La oración mariana de Bernadette

Hagamos conocer y amar a María ¡Cuán feliz era mi alma, oh buena Madre, cuando tuve la dicha de contemplarte! Cómo me encanta recordar esos dulces momentos pasados ante tus ojos llenos de bondad y …