01:06:56
Yugo
212

Misión 2015 LA SANTA MISAPadre Michael Rodríguez

Misión 2015 LA SANTA MISAPadre Michael RodríguezMore
Misión 2015 LA SANTA MISAPadre Michael Rodríguez
Yugo
MENSAJE DEL SEÑOR A ROSARIO ARENILLAS
(En el santuario del Inmaculado Corazón de MARIA, el día 30 de Abril de 1983)


Rosario: ¡Madre, Madre, que buena eres Madre!
Madre: Hijos míos: he venido para poderles comunicar a ustedes todos, que estáis alertados.
¿Cuándo serán los momentos en que YO llegue a vosotros y los encuentre despiertos y esperándome con el corazón lleno de ansiedad? Pero, …More
MENSAJE DEL SEÑOR A ROSARIO ARENILLAS
(En el santuario del Inmaculado Corazón de MARIA, el día 30 de Abril de 1983)


Rosario: ¡Madre, Madre, que buena eres Madre!
Madre: Hijos míos: he venido para poderles comunicar a ustedes todos, que estáis alertados.
¿Cuándo serán los momentos en que YO llegue a vosotros y los encuentre despiertos y esperándome con el corazón lleno de ansiedad? Pero, estáis alertados, hijos míos.
No "se" librareis del pequeño castigo... pero Yo les digo a todos que NO HABRÁ CASTIGO SIN PIEDAD, porque YO seré vuestro camino y protección cuando aquel llegue, Hijitos míos: no abandonaros los unos a los otros.
¡ORAD MUCHO!
Permaneced todos muy unidos en la ORACION.
Dadle muerte a vuestro ODIO
"Acariciaros" los unos a los otros.
Rosario: ¡Madre, Madre, que buena eres Madre! ¡cuánto te debemos, Madre, cuanto, Madre mía!
Madre: Permaneced y venir todos unidos a Mí, porque a todos os quiero unidos y así se encontrarán ustedes, más cerca de MI CORAZON INMACULADO, para poder ser refugiados en ÉL. Porque vais a querer caminar y NO VAIS A TENER CAMINO FUERA DE ÉL.
Por eso Yo les quiero ofrecer PIEDAD en todo momento... y quiero que ME conozcan ustedes todos.
Rosario: ¡Cuanta agua corre por el suelo, Madre mía y Tú no Te estas mojando aunque está lloviendo tanto!
Madre: Pido a Mi Divino Hijo poderos refugiar a todos siempre que estéis cerca de Mí, que "se" encontrareis cerca de Mí... porque llegará el momento en que muchos de vosotros os iréis lejos de Mí y Yo entonces no podré refugiaros en Mi Manto.
Rosario: ¡Madre, Madre mía!
Madre: Hijos míos: vosotros todos unidos TENEIS QUE DETENER, QUE LA SILLA DE PEDRO SEA "MARCHITADA" POR LOS HOMBRES. TENEIS QUE EVITAR QUE ESOS HOMBRES, con su poder malvado, LA PONGAN AL SERVICIO DEL ANTICRISTO.
Hijos míos: LUCHAD TODOS UNIDOS POR LA SANTA MADRE, LA IGLESIA, LA CASA DEL PADRE, ES DE TODOS.

Pequeña mía, me estas recordando algo (La vidente presenta a la Madre un Crucifijo y la Madre continúa): – ¡esto Me trae tan profundos recuerdos! Pero ustedes no serán crucificados en este madero, donde fue crucificado Mi Hijo, no.
Seréis crucificados en MI CORAZON INMACULADO, con manos de piedad, reposando en la Gracia Divina de Dios Padre.
A muchos hombres se hallan aquí presentes, querría decirles tantas cosas... pero que no tengan prisa, para alejarse de Mí... que caminen lentamente.
– C. Mª (privado a un joven presente): no te quiero ver como arrinconado de dolor, no, hijo mío, no... quiero verte arrinconado, pero abrazado a una flor, abrazado a una flor que soy YO. ¡Que mala pasada has pasado, hijo mío! Has perdido la confianza en Mi, en algún momento... pero Yo te dije un día, C.Mª que tú serías el Cirineo de Mi hijo y Mío.
Cuando creas que te vas a ahogar en el océano, entonces todo volverá el pie atrás y te encontrarás mas cerca de Mí.
Rosario: Gracias, Madre, gracias en nombre de este tu Hijo que tanto amas y Tanto te quiere Madre.
Madre: Todos los países de la tierra se rendirán ante la SILLA DE SAN PEDRO, pero Yo quisiera que vosotros fuerais los primeros.
Esta tierra es tierra mariana, no porque Yo me llamo MARIA, sino que es tierra mariana, porque tal fue la Voluntad del Padre, y en esta tierra mariana, UN DIA HABLARAN LAS PIEDRAS.
Muy pronto llegarán los momentos en que esta tierra mariana, donde estoy derramando tantas gracias, hablen las piedras y sean las palabras tan abundantes como lo son las flores.
PORQUE DE ESTA TIERRA EN QUE ESTAMOS EN ESTOS MOMENTOS, SERÉ REINA Y SEÑORA PARA LA SALVACIÓN DEL MUNDO ENTERO.
Por eso, hijitos míos, NO CREAR FRONTERAS, estad todos unidos, TODOS SOIS PARA MÍ, POR IGUAL.
El ejército del Padre será el que rendirá con su Bandera Blanca, al enemigo y le dará la salvación a España.
Pero, tenéis que andar ALERTA, hijitos míos, porque la tierra que pisáis podrá traicionaros, hijos míos.
EL MUNDO ENTERO SERA CASTIGADO POR EL EJERCITO MALIGNO, QUE ES EL COMUNISMO.
Hace tanto tiempo que dije que en mundo sería castigado por el COMUNISMO.
Siempre os he escuchado y os he hablado las Palabras del Padre. El Padre quería la COMUNIDAD ENTRE LOS HOMBRES y el hombre ha confundido las palabras.
Será para poco tiempo, porque vuestras oraciones detendrán el signo del anticristo y La Palabra reinará en el mundo entero.
Nunca me cansaría de repetiros las mismas palabras, hijos míos. Para Mí, siempre son nuevas, porque tal es la Voluntad del Padre. DE UN MOMENTO A OTRO, SALTARA COMO UN RAYO DE LUZ, no diré de fuego... diré LUZ, EL CAUDILLO DEL TAJO, porque, SERA LA SALVACION DE ESPAÑA.
Por eso, estad alerta, para que puedan ustedes reconocerle entre toda la confusión que producirá el enemigo en el mundo entero.
El mundo entero, será... el mundo entero será... principalmente ESPAÑA, colmado de PIEDAD, después, porque es la Voluntad del Padre... y el mundo será el Reino del Padre, porque es el reino del hombre, donde el hombre tiene que reinar.
Pero el hombre vive equivocadamente.
El hombre reinará con la justicia Divina.
Van a llegar los momentos en que no os reconoceréis ni los padres ni los hijos.
MI HIJO ESTARA CON VOSOTROS, mas, será tan grande la confusión, que lo tendréis presente, no lo reconoceréis y lo despreciaréis.
Cuando os deis cuenta, Mi Hijo, estará dentro de la casa del Padre.
El no azotará a los hombres, les entregará flores en sus manos y a muchos MINISTROS SUYOS LES DIRA:
OS HE PEDIDO PAN Y NO ME LO HABEIS DADO, OS HE PEDIDO AGUA Y ME HABEIS ESCUPIDO A LA CARA... pero no les voy a azotar... les voy a entregar flores, porque voy a derramar en la tierra PIEDAD y no ODIO, como los hombres han enviado al Padre.
¡CUANTOS MINISTROS DE MI DIVINO HIJO SENTIRAN VERGÜENZA Y NO PODRAN MIRAR A MI DIVINO HIJO A LA CARA!
ENTONCES QUERRAN Y NO PODRAN... ¡AHORA ESTAN MUY A TIEMPO!
Ahora aquel ministro de Mi Divino Hijo que sea capaz de luchar para poder salvar a cuantos hermanos suyos lo necesiten, serán premiados con la Gracia del Padre.
Aquel que levante su mano entre la Casa del Padre, PARA QUE ESTE SIRVA DE LUGAR DE ESPECTACULO, recibirá la gracia del Padre.
Pero, AQUEL QUE HABRA LAS PUERTAS DE LA CASA DEL PADRE PARA QUE SIRVA PARA COMETER PREJUICIOS, SACRILEGIOS, PARA QUE SIRVA DE ESCANDALO... ¡cuantas cuentas tiene que dar!
Ante la presencia de todos tendrá que pagar su castigo y su vergüenza, PORQUE NO HA SIDO CAPAZ DE LUCHAR POR ALGO TAN IMPORTANTE COMO ES EL CUERPO Y LA SANGRE DE MI DIVINO HIJO.
Porque esa SANGRE y ese CUERPO, fueron dados por el Padre, AQUEL que no tuvo principio ni fin, ni remate, que fue y es y será toda una ETERNIDAD.
Por eso hijos míos, nadie podrá ver al Padre pero quien ve a Mi Hijo ve al Padre y al Espíritu Santo.
Mi Hijo (¿) el cuerpo Divino en las manos de sus fieles sacerdotes.
– (Dirigiéndose al sacerdote allí presente dice):
Madre: Pastor F... Pastor F., no ha sido tu voluntad ponerte a Mi derecha, te he traído Yo, hijo mío, te he traído Yo a Mi derecha.
Tu has puesto toda confianza en Mi, y Yo quiero ponerla en ti, en unos momentos tan difíciles como está viviendo el hombre y tú vas apagando el fuego... hijo mío, aunque tu cuerpo muera, tú quedarás entre ellos, porque tú no puedes morir ya que eres una víbora defendiendo el Cuerpo de Mi Divino Hijo.
Nunca te creas el mayor ni el primero, porque el más pequeño será el mayor ante los Ojos del Padre.
Será tan fuerte el manantial de tu corazón, que... cuantos Ministros de Mi Divino Hijo vendrán a que les puedas ofrecer agua de tu Corazón.
Hijo mío, nunca se la niegues... hijo mío... porque tendrás para todos.
Ahora eres despreciado, pero más adelante encontrarás distintos caminos... pero no te apartes de Mi Hijo ni de Mí, nunca, nunca, hijo mío. Yo nunca te faltaré.
– (Privado a una señora):
Madre: ¡Cuantas flores, hija mía, cuantas flores has hecho crecer en Mi Camino!... flores que no eran flores, que eran espinas de tantos hermanos tuyos que no han sabido comprenderme.
Se han creído tan sabios en la tierra, que solamente producen espinas y están perdiendo tantas flores.
Flores que hasta mis penas podían convertirlas en flores y las están desaprovechando, hija mía.
Abrázate fuertemente a estas flores que antes fueron espinas, porque llegará el momento en que te reconoceré entre todas.
Yo extenderé Mi Mano porque sé que Tú, hija mía, has convertido las espinas en flores que adornan Mi Corazón Inmaculado, ahora.
– (Privado a un joven presente):
Madre: Eres tan pequeño para Mí, hijo mío, aunque te encuentras tan crecido en la tierra, pero eres muy pequeño para Mí. No te voy a llamar por tu nombre, aunque sé que tú lo desearás...
Algún día te manifestaré a Mis pies, con un cante cantarín, que solamente escucharé Yo.
Búscame Hijo mío, búscame que te necesito Hijo mío.
Apártate del mundo y búscame a Mí, porque eres como un Angel para Mí. Ese canten cantarín que tú traerás, Mi Hijo te contestará al mismo tiempo y con el mismo cantar.
Tú serás para Mí, ¡algo importante!
– (A otro devoto, privado):
Madre: Toma hijo mío A... tú te alegrarás; toma para que tengas para todos tus hermanos (le da varias rosas)
Tu sabes que yo te quiero mucho hijo mío.
Siempre serás el primero, aunque así no lo comprenda el hombre. Nunca me abandones hijo mío. Nunca, porque yo estaría siempre contigo. Hijo mío, A. Eres para mí, algo que no puedes palpar, ni tocar en la tierra, eres algo muy importante para Mí, porque eres igual que un Pastor... me has traído un rebaño de ovejas.
Hoy tu has llegado a mi corazón Inmaculado y tu llegada a mi Corazón ha servido como una festividad en la presencia del Padre.
Me has traído tantos hermanos tuyos que Yo deseaba. Nunca te voy a abandonar, hijo mío.
(Sigue la Madre distribuyendo flores entre los presentes y añade):
Madre: Es más grande el "repartimiento de Mis palabras y del AMOR DE MI CORAZON INMACULADO, que todos los objetos que Yo pueda darles a Vosotros.
Sois para mí algo tan importante, hijos míos.
Sois para Mí, como un pájaro que ha caído del nido y habéis caído en mis manos.
No habéis caído en la tierra, os habéis apartado de la tierra y tenéis momentos en que os encontráis lejos de la tierra y MUY CERCA DEL PADRE...
– (A una joven devota, privado):
Madre: ¿cómo sabías que te tenía entre Mis brazos?
Te quiero a ti, pero no quisiera que junto a ti se hallaran almas queridas tuyas, quisiera que tu te despertaras entre tus padres... flores, pero no las de la tierra, flores adornadas con oración.
Hija mía, a vosotros os necesito tanto, que no podrían ustedes comprenderlo.
Ustedes darán testimonio de Mí y Yo lo daré al Padre.
PODEIS GRITARLE AL MUNDO QUE EL QUE NO ESTE CONMIGO ESTA VACIO... NO TIENE ESCRUPULOS ANTES NADA, por eso hija mía, llénate de Mí en estos momentos, para que tengas algo que entregar a los hermanos.
Quiero que sirvas de ejemplo aunque seas despreciada. Háblales de Mí, pregúntales a tus hermanos si me aman, pregúntales si el hombre puede vivir sin MI HIJO... y escucharás la respuesta: ¡NO!
Y ahora mi bendición para todos...
¡Cuánto vais a sufrir hijos míos!
Sed amigos de vuestros enemigos, sed humildes hijos míos.
Rosario: ¡Madre, Madre mía... adiós Madre!
Yugo
Misión 2015 LA SANTA MISAPadre Michael Rodríguez