Los corazones de Jesús y María no pueden separarse

Hagamos conocer y amar a María Dios quiere darnos todas sus gracias a través de las manos de su Madre. Y es extraordinario ver que, en 1921, cuando el mensaje de Fátima aún no se conocía, Benedicto…