04:21

Epidemia

Desde el siglo IX se han declarado epidemias del fuego de san Antonio, cuyas consecuencias resultan más temibles, incluso que las de la propia lepra. Los enfermos "atormentados por dolores atroces …More
Desde el siglo IX se han declarado epidemias del fuego de san Antonio, cuyas consecuencias resultan más temibles, incluso que las de la propia lepra. Los enfermos "atormentados por dolores atroces lloraban en los templos y en las plazas públicas; esta enfermedad pestilencial, corroía los pies o las manos y alguna vez, la cara". Parecía que las extremidades iban consumiéndose por un fuego interno, se tornaban negras, arrugadas y terminaban por desprenderse, "como si se hubiesen cortado con un hacha". La inmensa mayoría sobrevivía, quedando mutilados y deformados enormemente, por la pérdida incluso de los cuatro miembros. Esta terrible enfermedad era debida a la ingestión de pan amasado con harina de centeno, contaminada por el cornezuelo del centeno, un hongo que se desarrolla sobre todo en los años húmedos, en las espigas del centeno, el alcaloide principal del cornezuelo del centeno es la ergotamina, O LSD. La intoxicación (ergotismo) puede ser aguda, mortal, con trastornos …More