En algunos casos maldecir puede ser lícito y santo

No podemos sino alegrarnos con el celo de nuestro consultante y concordar con él a respecto de la situación gravísima de pecado en que el mundo actual se encuentra sumergido, para deplorar juntos la …More
No podemos sino alegrarnos con el celo de nuestro consultante y concordar con él a respecto de la situación gravísima de pecado en que el mundo actual se encuentra sumergido, para deplorar juntos la proliferación de ofensas hechas a Dios, muchísimas de las cuales merecen la calificación que figuraba en los antiguos catecismos, o sea, de que tales pecados claman al cielo y piden a Dios por venganza.
Pero permanece la pregunta: ¿es lícito pedir o desear esa venganza de Dios, de tal manera que el mal recaiga sobre los autores de esas blasfemias y ofensas, por ejemplo, cuando ellas son dirigidas a su Santa Madre?
La cuestión es delicada, pero la respuesta simple, clara y concisa ya fue dada por santo Tomás de Aquino en la Suma Teológica. En la parte en que trata de la virtud de la justicia, el Doctor Angélico analiza los diferentes pecados que son cometidos por palabras contra la justicia, dentro y fuera de los tribunales, y aborda al final la maldición (II-II, q. 76).
Para responder si … More
perceo3 and one more user like this.
perceo3 likes this.
Tina 13 likes this.