01:19:24
Yugo
227

Blas Piñar - Acto Frontón Anoeta de San Sebastián 21 de Mayo

Acto Frontón Anoeta de San Sebastián 21 de Mayo
Yugo
Yugo
MENSAJE DEL SEÑOR A PEPE CAYETANO
CRUZ BLANCA 2 Marzo 1984


Pepe: Que Tu PAZ reine en nuestros corazones, Señor.
Gloria a Ti, mi Señor, en el cielo y en la tierra.
Señor:– Bienaventurados los que pasan frío, porque ellos serán confortados en el Amor de Mi Corazón.
(Esta noche era de un frío invernal)
Hijos míos: grande tristeza hay en Mi Corazón, porque veo que las almas escogidas por …More
MENSAJE DEL SEÑOR A PEPE CAYETANO
CRUZ BLANCA 2 Marzo 1984


Pepe: Que Tu PAZ reine en nuestros corazones, Señor.
Gloria a Ti, mi Señor, en el cielo y en la tierra.
Señor:– Bienaventurados los que pasan frío, porque ellos serán confortados en el Amor de Mi Corazón.
(Esta noche era de un frío invernal)
Hijos míos: grande tristeza hay en Mi Corazón, porque veo que las almas escogidas por Mi Madre María, están siendo zarandeadas por el HOMBRE DE LAS TINIEBLAS.
No dejéis crecer la cizaña con el trigo, porque si así lo hacéis, la cizaña teñirá al trigo y los frutos no serán valederos para Mi Padre.
Espero que Mis Palabras SEAN COMPRENDIDAS COMO ES DEBIDO, y no digáis, como vosotros decís, QUE HACEIS LA VOLUNTAD MIA... QUE NO ES LA MIA.
Si apartáis la cizaña del trigo, haréis Mi Voluntad, si no lo hacéis, es vuestra propia voluntad y NO LA MIA.
(Parece manifestar el Señor su deseo de que procuremos discriminar a la luz de la fe, los espíritus animados de la verdad y los hijos de la mentira que, de cuando en cuando, visitan este Sagrado Lugar con torcidas intenciones, para decididamente rechazar a estos con decisión absoluta.)
Hay dos cosas que Me preocupan y duelen a Mi Corazón.
Te digo sólo DOS, pero son muchísimas.
El SEXTO y el SEPTIMO mandamientos.
Hacen grandes dolores al Corazón Inmaculado de Mi Madre y al Mío.
Pepe: Señor... ¿el sexto y el séptimo Mandamiento?... ¡No lo comprendo, Señor!...
Señor:– Para ello hace falta AMAR y ofrecerse en entrega, lo mismo que se entrega el AMOR DIVINO, presente entre vosotros.
El que desprecia, despreciado será y no será acogido por Mi Padre.
El que calumnia, no se da cuenta de que esas no son Mis Palabras, que son las palabras del Hombre de las tinieblas.
Si en verdad AMAIS, si en verdad ME AMAIS... amaos unos a otros y honrad... como así se dice en los Mandamientos de la Ley de Mi Padre: Honrarás Padre y Madre.
Honraos a vosotros mismos y Me honrareis a Mí, en vuestra sinceridad y vuestro Amor.
¡No llores José! (El Señor se dirige al vidente) Tu amor es verdadero y sabes perdonar y llorar tus pecados, pero lo digo por TODOS EN GENERAL, no sólo por ti... pero en verdad te digo que vuestras lágrimas servirán para reparar muchas faltas de vuestros hermanos.
Pepe: Señor mío y Dios mío, sólo quiero que todos Te amen... no mires Señor nuestras faltas, sino míranos con el amor con que Te mira el que Te ama.
Señor: Cuando apartéis la cizaña del trigo, dejareis que Yo riegue vuestras plantas para mayores frutos... que he de recoger para Mi VENIDA A LA TIERRA.
MI IGLESIA ESTA SUFRIENDO GRANDES TORTURAS, PORQUE MIS MINISTROS HAN DEJADO CRECER LA MALA HIERBA.
NO RECUERDAN, NO QUIEREN PRACTICAR LA PALABRA DE LOS EVANGELIOS, DADA A MIS DISCIPULOS.
POR ESO TE DIJE HACE TIEMPO, QUE VOSOTROS LOS ELEGIDOS Y LOS SANTOS SACERDOTES, LEVANTAREIS LA COLUMNA PARA LA NUEVA IGLESIA, porque HOY ES CASI TODA UNA AUTENTICA HEREJIA.
Pepe: Padre mío ¿dónde están esos SANTOS SACERDOTES, que tan ocultos los tenéis, mi Señor?
¿Es que ya EL QUE CONDUCE LA BARCA, NO ES RESPETADO, ni respetada la palabra del Espíritu Santo a San Pedro?
¿Es que ya, el hombre, mi Señor no sabe que existe en la tierra?
¡Oh amado mío, yo voy a volverme loco, Señor!
Señor:– El hombre usa su inteligencia para los derramamientos de sangre y para los grandes PLACERES, por eso te he dicho que dos mandamientos me preocupan, aunque Me preocupan todos, y quiero que Mis Palabras, las mediten y piensen cuáles son los dolores más grandes que pueden producir al CORAZON INMACULADO de vuestra Madre María y Madre Mía.
Os pido por este Mi Amor entre vosotros, que os améis los unos a los otros... perdonad para cumplir con la palabra que ofrecéis al Padre ("...como nosotros perdonamos a nuestros deudores") y así Mi Corazón se alegrará en vosotros, para la purificación de la tierra.
Tened en cuenta que mis ovejas elegidas han de cumplir con Mi Palabra.
Pepe: Amado mío Jesús, ¿no Te parece mejor que abrieras la tierra para que nos ocultarás a todos nosotros y así poder cumplir con TU PALABRA, HÁSTA TU SEGUNDA VENIDA?
Señor:– Andad en este mundo de Mi Padre, preparado para vosotros, con AMOR, UNIDAD Y FIDELIDAD unos a otros y así esperareis con mayor alegría.
Sé que Mis Palabras, para algunos de vosotros, se prestan a confusión, pero meditad unas tras otras Mis Palabras y vosotros mismos Me diréis: Señor Jesús, Tus Palabras son Vida para nosotros y nosotros cumpliremos con Tu Palabra.
Pepe: Señor ¿qué tengo que hacer en este mundo que tanto y tantas cosas me ofrece, Padre mío?... ¿qué debo hacer?
Señor: AMAR EN SILENCIO solamente, y OFRECER LAS DOS MEJILLAS... si recibes golpes de una parte, espera de la otra.
Por nada te rebeles contra ninguno de tus hermanos, pues grandes contratiempos se te avecinan.

EL TRIUNFO DE MARIA VUESTRA MADRE, LO SACAREIS CON MUCHAS LAGRIMAS Y MUCHO DOLOR... Y TAMBIEN CON MUCHA ALEGRIA EN VUESTRO CORAZON.
UNIOS EN UN SOLO ESPÍRITU Y OFRECEOS A MI PADRE... así la enseñanza será tomada con grande sabiduría.
(Hay varios mensajes estrictamente privados. Continúa Cayetano):
Pepe: Señor Jesús ¿cuándo será el día que me mandes a San Francisco de Asís y al Padre Pío?... ¡es que tengo miedo de estar en la tierra...! no me desespero, Señor... siempre Te estoy esperando, siempre espero que algún día me sorprenderán los DOS, para llevarme conTigo, mi Señor.
Señor:– Antes tendrás el aviso... para tres días
Pepe: ¿Tres días?
Señor:– Por el hermano del Pastor M. y entonces al tercer día, espera con alegría, porque Te espera la justicia divina.
(Continúan varios mensajes más, cuyo interés es estrictamente privado, por lo cual no se publican. Tras una Bendición del Señor a todos los presentes, el vidente Cayetano dirige al Señor esta pregunta):
Pepe: ¡Padre mío, Padre mío! quiero pedirte una cosa... si quieres responderme, respóndeme y si no lo quieres no me respondas.
Señor, Tú me has dicho que el que desprecia será despreciado... ¡bien!... que el que calumnia, se calumnia a si mismo... ¡bien!... y yo Te pregunto Señor, ¿y cuándo se abraza en amor y se sabe perdonar... qué ocurre?
Señor:– Todo será ocultado dentro de Mi Corazón.
Pepe: ¿Todo será ocultado dentro de Tu Corazón?
Gracias, Señor... eso es todo... puedes irTe, Señor, pero no quisiera que te fueras...
Quisiera que Te quedaras conmigo hasta que viniera el Padre Pío y San Francisco... porque no quiero estar... estar mas... en... la... tierra...