45:04
Yugo
218

Profecías de Ntra. Señora Virgen del Buen Suceso

Profecías de Ntra. Señora Virgen del Buen Suceso
Tina 13 likes this.
Yugo
Profecías de Ntra. Señora Virgen del Buen Suceso
adeste fideles likes this.
Yugo
MENSAJE DEL SEÑOR A PEPE CAYETANO
Cruz Blanca, 14 de Mayo de 1983.


Pepe: Dios mío, Dios mío... Tú sabes que todos Te amamos... sí amado Jesús, pronunciaré Tus palabras, como Tú me las dices.
Señor: Alerta está la hora de que las tinieblas abraz–(s)arán al mundo.
Vosotros, hijos de María,... por muchos truenos, por muchas enfermedades... porque pasareis hambre, habrá muchas enfermedades, …More
MENSAJE DEL SEÑOR A PEPE CAYETANO
Cruz Blanca, 14 de Mayo de 1983.


Pepe: Dios mío, Dios mío... Tú sabes que todos Te amamos... sí amado Jesús, pronunciaré Tus palabras, como Tú me las dices.
Señor: Alerta está la hora de que las tinieblas abraz–(s)arán al mundo.
Vosotros, hijos de María,... por muchos truenos, por muchas enfermedades... porque pasareis hambre, habrá muchas enfermedades, porque los cuernos corrompidos formarán la peste para los que vivan.
Pero no tengáis miedo. La palabra de Mi Madre MARIA. Madre vuestra, será cumplida tal como Ella la anunció.
María os conducirá al Hijo para penetrar en el Padre.
Todo aquel que se acoja a la oración de Mi Madre, María Inmaculada, será salvado de las garras del enemigo.
Yo os aseguro que muchos de vosotros... estaréis conMigo para antes del año 2.000.
José, amado de Mi Padre, abróchate las sandalias.
Pepe: Amárrame al Carmelo, por favor, yo no quiero desobedecerTe, porque Tú lo eres todo para mí... pero no me mandes al extranjero.
(Alude el vidente a. su repugnancia natural a viajar al extranjero, por orden del Señor o de la Madre, para visitar diversos centros de oración del Palmar allí, existentes, pero a pesar de esa repugnancia, no se niega a obedecer, si tal es la Voluntad, de lo alto)
Reuniré Tu rebaño desde aquí.
(El Señor le amonesta y el vidente exclama):
No rechisto más... Abrazaré mi CRUZ en la tierra... pero déjame vivir entre los pobres.
No Te arrojo de mi corazón, Padre mío... actúo con amor en el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. ¡Señor, Padre mío! ayúdame, dame fuerzas.
Ayúdanos Señor a todos a seguir TU CAMINO, yo Te prometo a Ti, que todos cogidos de la mano, unidos a María nuestra Madre, levantaremos la bandera del triunfo, para salvar las almas todos unidos...
(El Señor reprende al vidente, que exclama):
¿Que yo no prometa nada?... ¿porqué, mi Señor?
Señor: Porque las horas corren deprisa y la Cólera de Mi Padre está cerca de lo que viene para la tierra.
(El Señor le muestra un rostro y le dice):
Señor: ¿Ves éste?
Pepe: Sí, mi Señor.
Señor: Su nombre... se llamará...
Pepe: ¿Es el nombre del anticristo?
Señor: Mi Padre castigará a sus seguidores y sus milagros...
Pepe: ¡Padre mío! háblame de lo que yo pueda entenderte, háblame de Ti, háblame de Tu Vida, háblame de Tu Camino, pero no me hables de cosas que yo no entiendo, Señor.
¿Quién eres?... no lo sé... sólo sé que Te amo, sin saber Quién eres... no puedo comprenderlo... ésto que hay aquí dentro no me obedece... ¿porqué no me das una prueba...?
Me llamo José de la Flagelación de Cristo. Yo no soy ningún Tomás. Ya no Te pregunto más, porque Te amo, sin SABER (el vidente emplea el verbo "saber" en el sentido de COMPRENDER) quién eres, Te amo porque llevas el nombre de JESUS Hijo de María... y quisiera abrazarTe con todas mis fuerzas, Señor.
No me comprendo ni yo mismo, Señor
Amado Jesús, Hijo de María, Hijo del. Padre... estoy dispuesto a morir por Ti.
Perdónanos a todos, mi Señor
Señor: ABRAZAR LA CRUZ Y EL ROSARIO, cada cual.
Pepe: ¿Así estarán preparados para ir a Ti, para ir a tu Reino?... si Tú lo dices, Señor, bueno, así será, pero (el vidente levanta el rosario que tiene entre sus manos y alude a él diciendo): ésto tiene tan poco trayecto y Tú estás tan lejos...
Si, Mi Señor, daré mi rosario a uno que quiere... ¿a uno que quiere?
(Se refiere a un asistente que pide una prueba al Señor, por medio del vidente, de la autenticidad de la presencia del Señor.)
Señor: Es necesario rezar los quince misterios ofreciéndoles a María, por los pecadores.
Pepe: ¿Los quince misterios?
Señor: Todos debéis, en este mes que dedicáis a Mi Madre... y ahora en prueba de Mi Amor hacia vosotros, os bendigo en el Nombre de Mi Padre, en el Mío y del Espíritu Santo, os entrego todo Mi Amor y así podré recibir el vuestro.
Os doy las gracias por las oraciones que ofrecéis a Mi Madre. Esas oraciones que vosotros hacéis, darán frutos que serán para vosotros mismos y hacen brotar la alegría y el amor de Su Corazón Inmaculado hacia todos vosotros.
Caminareis en tinieblas, pero el que se acoja al CORAZON INMACULADO DE MARIA, la Luz celestial no le faltará.
Ahora... repite lo que Yo te diga: CORAZON INMACULADO DE MARIA MI MADRE, SED LA SALVACION DE TODOS ELLOS.
Vuelve a repetir: Corazón Inmaculado de María. Madre mía, sed la salvación mía y de todos los otros.
Pepe: No se me olvidará, no Te preocupes Señor.
Os pido por el Santo Padre Juan Pablo, os pido por todos los sacerdotes, os pido por Clemente Dominguez Gómez y por todos los que están con él para que puedan volver al redil... pero que se haga Tu Voluntad y no lo que yo diga... y a nosotros dadnos Luz para comprenderte... dadnos Luz para amarte y únenos, únenos en el Nombre de MARIA, mi Señor.
Señor, cuando Tu quieras... estoy preparado...