01:28:49
Yugo
210

Europa decreta la emergencia climática.

Europa decreta la emergencia climática.More
Europa decreta la emergencia climática.
Yugo
MENSAJE DE LA MADRE A ROSARIO ARENILLAS
CRUZ A BLANCA. 19 de Marzo de 1985
Aparece San José por sexta vez


Rosario:– Madre mía, "abájaTe" un poquito más, que apenas siento Tu voz, "abájaTe" un poquito más, Madre mía
Madre:– Siento dentro de Mí, hijos Míos, hasta las palpitaciones de vuestros corazones, las llevo tan dentro de Mí, que no dejaré nunca de escucharlas.
He bajado a la tierra, …More
MENSAJE DE LA MADRE A ROSARIO ARENILLAS
CRUZ A BLANCA. 19 de Marzo de 1985
Aparece San José por sexta vez


Rosario:– Madre mía, "abájaTe" un poquito más, que apenas siento Tu voz, "abájaTe" un poquito más, Madre mía
Madre:– Siento dentro de Mí, hijos Míos, hasta las palpitaciones de vuestros corazones, las llevo tan dentro de Mí, que no dejaré nunca de escucharlas.
He bajado a la tierra, para reuniros a todos, pues sois Mis hijos.
No es Mí Boca la que habla, estoy hablando con la Voz del Padre.
Es vuestro Padre, El que se está dirigiendo a los hombres.
Pertenecen ustedes a Mí, por eso, hijos Míos, no dejar que el enemigo os engañe en todo momento.
SEGUIDME... porque el Padre os está esperando.
No pertenecen ustedes a la tierra, porque no sois parte de la tierra... ¡PERTENECEN USTEDES AL PADRE!
Sois hijos Míos, en todo momento.
Quiero deciros, que no dejéis nunca de pisar este Sagrado Lugar tan privilegiado por Mi Hijo y por Mí, porque este Sagrado Lugar, un día, se convertirá en algo tan importante, hijos Míos, que aquí, Mis hijos que Mi Hijo ha escogido, serán un día testigos de su grandeza.
Pero tenéis que estar alerta en todo momento, porque tendrán ustedes tanto que darle al mundo... porque vuestras palabras servirán como una muralla, hijos Míos, para que en la tierra, un día pueda reinar la paz que desea el Padre, para que la tierra sea el paraíso del hombre.
Por eso hijos Míos, tenéis que luchar y luchar y SEGUIR ORANDO para sacar con toda su cepa, la hierba mala que contamina la tierra, hijos Míos.
El mal de la tierra hay que fulminarlo en todo momento, con la ayuda de ustedes, Mis elegidos.
Hacer desaparecer la mala semilla de la tierra y entonces la tierra volverá a florecer de nuevo, hijos Míos, porque de lo contrario, será muy desagradable para todos vosotros y para todos vuestros hermanos, pero si en verdad Me amáis y seguís el camino de Mi Hijo, hijos Míos, ustedes serán los APOSTOLES DE MI HIJO, porque Mí Hijo les necesita a todos.
Pero, hoy, quisiera dejar este tema y voy a hablarles de este día tan importante.
Quiero decirles a todos que SAN JOSE está en los cielos...
(Aparece el Glorioso Patriarca San José y Rosario exclama, llena de emoción)
Rosario:– Qué guapo eres, San José bendito... esposo de María Santísima, nuestra Madre.
San José:– Hoy he venido a la tierra para aclararle al hombre unos puntos, que los hombres han enturbiado con tanta maldad.
SOY ESPOSO DE MARIA SANTISIMA, Madre de Dios y Madre de TODOS LOS HOMBRES.
EL HIJO DE DIOS PADRE SE ADENTRO EN MARIA POR OBRA DEL ESPIRITU SANTO, ESPIRITU DE DIOS PADRE.
Yo fui esposo y fui padre... ustedes mis elegidos, también pertenecen a María, que es la ESPOSA DE DIOS PADRE, Madre de todos los hombres.
EL HOMBRE MANCHA SU (de María) NOMBRE.
YO FUI SU (de María) HIJO, como lo sois vosotros... fui HIJO y ESPOSO, PORQUE ME CONSAGRE A ELLA, porque Ella, fue lo MÁS PURO QUE DIOS PADRE ME PUSO EN MI CAMINO.
MARIA, fue como una ROSA que ni el rocío de la primavera, pudo mancharLa... por SU PUREZA, fue la Madre de Jesús y Madre de todos los hombres.
Algún día los hombres se darán cuenta del tiempo que han perdido, profanando el NOMBRE DE VUESTRA MADRE.
TENDRAN QUE LLORAR... porque un día vuestros ojos, tendrán que presenciar la PUREZA DE VUESTRA MADRE.
Vuestra Madre es una rosa que salió del Corazón de Jesús, por la Voluntad del Padre.
Padre, Hijo y Espíritu Santo, TRES palabras distintas... un solo Dios.
Y María es una ROSA DEL JARDIN DEL Padre y de esa ROSA, vino Jesús... pero esa ROSA, (aquí parece referirse a Jesús) fue destruida (sacrificada) para la SALVACION DE LOS HOMBRES.
Hoy, muchos hermanos vuestros, se perderán esta Bendición tan importante, que con permisión del Padre, voy a darles a todos
Rosario:– Tú, ¿cómo Te llamas, José o San José?... es que a veces me parece que eres JESUS... porque... ¡es que eres tan guapo!...
San José:– Antes de volver a la tierra, habrá que descubrir algo que está oculto en un lugar muy sagrado... MI VARA, LA QUE ME ENTREGO EL PADRE.
Rosario:– ¿La Vara de San José?... ¡por eso, Tú no la traes!...
San José:– Está en la tierra, está en un sitio muy sagrado, está entre rosas y está impecable... y esa VARA será, la que será entregada a la SILLA DE PEDRO.
Con esa VARA será medida la tierra, porque así es la Voluntad del Padre.
Rosario:– ¿Porqué me dices ésto a mí?... José... yo Te miro a Ti y miro a mi Madre... y DOS CARAS MÁS DIVINAS, imposible de encontrar en la tierra... qué guapo eres... y qué joven que eres.
San José:– HOY HE VENIDO A LA TIERRA, porque ha sido la Voluntad del Padre que YO ME MANIFIESTE EN ESTE SAGRADO LUGAR POR SEXTA VEZ.
Rosario:– Yo no te he visto tantas veces... solamente con ésta, cuatro.
San José:– Voy a deciros algo... ustedes seréis LUZ en el mundo, para el Camino del Padre.
Ustedes "seréis", como un cable de alta tensión para detener a vuestros enemigos, que están al acecho de todos los hombres, para hacerles caer.
Ustedes, con esa fuerza espiritual que en todo momento, estáis recibiendo de vuestra Santísima Madre, dejareis vencidos a los enemigos.
Hijos Míos, YO FUI POBRE ANTES QUE RICO... AHORA SOY RICO... Y POR ESO, MI RIQUEZA QUIERO COMPARTIRLA CON TODOS MIS HERMANOS, porque la riqueza que busca el hombre en la tierra, ¡NO LE SIRVE PARA NADA!...
LO MÁS IMPORTANTE ES LA RIQUEZA ESPIRITUAL...
¿PARA QUE QUEREIS RICAS... VUESTRAS FALTRIQUERAS, Y VUESTRA POBRE ALMA, EMPOBRECIDA?
Cuando vuestra pobre alma esté enriquecida, NADA OS FALTARA, hijos Míos, porque yo os prometo que el pan que os vayáis a llevar a la boca, lo partirán ustedes en partículas, como el Cuerpo de Mi Hijo, para que sea repartido entre todos, porque así es la. Voluntad del Padre...
Y... NO PENSAD SOLAMENTE EN LA TIERRA.
Y ahora Yo... y ahora Yo, pido al Padre que Me conceda UNA RICA BENDICION PARA TODOS VOSOTROS.
(Bendice el Santo Patriarca San José)
Rosario:– ¡Gracias, gracias San José!
San José:– TODOS ESTAIS BENDECIDOS, PUES ME LO HA CONCEDIDO EL PADRE.
Rosario:–... ¡José!... espérate, que Te pregunte una cosa: Dicen que Tú fuiste CARPINTERO.
San José:– Fui CARPINTERO DEL BANCO DE LA SABIDURIA. FUI CARPINTERO PORQUE TUVE QUE HACER UNA ARMADURA A MI ALMA, PARA QUE CONSERVARA LA RIQUEZA ESPIRITUAL QUE VUESTRO PADRE ME HABIA CONCEDIDO.
Por eso hijos Míos, quisiera que Mis palabras sirvieran de armadura de vuestra alma, para que no pudieran ustedes DESPERDICIAR NI UNA SOLA PALABRA DE ESTA SANTA MADRE VUESTRA.
(Durante la aparición, la vidente está contemplando a la Madre y a San José a su lado.)
Rosario: – Bendice al Padre F. (a la sazón, enfermo) que está muy solo.
San José:– Bendigo al Padre F. y bendigo A TODOS LOS SACERDOTES QUE CON BUENA VOLUNTAD HAN ACEPTADO EL NOMBRE DE MI MADRE QUE ES VUESTRA MADRE... a Mi hijo De., bendigo a Mi hijo Pa., a. Mi hijo Do., a Mí hijo Jo. (todos los nombrados son sacerdotes amantísimos de la Santísima Virgen y de Sus Glorias)... y a todos MIS SACERDOTES, porque SON SACERDOTES DEL PADRE Y SON VUESTROS SACERDOTES, PORQUE ELLOS SERAN LOS QUE TENDRAN QUE ENSEÑAROS A TODOS LOS HOMBRES, EL CAMINO DE LA SALVACION... porque ellos volverán.
(Parece dar a entender el Santo Patriarca, que en un futuro próximo, los Sacerdotes que un día quizás se enfriaron en la práctica de su alto ministerio, VOLVERAN A. SER GUIAS SEGUROS hacia el Padre. Oremos todos mancomunadamente, por esa gloriosa realidad, al Glorioso Patriarca, fiel Sacerdote del Padre y Patrono de la Iglesia Universal).
Rosario:– ¿Has bendecido a Mª A que está en el coche? ¿es que Tú la conoces?
San José:– YO os conozco a. todos... vuestras palpitaciones son las Mías, vuestro dolor es Mi dolor, vuestras penas son Mis penas, vuestra pereza es Mi dolor y vuestras dudas son Mi Calvario.
(Privado a M.): Pequeña Mía, no dudes, que tus dudas, Me hacen pasar tanto tiempo en el Calvario... no dudes hija mía, no dudes ni un momento, porque no todos los hombres tienen la misma luz, hija Mía.
Acéptame como eres... estas palabras no son Mías, son palabras de Jesús que sufre junto al Padre por tantas ofensas que en todo momento está recibiendo de SUS MINISTROS y de todos.
Por eso, hija Mía, tú que has tenido la suerte de poder hablar de Mí, háblales a tus hermanos... no te consideres necia, háblales hija mía.
SOY JOSE, hijo de María y de Jesús, soy de Su misma Tribu.
Hija Mía., habla a tus hermanos de Mí... serás desgraciada... pero háblales de Mí, habla, habla hija Mía, porque sé que sientes en estos momentos algo en tu corazón... y ahora... y ahora... Me voy... no voy a pedir otra Bendición al Padre, pero Mis miradas...
Rosario:– Adiós Padre mío... adiós Madre... qué divinidad es ver a San José... pero Madre mía, ¿cómo tengo que llamarLe, de usted o de tú?
Madre:– Solamente, San José, vuestro hermano y predilecto de Jesús.
Rosario:– Adiós... espera que Te pregunte otra cosa. ¿Porqué vienes de blanco vestido?
Madre:– Porque la blancura es pureza... Y ÉL ESTA EN LOS CIELOS EN CUERPO Y ALMA, AUNQUE LOS HOMBRES NO QUIERAN ACEPTARLO.
Rosario:– Adiós Madre, adiós Padre...
Yugo
Europa decreta la emergencia climática.