01:28:28
Yugo
238

ESPECIAL Estamos en el FINAL de los ÚLTIMOS TIEMPOS - con Mauricio Ozaeta

ESPECIAL Estamos en el FINAL de los ÚLTIMOS TIEMPOSMore
ESPECIAL Estamos en el FINAL de los ÚLTIMOS TIEMPOS
Yugo
Yugo
MENSAJE DE LA MADRE A ROSARIO ARENILLAS
CRUZ BLANCA, 25 de Enero de 1986


Rosario:– ¡Madre, Madre mía! qué alegría Madre, de volverTe a ver. Perdóname Madre mía, que Tú sabes que no soy digna de verTe, pues estoy muy manchada de pecados... perdóname, Madre mía.
Madre:– ¡Hijitos Míos... hijitos Míos! ¿qué mérito tan grande tiene hijitos Míos, aquel hombre que SABE SUFRIR y qué don tiene …More
MENSAJE DE LA MADRE A ROSARIO ARENILLAS
CRUZ BLANCA, 25 de Enero de 1986


Rosario:– ¡Madre, Madre mía! qué alegría Madre, de volverTe a ver. Perdóname Madre mía, que Tú sabes que no soy digna de verTe, pues estoy muy manchada de pecados... perdóname, Madre mía.
Madre:– ¡Hijitos Míos... hijitos Míos! ¿qué mérito tan grande tiene hijitos Míos, aquel hombre que SABE SUFRIR y qué don tiene aquel hombre que siendo sabedor de muchas cosas, viene a Mí, como el más necio?
Que mérito tiene delante de Mí, tal hombre.
Así Me gustan los hombres... sufridos humildes.
Pero hay hombres que dicen, saberlo todo y no saben nada, porque lo más importante LO ESTAN OLVIDANDO.
La ORACION no es para Mí... LA ORACION ES PARA VUESTRA SALVACION.
Yo ORO en todos los segundos... en todos los segundos, a todas horas y en todo momento PARA QUE LA TIERRA SEA SALVADA.
Pero el hombre cada día, va más caminando a pasos agigantados para seguir al enemigo.
¡Hijitos Míos! ¿cuándo despertarán ustedes?
Despertarán ustedes cuando crean que lo tienen todo... y entonces todo será en vano.
¡No!... ahora podéis despertar, ahora podéis despertar y podéis ofrendar los dolores de vuestros corazones.
Ahora podéis entregar la vida por aquellos que NO ME AMAN.
Quiero hacerles saber a los hombres que el que no ama a Mi Hijo y a Mí, no ama a ninguno de sus hermanos.
Tenéis que amaros todos unos a otros y entonces podré escuchar vuestras oraciones, vuestras plegarias.
Solamente cuando siento que un hijo mío está unido a los demás por amor, entonces es cuando puedo escuchar sus oraciones,
En aquel momento su alma está enriqueciéndose delante del PADRE... y "empobreciéndose" en la presencia del enemigo.
La riqueza del alma no pertenece al enemigo.
Solamente pertenece a Mi Hijo y a Mí.
Hijitos míos, tenéis que ser constantes... seguid... seguid.
El sacrificio constituye parte de la salvación y el dolor es parte del amor.
El hombre que no sabe aceptar el dolor ¿cómo puede decir que hay amor en su corazón?
En todo momento pido a los hombres que oren intensamente y que acepten el dolor... que no vengan a Mí, por un cambio...
Rosario:– Madre, Madre, espérate, espéraTe, Madre que apenas comprendo Tus palabras...
(Privado para N.)
Madre:– No sufras hijo Mío, no sufras hijo Mío que ya otros lo hacen por ti.
Otros seres queridos tuyos están obrando y construyendo el camino por el que tienes que pasar un día... ese camino quedará limpio, quedará tan limpio que tú te sentarás un día sobre esa limpieza que te han dejado preparada y después sobre esa limpieza aprenderás a caminar, a amar, a perdonar.
Hoy voy a bendeciros a todos, porque Mi Bendición es el único calor que puedo daros, hijitos Míos... EL CALOR DE MI BENDICION.
(Privado para A.)
Madre:– No tengas miedo hija Mía, porque Yo siempre estaré contigo... hija Mía, qué buen discípulo te has buscado... pero no le has buscado tú, te lo he entregado Yo, hija mía. Ayúdale, no le abandones nunca porque éste dará y te entregará el camino por donde tienes que pasar.
Cuántas piedras pones en el camino de la salvación de tus hermanos, pero todavía te queda UNA.
Tú ajustarás las piedras para que no caigan por el precipicio hija Mía... porque hay tantas piedras que están a pique (punto) de irse al foso, hija Mía. De nuevo quiero bendeciros a todos con el único calor que puedo daros, hijitos Míos, MI BENDICION. Es Mi Voluntad, es Mi Voluntad que todos deis testimonio de Mí, pero antes tenéis que conocerMe, porque ¿cómo puede un hombre dar testimonio de Mí, si no Me conoce?
Quiero darMe a conocer a todos, hijitos Míos, quiero que sintáis todos el DOLOR DE MI CORAZON INMACULADO y con ese contacto de DOLOR podréis transmitir a vuestros hermanos, QUIEN SOY YO, hijitos Míos.
VENID A ESTE SANTO LUGAR, PORQUE AQUI ESTOY VIVIENDO ENTRE LOS HOMBRES... MI HIJO Y YO ESTAMOS VIVIENDO AQUI...
NO SOY UNA SOMBRA NI UN FANTASMA.
SOY LA SALVACION DE LA TIERRA QUE VENGO A SALVAR A TANTOS PAISES DE LA TIERRA.
¡AY VASCONGADAS!
¡AY PALMA DE GRAN CANARIA!
¡AY, TODAS LAS ISLAS AMENAZADAS... TAN AMENAZADAS!.
ORAD, hijitos Míos, para que el mal del enemigo no pueda hacer desa... desa... (La vidente gime al no poder pronunciar correctamente la palabra "desaparecer" y exclama: ¡no puedo! continuando poco después normalmente) DESAPARECER TANTOS RINCONES PRIVILEGIADOS POR MI HIJO Y POR MÍ.

Rosario:– (Se excusa ante la Madre diciéndole): ¿Tú no sabes, Madre mía, que yo tengo una lengua como un trapo y no sé ni hablar, Madre mía? ¿Porqué te has fijado en mí?
Tú me dices las cosas, pero yo no sé decirlas como Tú.
Madre mía, quítale el dolor a la madre de tu hijo J. aunque te la lleves, pero hazla comprender que en el DOLOR ESTA LA SALVACION.
¿Que Tú te la vas a llevar contigo para salvación del alma de muchos hermanos?
(Añade la Madre)
Aun quedáis varios por bendecir... si queréis venir... porque hoy será muy importante esta BENDICION, que es el CALOR más importante de Mí CORAZON INMACULADO que Yo puedo daros.
Hoy no Me comprenderán ustedes, hijitos Míos, pero muy pronto sí que llegareis a comprenderMe todos... cuando el sufrimiento tenga agobiados vuestros corazones, y cuando vuestro dolor sea irresistible.
Para empezar una obra, hay que empezar por los cimientos.
Hijos míos, hijos míos, cuánto os necesito a todos para esta OBRA de tanto valor, para que pueda ser construida desde los cimientos, porque sí esta OBRA NO TIENE CIMIENTOS, EL ENEMIGO LA DESTRUIRA.
Pero unido a ésto, les pido con todas las fuerzas de MI CORAZON INMACULADO, que SIGAN USTEDES EN TODO MOMENTO ORANDO INTENSAMENTE POR LA CONVERSION DE RUSIA.
PORQUE RUSIA EN ESTOS MOMENTOS SE SIENTE LLORANDO Y EN EL DOLOR DE ESTE LLANTO PODEIS CONVERTIRLA Y QUE VUELVA A SU REALIDAD.
ORAD, hijitos Míos, ORAD, ORAD, Y aprovechad estos momentos de llanto en que ELLA (Rusia) SE ENCUENTRA LLORANDO Y SE SIENTE AVERGONZADA PORQUE SE SIENTE DOLORIDA Y MANCHADA.
ORAD, ORAD, ORAD HIJITOS MIOS y ahora MI BENDICION ES PARA TODOS.
ORAD, ORAD, ORAD PARA CONQUISTAR ESE LLANTO DE RUSIA.

Rosario:– Adiós Madre, adiós... adiós Madre...