Clicks2.3K
jamacor
2
Jairo y su hija. Cuando analizamos como Jesús obraba en la tierra encontramos que a él no le importaba que lo molestáramos en absoluto, si de salvar vidas se trataba. No le importaba que lo apretaran…More
Jairo y su hija.

Cuando analizamos como Jesús obraba en la tierra encontramos que a él no le importaba que lo molestáramos en absoluto, si de salvar vidas se trataba.

No le importaba que lo apretaran, tampoco que lo apedrearán y menos aun que lo insultarán, el cumplir su propósito lo mantenía enfocado.

Hoy quiero hablarte de Jairo y los obstáculos que se presentaron ante él para derribar su fe.

Si analizamos esta historia real encontramos que la bendición de Dios, los milagros de Dios están disponibles para todos aquellos que creen en Jesucristo, él no hace acepción de personas, el vino a rescatar a todos aquellos que se habían perdido y darles vida eterna (vida abundante).

El panorama global que se aprecia es la del principal de la sinagoga llamado Jairo y como las circunstancias que le toca enfrentar tratan de debilitar su fe, pero Jesús le anima a seguir perseverando en su fe: Jairo tenía que pelear la buena batalla de la fe.

Cada personaje tiene un comportamiento especial ante Jesús. Jairo, la mujer enferma, la multitud que seguía a Jesús, el mensajero de la casa de Jairo, los parientes, amigos y vecinos de Jairo que lo acompañaban en esos momentos difíciles y la niña agonizante. Toda la historia esta enfocado en torno al personaje principal: Jairo y su fe en Jesús.

JAIRO

Era el principal de la sinagoga (Lucas 8:41), aunque ostentaba dicha posición, el amor por su hija era superior a su posición: Jairo fue en busca de Jesús y cuando lo encontró se postró a sus pies y le rogó para que fuera a su casa y pusiera sus manos en su hija que estaba agonizando. Jairo había dicho a Jesús: "Pon tus manos sobre mi hija y ella será salva y vivirá" (Lucas 8:41, Marcos 5:23).
El mensajero que trajo la noticia, dijo a Jairo:

- Tu hija ha muerto, ¿para qué molestas más al Maestro? (Marcos 5:35).

El mensajero creía que Jesús ya no podía hacer nada, la niña ya estaba muerta, más aun pensó que Jairo molestaba al Maestro.

Qué pensaría usted cuando escucha a los doctores darles esa noticia tan temida: Ya no se puede hacer nada - ya no tiene cura, está agonizando y finalmente le dicen ha muerto.

La noticia del mensajero era un dardo de fuego que el maligno quería usar para que Jairo cayera en la desesperanza y perdiera su fe en Jesús. Pero Jesús le dijo:

- No temas, cree solamente y será salva (Marcos 5:36 Lucas 8:50).

Jairo seguía creyendo en Jesús, ésta noticia no lo desespero y menos aún anulo su fe, Jesús lo animo a seguir perseverando en lo que había creído y siguió su camino...

PARIENTES, AMIGOS Y VECINOS DE JAIRO

Ellos estaban acompañando a Jairo en esos momentos difíciles, en esas circunstancias de la vida, Jairo y su familia necesitaban consuelo, personas cercanas a él que lo animaran y alimentaran su esperanza y compartieran su fe; pero cuando llegaron a su casa ellos estaban haciendo lamento por la niña que había muerto y Jesús les dijo:

- No lloréis; no está muerta, sino que duerme. Y se burlaban de él, sabiendo que estaba muerta (Lucas 8:52-53).

Ellos no compartían su fe, ellos no creían que Jesús podía darle vida a la niña, mas aun se burlaban de sus palabras.

En momentos difíciles de la vida no solo necesitas personas cercanas a ti que te ayuden, consuelen o animen, tú necesitas personas que compartan tu fe y crean en los milagros que Dios puede hacer.

Ellos tenían que pararse en la Palabra de Dios, Jesús les dijo:

- No está muerta, sino duerme.

Quería llevarlos al mismo nivel de fe que Jairo tenía, pero fue en vano, ellos no creían en Jesús, no tenían fe en él, ni en sus Palabras.

La solución que tomó Jesús fue drástica pero necesaria, echo fuera a todos y tomó al padre y a la madre de la niña y a Pedro, Jacobo y Juan (Marcos 5:37, 40)

Que pensarías tú, de tamaña acción en contra de tus familiares, amigos y vecinos mas cercanos que están ahí consolándote o ayudándote y resulta que no tienen fe o no creen que Dios puede obrar un milagro.

Jairo apoyo el accionar de Jesús, le dio toda la autoridad para echarlos de su casa. Él tenía fe, había llevado a Jesús a su casa para que pusiera sus manos en su hija y ella pudiera salvarse.

No dudo en absoluto y apoyo lo que Jesús hizo y creyó en sus palabras: ¡Esta dormida y no muerta!

Luego Jesús tomó la mano a la niña y le dijo:

Niña a ti te digo, levántate (Marcos 5:41).

Entonces su espíritu volvió e inmediatamente se levanto, y él mando que le diesen de comer (Lucas 8:55)

Jesús rodeo a Jairo de personas que tenían fe en él, los que no creían en él eran un obstáculo para la fe de Jairo. Jairo tenía que seguir peleando la buena batalla de la fe para recibir su milagro y creyó él y vio la gloria de Dios:

- Su hija se despertó de aquel sueño. Su hija volvió a tener vida.

LA NIÑA

Tenía doce años, cuando se levanto inmediatamente comenzó a andar y a comer (Marcos 5:42, Lucas 8:55).

La niña había sido salvada, su salvación incluía sanidad para todo su cuerpo, ella estaba viva, llena de vitalidad que comenzó a andar y comer inmediatamente.
sergio alvarez shares this
141
TALITA KUM.

TALITA KUM
juliomario40 shares this
JAIRO Y SU HIJA / TALITA KUM.

PELICULA