08:37
Yugo
319

TROMPETAS DEL APOCALIPSIS Rafael Arango

TROMPETAS DEL APOCALIPSISRafael Arango
Yugo
MENSAJE DE LA MADRE A ROSARIO ARENILLAS
Cruz Blanca, 15 de Octubre de 1984


Madre:– Hijitos míos, estas caricias que os hago, nacen de lo más profundo de Mi Corazón Inmaculado.
Es tanta la emoción que siento, cuando Me veo junto a vosotros todos.
Siento que algo que lucha por vivir junto a Mi Presencia, lo siento junto a Mí.
Hijitos míos, seguid luchando para no morir en Mi presencia.
Tené…More
MENSAJE DE LA MADRE A ROSARIO ARENILLAS
Cruz Blanca, 15 de Octubre de 1984


Madre:– Hijitos míos, estas caricias que os hago, nacen de lo más profundo de Mi Corazón Inmaculado.
Es tanta la emoción que siento, cuando Me veo junto a vosotros todos.
Siento que algo que lucha por vivir junto a Mi Presencia, lo siento junto a Mí.
Hijitos míos, seguid luchando para no morir en Mi presencia.
Tenéis que morir, pero por la salvación de vuestras almas.
Morir a vosotros mismos es algo muy importante.
Morir con el ALMA VIVA, es algo tan importante para el Padre.
Ay de aquellos hijos míos, que saben plenamente que SU ALMA ESTA ENFERMA... Y NO LUCHAN PARA SALVARSE.
Qué desilusión tendrá el Padre un día, cuando Yo no pueda presentarLe todo cuanto desea Él.
Pero seguiré luchando y luchando para que ninguno de vosotros sea perdido en las tinieblas
Por eso son tan grandes Mis sentimientos, hijitos míos.
No he venido a la tierra para cambiar nada.
Solamente he venido para darle vida a algo que lentamente está muriendo entre los hombres, pero nada voy a cambiar.
Ustedes lo cambiarán solos, no tendré que obligarles a nada.
Hijitos míos, si Yo pudiera manifestarles el fuerte dolor que hay en Mi Corazón Inmaculado.
Seria imposible que Yo Me hiciera visible a todos los hombres porque no es la Voluntad del Padre, por ahora pero Yo os prometo, hijos míos, que cuando LA ERA NUEVA TERMINE SU NACIMIENTO, TODOS ME VEREIS PORQUE ASI LO HA PROMETIDO EL PADRE... TODOS ME VEREIS CON LOS OJOS DE LA CARA y... UNA GRAN MASA ME NEGARA... Y OTRA SE ARRASTRARA POR AHÍ.
¡Ay de aquellos que no han sabido aceptarme!
Ay de aquellos que han bebido sin sed y. han comido sin hambre.
Vuestra alma se volverá como un manantial para que el mundo entero pueda presenciar lo que ESTE SANTO LUGAR SIGNIFICA PARA EL PADRE.
Voy a cansaros los últimos momentos, hablando y diciéndoos las mismas palabras.
Es que quiero hijos míos, que todos los hombres escuchen Mis Palabras: Este Sagrado Lugar es Lugar de SALVACION Y DE COMPRENSION, Lugar en el que sentirán ustedes el AMOR y en el que empezareis de nuevo... porque muy pronto vendrá hijos míos... muy pronto vendrá, hijos míos, UN FALSO PROFETA... a quien vais a rendir tantos honores...
Pero quiero recordaros a todos que ésto no muera en vuestra mente humana, que después de este FALSO PROFETA, vendrá Mi Divino Hijo y entonces todos tendréis que rendirLe cuentas.
Por eso hijos míos, repito tantas veces las mismas palabras PARA QUE NO SEAIS ENGAÑADOS, para que nunca tengáis que decir:
Señor, Señor... no Te he escuchado.
TODOS ESCUCHAD A MI HIJO... PONED OIDOS PARA ESCUCHARLE.
Poned el corazón para amar, para que esas palabras no mueran, porque vais a ir al banquillo de la justicia.
Seréis engañados e iréis, no al banco de la justicia divina, sino que iréis al banquillo de los FALSOS PROFETAS.
Por eso hijos míos, NO ESCUDRIÑAR... DETENEOS EN LO QUE YA TENEIS.
No adelantaros para conocer momentos más grandes que los que ya habéis tenido junto a Mí, en este SAGRADO LUGAR... si es que ME habéis querido comprender.
Soy solamente una MADRE... llamadMe como queráis, como les plazca, como vulgarmente queráis...
SOY MARIA MADRE DE DIOS Y DE TODOS LOS HOMBRES. Pertenezco a todos los hombres y a todos los lugares.
Pero tened cuidado, para los caminos recorrerlos despacio, para NO EQUIVOCAROS, hijos míos, porque LOS CAMINOS PARA LLEGAR A MI HIJO SON ESTRECHOS Y... CON MUCHAS ESPINAS.
No entreteneros, no, no... AMAOS TODOS COMO YO OS AMO EN ESTOS MOMENTOS... que no sé de la manera que os voy a llamar... no sé si llamaros HIJOS, si llamaros HIJITOS, si llamaros CARNE DE MI CARNE.
No quiero golpearos con Mis palabras, hijos míos.
Solamente quiero atraeros por los caminos más sencillos que podáis hallar para llegar a Mí, pero quiero deciros a todos que no SE ENTRETENGAN EN NADA, QUE NO PUEDA LLEGAR A MÍ... ¡no!... ¡no, porque NADA DE LO QUE ABRACEIS EN LA TIERRA (nada terreno) PUEDE LLEGAR A MÍ, hijos míos.
Solamente pueden llegar a Mí, si han dado ustedes VIDA a estas SEMILLAS que día por día os estoy dando con el cariño más infinito, que Me ha entregado el Padre.
Rosario:– Madre, Madre.
Madre:– (Privado para L. que tiene unas bellas rosas en sus manos) Te voy a desheredar de esas rosas, L. hija mía, porque se las voy a entregar a un hijo mío... a un hijo mío que las necesita más que tú, porque tú, hija mía, no pisas los caminos por donde tiene que pisar él.
Los caminos de él tienen muchas espinas, hija mía y los tuyos tienen pocas, por eso se las voy a entregar a él, porque con estas flores puede calmar su dolor, porque el hombre cuando le duele el cuerpo puede soportarlo, PERO EL DOLOR DEL ALMA, INTENSO, hija mía, no se puede soportar fácilmente.
Toma hija mía y llévaselas a Mi hijo F. porque apenas puede venir a Mí. (Alude al Padre F. sacerdote residente en El Palmar, que sufre en el momento actual de una dolencia en la rodilla derecha que le impide caminar fácilmente).
Hija mía, dile que le necesito, dile que no muera en Mi Camino, dile a mi hijo F. QUE YO ESTOY EN EL DESPRECIO, dile a mi hijo que todo hombre que desprecia a otro hombre, NO ESTA CONMIGO y estas palabras SON DIRIGIDAS A TODOS... vosotros no estáis preparados, ninguno de vosotros, para ACUSAR A NINGUN HOMBRE, A NINGUN HERMANO... sois todos acusadores y el que acusa no es escuchado.
Sé que un hijo mío sufre... mi hijo P. (alude a uno de los videntes de este Sagrado Lugar) sufre... mi hijo F. (alude al sacerdote de referencia del mensaje) sufre... pero a mi hijo P. dejadlo, dejadlo, dejadlo nadar en su barca.
No deteneros, no deteneros hijos míos, porque ninguno de vosotros podéis detener los SIGNOS DEL PADRE.
Por eso hijos míos os he dicho tantas veces a todos que os he dado ojos para ver, boca para hablar, oídos para escuchar y corazón para amar.
No abrazaros a cosas que no sean ésas, porque sino quedareis perdidos.
Os he dicho tantas veces que MI HIJO ES LA JUSTICIA y LA LEY... ¿porqué entonces lleváis vosotros a ningún hijo mío al banco de la justicia?
Hija mía (dirígese de nuevo a L.) llévale esa flor a mi hijo F.
Rosario:– Madre mía, entonces, espérate Madre y explícame las cosas de forma que yo te comprenda.
Entonces ¿yo no debo hablar de nadie?... Espérate Madre, es que algunas veces... Te lo voy a decir como yo sé decirlo, de otra manera... a mí se me revuelve el alma, con mi hermano... ¿porqué has permitido Tú que " se haga papa"?... ¡eso no puede ser!
(Alude la vidente al lamentable caso de C.D.G. que se autonombró "papa" a la muerte de S.S. Paulo VI, el día 6 de Agosto de 1978, causando una gran confusión en los ambientes palmarianos)
Madre:– Y ¿porqué te permites tú el lujo de preguntarMe?... Cada uno tendréis que pagar por los actos que hagáis.
Todos... limpiad vuestros caminos y cuando vuestros caminos estén resplandecientes, entonces LIMPIAD LOS CAMINOS DE LOS DEMAS.
Por eso, hijos míos, este SAGRADO LUGAR cada día... cada día es más doloroso. Porque NINGUN HIJO MIO HA PUESTO UNA PIEDRA FIRME...
UNO PONE LA PIEDRA... Y OTRO LA MUEVE.
Hijos míos, el que ponga una piedra que se quede firmemente puesta, porque ninguno tenéis poder para nada, el poder lo tiene el Padre.
No acusar para no ser acusados.
Solamente quiero deciros que seáis fieles los unos a los otros y así recorreréis los caminos tan dificultosos que tenéis que recorrer.
Mira hija mía: con una pizca de harina, una pizca de sal y una pizca de aceite es lo suficiente... porque no podéis dejar de alimentar el cuerpo... y os espera algo para lo que tenéis que estar preparados... y CON UNA PIZCA DE CADA COSA ES LO SUFICIENTE.
Guardad agua, agua, agua... y ahora Mi Bendición es para todos.
Cuando vengan hijos Míos, a larga distancia, amarlos darles... darles lo que Yo les he dado a ustedes, CARIÑO. No despreciar a ningún hijo Mío que VENGA A ESTE SAGRADO LUGAR, porque ESTE SAGRADO LUGAR es LUGAR PARA TODOS, NO ES DE NADIE Y ES DE TODOS, PORQUE ESTE SAGRADO LUGAR FUE ESCOGIDO POR EL PADRE... Y LO QUE ES DEL PADRE ES DE TODOS.
Yo SOY MADRE DE DIOS Y MADRE DE TODOS LOS HOMBRES.
Aunque no tengan ustedes qué beber, pero, exprimid la fuente para que vuestros hermanos puedan beber de vuestro manantial.
Porque hay tantos hermanos vuestros que vienen sedientos... hay que darles agua, porque ustedes están repletos de Mí.
SI ESPAÑA SE DIERA CUENTA, por un momento nada más, de lo que este SAGRADO LUGAR SIGNIFICA, DIA Y NOCHE ESTARIA JUNTO A ÉL
ALGUN DIA DESPERTARÁ.
QUISIERA QUE LLEGARA A TIEMPO... Y QUE ME ENCONTRARA.
Rosario:– No Te vayas Madre, no Te vayas.
Madre:– Antes de irMe, quiero recordaros una frase: DONDE HAY AMOR, ESTOY YO, DONDE NO HAY AMOR, NO ESTOY YO... por eso, hijos míos EL AMOR POR ENCIMA DE TODO.
Luchad para rendir el ODIO. Luchad para despertar el AMOR, porque en la BARCA, no podréis caminar llenos de ODIO.
Rosario:– Madre, Madre, ahora Te necesito más que nunca.
Anda, anda, no Te vayas todavía... no estoy cansada, no... ¿porqué Te vas?... si a mí no me duele nada... si estoy muy bien... si cuando estoy contigo, no tengo nada de dolor.
Ahora que estoy sola contigo, Madre, no Te vayas... bueno adiós Madre... adiós Madre... adiós Madre...
Yugo
One more comment from Yugo
Yugo
TROMPETAS DEL APOCALIPSIS Rafael Arango