08:35
Yugo
2139

El demonio no puede soportar que la gente rece el Santo Rosario

El demonio no puede soportar que la gente rece el Santo RosarioMore
El demonio no puede soportar que la gente rece el Santo Rosario
.
Yugo likes this.
adeste fideles likes this.
Yugo
MENSAJE DE LA MADRE A ROSARIO ARENILLAS
Cruz Blanca, 8 Diciembre de l983.
Festividad de la Inmaculada Concepción.


Rosario: Madre, ¿cómo traes Tu Cara tan llena de pena?... Madre mía...
Madre: Hijos míos, no puedo aceptar la monstruosidad que reina en la tierra... es tan profundo el dolor que llevo en Mi Corazón Inmaculado por vosotros, hijos Míos... no puedo aceptar tantas injusticias
Rosa…More
MENSAJE DE LA MADRE A ROSARIO ARENILLAS
Cruz Blanca, 8 Diciembre de l983.
Festividad de la Inmaculada Concepción.


Rosario: Madre, ¿cómo traes Tu Cara tan llena de pena?... Madre mía...
Madre: Hijos míos, no puedo aceptar la monstruosidad que reina en la tierra... es tan profundo el dolor que llevo en Mi Corazón Inmaculado por vosotros, hijos Míos... no puedo aceptar tantas injusticias
Rosario:– Madre mía, ¿todavía más, Madre mía?... ¿todavía más, Madre?... ¿todavía tienen que ocurrir más catástrofes, Madre mía, y más injusticias entre los hombres?
Madre: Porque así lo desea el hombre... hijos míos, quisiera permanecer mucho tiempo con vosotros todos... y quisiera que no fuera tarde, vuestra reacción, por eso Yo os aviso con mucho tiempo... todavía estoy esperando... necesito a tantos hermanos vuestros además de vosotros, porque a vosotros ya os tengo... pero hay tantos hermanos vuestros que están tan lejos de Mí...
(Mensaje privado para un devoto de Inglaterra):
M. hijo mío, Yo soy tu Madre y te espero siempre... pero hay una madre en la tierra que te espera con todo su corazón, para que permanezcas unos momentos al lado de élla, hijo mío... no la abandones hijo mío... divide tu tiempo para que puedas estar conMigo y con élla... con las dos, hijo mío.
Yo te necesito y élla también, hijo mío.
Quiero que puedas comprender Mis Palabras que van llenas de cariño, hijo Mío.
Sé que Me amas mucho aunque no Me ves... exactamente igual, quiero que compartas tu cariño con élla que te necesita y la ves... tu madre de la tierra, hijo mío, élla te necesita, hijito mío y ahora te voy a bendecir, M.
(Este devoto inglés, me hizo saber que, efectivamente, su madre está muy delicada y debe visitarla en breve. Continúa la Madre, diciendo):
Mi Bendición será tu camino para que puedas vivir unido a la Cruz de Mi Divino Hijo, porque la Cruz de Mi Hijo, es la Cruz del hombre, con la que todos los hombres debéis aprender a reaccionar y a amar.
Solamente quisiera que todos los hombres volvieran la cara hacia atrás y pudieran dar vida a las Palabras, llenas de riqueza que Mi Hijo dejó grabadas en la tierra, para que todos los hombres pudieran vivir unidos a ellas... amad aunque no seáis amados... amad como Yo os he amado a todos... estas son Palabras de Mi Hijo... Su Mensaje a los hombres... porque el hombre que ame de verdad, encontrara a Mi Hijo en todo momento, pero que sea un amor sincero... que no sea un amor sin profundidad.
Vosotros podéis mentir... pero Yo no acepto la mentira.
Hijos míos, os conozco a todos profundamente, he leído los pensamientos de todos vosotros... hace mucho tiempo y ¡ay de aquel! ... que quiera entregar su amor falseado con la suciedad.
Yo os necesito hijos míos, pero os quiero sinceros, humildes de corazón.
Quiero que sepan ustedes comprender lo que Yo deseo de, todos vosotros... Yo deseo la buena armonía, un cariño sincero entre todos vosotros... ese cariño sincero es el que Yo aceptaré en todo momento... no intentéis engañarme... leo vuestros corazones.
Todos Me necesitáis, hijos míos, unos más y otros menos... pero todos Me necesitáis... el que más tiene, Me necesita y el que menos tiene, Me necesita igualmente.
El que más tiene a veces camina por caminos tortuosos. Quisiera hijitos míos, que esta semilla que Yo he recibido del Padre para entregarla a los hombres, no caiga sobre una piedra, sí sobre un sendero, porque puede ser perdida.
Quiero que quede bien grabada, y profundizada en vuestros corazones para que UN DIA PODAIS DAR TESTIMONIO DE ELLA... PORQUE LLEGARA EL MOMENTO, hijitos Míos, EN QUE TODOS VOSOTROS, MIS ELEGIDOS, TENDREIS QUE CUMPLIR UNA MISION MUY GRANDE DELANTE DE MÍ.
Rosario: Yo pensaba Madre que hoy sería un día grande para Ti.
Madre:– No puede haber día grande para Mí, hijos míos, mientras haya tan poca comprensión en la tierra, no puedo disfrutar de un día grande... el día grande para Mí, será aquel día en que Yo pueda presentaros a todos en el Reino del Padre... aquel día en que todos os améis y os reconozcáis por igual como hermanos... aquel día en que no haya ninguna indiferencia entre vosotros... aquel día en que sepan ustedes enseñar a amar a aquel que no sabe porque nadie se lo ha enseñado, hijos míos.
Habéis vosotros tenido la suerte de que nos hemos encontrado en un camino de amor aunque, eso sí, lleno también de espinas.
Yo quisiera que estuvieran ustedes muy preparados, porque será tan grande la confusión que enredará al mundo, que quedaran ustedes atónitos, porque no podrán ustedes comprenderlo.
LUCHARAN MINISTROS CONTRA MINISTROS, LUCHARAN INTENSAMENTE PARA QUE PUEDA SER FULMINADA LA SILLA DE PEDRO, SERA UNA LUCHA TAN TREMENDA QUE NO SE LLEGARAN A RECONOCER LOS PADRES Y LOS HIJOS.
De nada os servirá cuanto poseáis de cosas que no pueden llegar a Mí... preparad una LUZ bendecida por Mi Hijo y por Mí, preparad varios granos de sal, preparad varías gotas de aceite, preparad, hijos míos, varios fósforos... preparad una Cruz, para que permanezcáis en la oscuridad junto a Ella, porque vais a quedar prisioneros de la oscuridad de las tinieblas, preparad esa LUZ para que vuestros cuerpos sean encontrados entre oscuridad de las tinieblas... hijos míos, tenéis que estar prevenidos con todo cuando os estoy advirtiendo, sino estáis prevenidos, no podré llegar a vosotros ni podré salvaros.
No cansados de esperar... quisiera que esto no llegará nunca, pero LA LUZ DE LA BARCA SE ESTÁ QUEDANDO CADA DÍA MÁS CONFUNDIDA, APENAS YA TIENE LUZ Y USTEDES SERÁN LA LUZ QUE ALUMBRE LOS CAMINOS DE ESTA BARCA, DE ESTA BARCA QUE EL HOMBRE HA ABANDONADO, PARA ENCONTRAR NUEVOS CAMINOS... CAMINOS QUE NUNCA LLEGARÁN, LA PORQUE EL VERDADERO Y ÚNICO CAMINO DEL HOMBRE ES SEGUIR A MI HIJO.
Aquel que no siga a Mi Hijo, quedara fuera de la presencia del Padre, hijitos Míos.
Hoy voy a daros flores blancas porque me las ha dado un alma blanca.
(La vidente tiene en sus manos un manojo de flores blancas.)
Rosario: Todas son blancas Madre mía, todas... alguna no lo es, y yo no la quiero. (La flor blanca simboliza la pureza).
(Sigue mensaje privado para una devota y a continuación para un devoto, de este último entresacamos):
Hijo mío siempre te necesito, siempre... ten siempre fuerzas para poder llegar a Mí, para que un día puedas tu recoger tanta semilla como has puesto en el Camino de Mi Divino Hijo y Mío.
Hay momentos en que tienes grande angustia en tu corazón hijo mío, porque no te comprenden cuantos te rodean.
Yo te daré fuerzas para que puedas dar más y más, para que puedas ser comprendido... hijo mío, Yo te prometo que nunca Te voy a faltar.
Ama a quien no te ame, hijo mío, date a comprender a tus hermanos. Te bendigo en el Nombre de Dios Padre Todopoderoso, en el Nombre de Mi Divino Hijo, y en el Nombre del Espíritu Santo.
Y ahora hijos míos orad diciendo:
Creo en Ti, mi Dios porque Tú, oh Jesús, eres el Hijo de David, aparta de mí todo cuanto pueda hacer daño a mis hermanos, y (...?) Señor, vivo para Ti, y quiero entregar a mis hermanos a Ti, mi Señor. Ayúdame Tu, Oh Padre Celestial para que el odio que intentar rodearnos en estos momentos a todos, a Nuestra Madre y a nosotros, sea extinguido y vencido con la Oración y el Amor de todos, unos a otros.
Creo en Ti, Señor... creo en el Espíritu Santo, creo en el Espíritu de Dios sobre la tierra, creo en la Palabra del Padre, esa Palabra que construyó la Silla de Pedro, de la que ahora el Odio del enemigo quiere apartar a todos tus siervos, Señor, poniéndola una red en la que podemos quedar todos prisioneros.
Levantar todos conmigo la mano diciendo: en el Nombre del Padre del Hijo y del Espíritu Santo.
(La Madre dio una bendición a todos los presentes.)
Rosario: Madre, Madre, gracias pues con tu ayuda del enemigo no podrá tocarnos, gracias Madre, cuanto que debemos Madre.
(Mensaje privado para un devoto de España):
Tu pueblo (España) esta muriendo, hijo mío, ora... tienes como todos que levantar una gran muralla de defensa contra el enemigo que ya está en ella, y debes decirles a tus hermanos que solamente hay un camino para salvarse: oración y amor... no hay otro, hijo mío, diles que es necesario que el Perdón y el Olvido, hijo mío.
(Aludiendo un ser querido de este devoto que falleció hace algún tiempo, que dice la Madre):
Hay algo tan maravilloso que Yo lo uní al Padre, hijo mío, que tú no debes sufrir por él... porque tus oraciones han sido la fuerza para poder unirlo al Padre.
Rosario: Estás apenada Madre mía, estás apenada Madre mía.
(Privado para un devoto.):
J. hijo mío, estás cansado de Mí, J. Hijo mío, ¿cómo puedes cansarte de tu obra, cuando aún, todavía no has terminado?
Quizás una simple hoja de flor que se haya quedado sin poner en esta obra, hijo mío, que has empezado, sea suficiente para derribarla toda...
(Da a entender la Madre cuan necesaria en la fidelidad a la gracia de Dios aún en las más mínimas ocasiones, pues una pequeña infidelidad puede desembocar en una catástrofe espiritual, según la doctrina evangélica–bíblica, de que "un abismo arrastra a otro abismo").
(Continúa la Madre diciendo):
Yo te necesito, hijo mío, a veces te encuentro cansado y Yo doy vueltas y vueltas alrededor de ti... tú quieres escaparte de Mí, hijo mío, pero Yo no te dejaré, luchare y lucharé hasta que pueda dominar esos tus deseos de abandono, que en tu mente humana se enredan, hijo mío.
No Me abandones, no, porque tu quedarais perdido hijo mío.
Yo te daré todo lo que tú necesitas, lo suficiente para llegar a Mí, hijo mío. (La Madre le bendice.). Estoy extendiendo Mi Mano sobre ti, hijo mío. Mi Mano va siempre sobre tu hombro... cuando despiertes de tu pesadilla, entonces nos encontraremos los dos, pero siempre piensa que estoy contigo, hijo mío.
Rosario: No te vayas Madre mía, no te vayas, bendice estas flores para todos, Madre mía.
(La madre las bendice y da este mensaje privado para un devoto presente):
Madre: Hijo mío, toma esta flor, pero no es para ti, dásela a P. y dile a mi hija que reaccione, que empiece a nacer de nuevo, dile que la estoy esperando, dile que quiero sacarla de sus mantillas y de sus sayos de mundo, dile que no duerma, dile que la necesito. Tus palabras sonarán a ella más agradables y te comprenderá mejor, hijo mío.
Dile que unidos tú y ella compartiréis los sufrimientos y así esta vez más cerca de Mí... dile, porque lo digo Yo, que la oración es amor, sino hay oración no hay amor, si no hay amor no hay oración... dile que yo estoy en la pobreza, porque la pobreza es la riqueza del alma... dile que Yo, que tanto la deseo, nunca la abandonaré... ni a ninguno de mis elegidos, hijo mío.
Estoy apenada. Mi corazón Inmaculado está abrasado por el dolor... quisiera que despertarais todos, hijos míos... os amo.
Rosario: Adiós Madre, adiós Madre, adiós Madre.
adeste fideles likes this.