02:57:49
Yugo
127

El Purgatorio testimonio real

El Purgatorio testimonio realMore
El Purgatorio testimonio real
Yugo
MENSAJE DEL SEÑOR A ROSARIO ARENILLAS
CRUZ BLANCA – 26 Abril 1986.


Rosario:– ¡Padre mío! Padre mío, qué lentamente vienes, Padre...
Señor:– En estos momentos no soy el Padre... soy el VERBO DE DIOS, hombre entre los hombres.
Vengo a compartir mi dolor con vosotros.
Quisiera que por un momento al menos, pudieran los hombres sentir Mi dolor.
No Me quedan ni fuerzas para abrir Mis ojos y mira…More
MENSAJE DEL SEÑOR A ROSARIO ARENILLAS
CRUZ BLANCA – 26 Abril 1986.


Rosario:– ¡Padre mío! Padre mío, qué lentamente vienes, Padre...
Señor:– En estos momentos no soy el Padre... soy el VERBO DE DIOS, hombre entre los hombres.
Vengo a compartir mi dolor con vosotros.
Quisiera que por un momento al menos, pudieran los hombres sentir Mi dolor.
No Me quedan ni fuerzas para abrir Mis ojos y mirar a los hombres.
PARTE DE LA HUMANIDAD ME HA VUELTO LA ESPALDA, PERO ALGUN DIA SE DARAN CUENTA Y SE SENTIRAN LOS HOMBRES MUY AVERGONZADOS PORQUE HAN TENIDO A SU MANO EL MANANTIAL DE AGUA VIVA Y NO HAN BEBIDO.
He querido compartir Mi dolor con los hombres y NO ME HAN ACEPTADO.
Pero algún día, todos unidos, tendremos que dialogar.

Mis Palabras serán Palabras de tanta riqueza espiritual que el hombre no se sentirá con fuerzas para aceptarlas.
¡Por eso les ruego a todos los hombres, que Me esperéis, que Me esperéis!
QUIERO SENTIRME AMIGO DEL HOMBRE.
QUIERO QUE EL HOMBRE ME ACEPTE COMO AMIGO QUE SOY FIEL.
YO SOY EL AMIGO QUE NADA PIDE A CAMBIO DE SU AMISTAD.
SOY EL AMIGO QUE QUIERE SERVIR PERO QUE NO PRETENDE' SER SERVIDO.
SOY EL AMIGO QUE QUIERE CONDUCIR A LOS HOMBRES A QUE APRENDAN A CAMINAR PARA QUE UN DIA, EL PADRE DE TODOS OS PUEDA VER EN SU PRESENCIA.
SOY EL FIEL MAESTRO QUE VENGO A LA TIERRA A ENSEÑAR A LOS HOMBRES A MULTIPLICAR, PORQUE EL HOMBRE PIERDE EL TIEMPO DIVIDIENDO.

Sois un campo de división y no, de multiplicación.
Solamente aprenden ustedes a multiplicar el ODIO y a dividir el AMOR.
¡No!, son ahora momentos de sentir y multiplicar el AMOR entre vosotros son momentos en que el hombre debe encontrar un camino verdadero, porque el hombre camina por un falso camino.
El camino que hay que seguir es el camino con muchas más espinas y entre las espinas Me encontrareis a Mi Madre y a Mí.
Porque Yo estaré siempre con el más deprimido, con el más débil.
Estaré con vosotros, porque estáis enfermos aunque no podáis comprenderlo.
Vuestra alma, sin la ayuda de Dios, no puede corresponder a Mis Llamadas... sois tan pocos los que correspondéis a estas Llamadas, que día a día estoy haciendo a todos los hombres.
El hombre no quiere escucharMe... pero algún día Me escuchará.
Quisiera apartaros de todo el mal que os amenaza,
Siento en Mi Corazón un dolor agrio como el de la muerte.
Quisiera que alguno de vosotros pudiera sentir Mi dolor.
Si algún día, tú hija Mía (la vidente) sientes Mi dolor ¡no calles!, se lo puedes manifestar al mundo entero que has sentido el dolor del VERBO DIVINO que soy Yo... pues así Me ha llamado el Padre
A todo llega su fin.
LA MISION DE MI MADRE Y MIA TERMINARA... Mi Madre está cansada.
Los Brazos de Mi Madre están sirviendo de puente para sostener y detener el mal que amenaza a la tierra.

Sé que no Me comprendéis... pero, ¡son tan sencillas Mis Palabras!
Hijos Míos, antes de que se cumplan Mis Promesas, tendréis que ser maltratados.
VENID A MÍ, HIJOS DE LA LUZ y también vosotros, hijos de las tinieblas... ¡porque son tan pocos los hijos de la LUZ!, que un día quedarán ustedes sorprendidos entre vuestras propias tinieblas.
TENED CUIDADO Y ESTAD PREPARADOS, porque seréis señalados con el dedo.
Todos aquellos que podéis caer en las tinieblas, preparaos, preparaos, porque USTEDES SON LA SAL DE LA TIERRA... preparaos con sal, aceite y fósforos, porque así en la gran destrucción no estaréis desamparados ni desprevenidos.
LA GRAN DESTRUCCION LLEGARA TAN DE IMPROVISO.

...
Escuchadme, hijos de la Luz, escuchadme.
Yo seré como un escudo que siempre lo llevarán ustedes presente para vencer al enemigo.
YO SOY LA VERDAD Y LA VIDA... YO SOY EL CAMINO Y LA LUZ.
YO LO SE TODO pero no vengo a los hombres, como SABIO.
Yo soy descubridor de almas.
Cuando un alma me necesita, no la traigo hacia Mí con gritos.
A TODOS LES DOY UNA OPORTUNIDAD.
Y ahora quiero deciros que quiero BENDECIROS A TODOS, en el Nombre de Mi Padre, en el Mío propio y del Amor que Nos une.
Hijitos Míos, ¡NUNCA SENTIROS ABANDONADOS!
Quiero enseñarles a los hombres a que reconozcan la Justicia Divina.

(Privado) – Has sido víctima del enemigo hija Mía, pero Yo te extenderé Mi Manto. El no te puede rendir porque Yo te ofrezco la Fuerza Divina.
(Privado)– ¡Qué cerca estás de Mí, hijo Mío!, no te vayas nunca de Mí, hijo Mío.
(Privado)– ¡Cuánto miedo hay en ti, hija Mía!(a la vidente)
Rosario:– No me digas nunca más, Padre mío porque tengo mi alma llena de dolor, Padre mío.
Pero que se haga TU VOLUNTAD Y NO LA MIA. Haré todo cuanto Tú me mandes, pero enséñame a AMAR, Padre mío.
Señor:– No te duermas hija Mía, que no son momentos los actuales, para dormir.
(Dirigiéndose a todos continúa el Señor):– MANTENEOS DESPIERTOS... manteneos en Mi Nombre unidos... sé que Mi Nombre no lo sabéis ninguno de vosotros... MI NOMBRE ES OLVIDADO POR TODOS LOS HOMBRES.
(Privado para A. de M.) A ti, hijo Mío, te bendigo... pero te bendigo con una condición, solamente que estés ALERTA, hijo Mío.
Quiero que pongas atención a Mis Palabras, porque tú no eres tú... tú eres parte de Mí, y esa parte que pertenece a Mí, en ningún momento puede ser, robada por el enemigo, porque eres Mi aliento y Mi amigo sin condición.
Yo soy VERDAD Y VIDA, soy CAMINO Y SOY LUZ.
Solamente la LUZ que Yo te dé, es la LUZ que puede llevarte al Padre. No vivas sin Mí, hijo Mío, porque VIVIR SIN MÍ ES MORIR, y no saber quién será el dueño de tu alma... YO SERE TU DUEÑO.
Hijo Mío, muy pronto te lo demostraré... hoy no quiero hacerte promesas.
Solamente vengo a serviros a todos y por eso no voy a pedirte nada, hijo Mío, porque nada necesito... ERES TÚ EL QUE TANTO NECESITAS DE MÍ, hijo Mío.
QUISIERA QUE EL CORAZON INMACULADO DE MI MADRE, FUERA LA PRISION DE TODOS LOS HOMBRES.
Vuelve hacía atrás hijo Mío. No te quiero como un hombre, te quiero como pequeño... nunca te abandonaré hijo Mío, si sabes darle vida a tu alma... NO ME DEVUELVAS MIS PALABRAS, hijo Mío.
Yo no tuerzo los caminos... MIS CAMINOS SON DIRECTOS.
Sé hijo Mío que eres golpeado, que no te han sabido comprender.
Has venido al mundo para el dolor, pero Yo te prometo hijo Mío, que el dolor se volverá Amor, aunque hoy no Me puedas comprender.
Los que tienen el deber de amarte, no saben amarte, los que tienen el deber de acariciarte han perdido el conducto de las caricias... Yo voy a acariciarte pero quiero que Me obedezcas en todo. (Dirigiéndose a todos): ¡ORAD, ORAD, ORAD!
Y ahora Mi Bendición es para todos en el Nombre del Padre en el Mío y del Espíritu Santo.
¡ORAD y ORAD, ORAD! hijos Míos, ORAD.
Rosario:– Adiós Padre mío, adiós... adiós...
adeste fideles likes this.