Gloria.tv And Coronavirus: Huge Amount Of Traffic, Standstill in Donations
03:02

El que pierda su vida por mí, la salvará. Marcos 8, 34–9, 1. Pedro Damián, Santo.

VirgendelTepeyac Para meditar ♦ Nuestra fe en Cristo Jesús y nuestra pertenencia a su comunidad cristiana, se podrían quedar también en puras palabras si no les sigue una vida coherente. Si hablamos …More
VirgendelTepeyac Para meditar ♦ Nuestra fe en Cristo Jesús y nuestra pertenencia a su comunidad cristiana, se podrían quedar también en puras palabras si no les sigue una vida coherente. Si hablamos mucho de “amor”, “democracia”, “comunidad” y “derechos humanos”; si nos sentimos orgullosos de ser “buenos cristianos”, “religiosos” y “creyentes”, pero luego en la práctica no nos portamos como hermanos o como cristianos, nuestras palabras son vacías. Como si al que tiene frío solo se nos ocurre decirle “caliéntate, hermano” y no le proporcionamos ninguna manta. No es que las obras salven. El que salva es Dios. Pero la salvación que él nos da exige una acogida activa. En el salmo se nos hace repetir: “Dichoso quien ama de corazón los mandatos del Señor”, pero luego eso tiene una traducción práctica: “Dichoso el que se apiada y presta y administra rectamente sus asuntos”. Para que no nos quedemos en palabras, también nosotros hemos de recordar lo que nos enseñó Jesús: “No el que dice: …More