Nuestra Señora de Irlanda

17 de marzo: Durante los difíciles tiempos de Oliver Cromwell, uno de los obispos ven obligados a salir de Irlanda era el doctor Lynch, obispo de Clonfert. Viajó por Europa y, finalmente, llegó a …More
17 de marzo:
Durante los difíciles tiempos de Oliver Cromwell, uno de los obispos ven obligados a salir de Irlanda era el doctor Lynch, obispo de Clonfert. Viajó por Europa y, finalmente, llegó a Hungría en 1654. Él fue amablemente recibido por John Pusky, obispo de Gyer, y con el tiempo se convirtió en obispo auxiliar de la Diócesis.
Diez años más tarde obispo Lynch planeaba regresar a su tierra natal... pero, al parecer, Dios tenía otros planes. Durante sus últimas horas le dio al obispo de Gyer su único tesoro de material: la imagen de la Virgen de Irlanda. Poco después, como un recuerdo del obispo irlandés, la imagen de la Virgen fue colgado en la pared de la Catedral en Gyer.
LEER COMPLETO