45:09

Ardiendo de amor por el Espíritu.

La naturaleza humana herida por el pecado impedía que el hombre amara como Dios ama. Pero Dios se compadeció de nosotros y nos dio a su Hijo para que nos enseñara amar como el Padre ama y Cristo nos …More
La naturaleza humana herida por el pecado impedía que el hombre amara como Dios ama. Pero Dios se compadeció de nosotros y nos dio a su Hijo para que nos enseñara amar como el Padre ama y Cristo nos ha dado el Espíritu Santo que hace arder nuestro corazón de amor.