para la dentición infantil, también se relacionó con la enfermedad.

Durante la mayor parte del siglo XIX, la poliomielitis apareció aquí y allá en los niños, pero no hubo grandes epidemias. Luego, en la década de 1890, los primeros brotes de poliomielitis surgieron repentinamente justo en el momento en que se introdujo un nuevo pesticida a base de arsenato.

Este brebaje químico, que fue diseñado para combatir la polilla gitana, contenía tanto, plomo, como arsénico. Se roció en todo el noreste justo antes de que comenzaran a surgir las primeras epidemias reales de poliomielitis en los Estados Unidos, como era de esperar, en el noreste.

No solo los niños, sino también los caballos, perros, gallinas, cerdos y otros animales, de repente comenzaron a desarrollar síntomas similares y muchos de ellos murieron. ¿La causa? Lesiones en la médula espinal causadas por… lo adivinaste: poliomielitis inducida por metales pesados.
En 1907 hubo una gran epidemia de polio en Nueva York.

Ciudades enteras fueron puestas en cuarentena cada vez que había un brote, con policías vigilando las calles.
Poco después Estados Unidos envió dos millones de tropas a Europa y 1,4 millones participaron en combates durante la primera guerra mundial, todos los efectivos fueron inoculados. En 1918, Franklin Roosevelt viajo Inglaterra y Francia para inspeccionar las instalaciones navales estadounidenses.
En 1921, Roosevelt se enfermó de poliomielitis, lo que le produjo la pérdida del uso de las piernas. En noviembre de 1932, fue elegido presidente.

Las "inoculaciones" contienen metales pesados.
Es importante señalar que la poliomielitis, tal como la define la medicina moderna, no infecta a los animales. Entonces, ¿cómo, entonces, los animales "atraparon" y murieron a fines del siglo XIX? La respuesta es que la poliomielitis es una enfermedad por toxicidad por metales. Como la fibromialgia o el autismo.

La poliomielitis no se ha clasificado ni se puede clasificar como una enfermedad infecciosa específica, tampoco cumple con los Postulados de Koch, lo que significa que nunca se ha aislado ni se ha demostrado que exista como contagios.

“Los postulados de Koch fueron algunas pautas de investigación que básicamente estipulaban que había un único microbio causante para cada enfermedad”, explica Maready.

El hecho de que la poliomielitis no es un virus se confirmó años más tarde cuando se descubrió que muchas cosas diferentes, además del arsénico, también causaban la poliomielitis. Una de ellas son las “inoculaciones”, que sabemos que contienen todo tipo de virus, bacterias y otros materiales tóxicos que se inyectan directamente en el cuerpo, sin pasar por sus defensas.

No hay evidencia que sugiera que la polio sea un virus contagioso que se pueda propagar por la boca o la nariz a través de partículas en el aire.

Aun así, el consenso médico es uno que busca categorizar estas cosas como enfermedades contagiosas en lugar de síntomas causados por otros factores.
Con la poliomielitis, siempre hubo un denominador común que se pasó por alto como la causa, y fueron los plaguicidas ambientales.

"Creo que los pesticidas ingeridos, que se sabe que causan disfunción de la membrana celular, crearon un camino directamente desde los intestinos hasta la parte inferior de la médula espinal, ubicada directamente detrás, para que los virus y las bacterias se arraiguen", dice Maready, señalando que la polio casi siempre Afectaba más a los niños pequeños, y casi siempre en la misma parte inferior de la médula espinal, justo detrás de los intestinos.
perceo3 shares this
25
Polio.

La poliomielitis fue descrita por primera vez por el alemán Jakob Heine en 1840.

El mismo año que el gobierno británico proporcionó la inoculacion gratuita. Que Edward Jenner venia practicando desde que el rey Jorge III y el Parlamento protestante, le concedieron 10.000 libras esterlinas en 1802 para su trabajo de inoculación.

Forrest Maready, autor del libro, La polilla en el pulmón …
More
Polio.

La poliomielitis fue descrita por primera vez por el alemán Jakob Heine en 1840.

El mismo año que el gobierno británico proporcionó la inoculacion gratuita. Que Edward Jenner venia practicando desde que el rey Jorge III y el Parlamento protestante, le concedieron 10.000 libras esterlinas en 1802 para su trabajo de inoculación.

Forrest Maready, autor del libro, La polilla en el pulmón de hierro: una biografía de la poliomielitis; cuenta una historia muy diferente sobre la polio que sugiere que en realidad no es un virus contagioso contra el que se puede vacunar, sino más bien un conjunto de síntomas causados por contaminantes ambientales.

En 1789, un médico llamado Michael Underwood observó por primera vez lo que describió como una "debilidad de las extremidades inferiores" en los niños, o lo que muchos llamarían polio en la actualidad, los médicos le dieron por nombre: poliomielitis, polio por "gris", como en tejido gris, y mielitis por inflamación de la médula espinal.

“Una poliomielitis es una lesión en la médula espinal, pero no se sabía por qué había comenzado, aparentemente de la nada ".

Aunque las pruebas científicas vincularon el arsénico, un ingrediente médico popular en ese momento, con la parálisis. El mercurio, otro metal común utilizado en los productos para la dentición infantil, también se relacionó con la enfermedad.

Durante la mayor parte del siglo XIX, la poliomielitis apareció aquí y allá en los niños, pero no hubo grandes epidemias. Luego, en la década de 1890, los primeros brotes de poliomielitis surgieron repentinamente justo en el momento en que se introdujo un nuevo pesticida a base de arsenato.

Este brebaje químico, que fue diseñado para combatir la polilla gitana, contenía tanto, plomo, como arsénico. Se roció en todo el noreste justo antes de que comenzaran a surgir las primeras epidemias reales de poliomielitis en los Estados Unidos, como era de esperar, en el noreste.
Mi FE está frustrada
Gracias por formar e informar.