Clicks6

Grandes errores se esparcen sobre el Pueblo de Dios

Yugo
21
Grandes errores se esparcen sobre el Pueblo de DiosMore
Grandes errores se esparcen sobre el Pueblo de Dios
Tina 13 likes this.
Yugo
MENSAJE DEL SEÑOR A ROSARIO ARENILLAS
CRUZ BLANCA, 4.VI. l983


Rosario: Padre mío, yo no puedo estar contigo, déjame aquí ya... yo no puedo estar tan cerca de Ti, Padre mío, que puedo mancharte con mis pecados.
Tú sabes mejor que nadie que soy muy pecadora.
Si Tú quisieras algún día perdonarme, Padre mío. Solamente Tu perdón es lo que quiero, nada más... pero quiero purificarme en el …More
MENSAJE DEL SEÑOR A ROSARIO ARENILLAS
CRUZ BLANCA, 4.VI. l983


Rosario: Padre mío, yo no puedo estar contigo, déjame aquí ya... yo no puedo estar tan cerca de Ti, Padre mío, que puedo mancharte con mis pecados.
Tú sabes mejor que nadie que soy muy pecadora.
Si Tú quisieras algún día perdonarme, Padre mío. Solamente Tu perdón es lo que quiero, nada más... pero quiero purificarme en el sufrimiento.
Dame fuerzas para verTe y contemplar Tus lágrimas, déjame sentir Tu dolor, por un momento nada más y así puedo reconocer mis miserias y la posición de todos mis hermanos.
VerTe llorar a Ti, es algo espantoso a mi corazón... porque, estás llorando y estas sufriendo, Padre mío, porque, estás sudando y los hombres no sudan sangre como Tu.
No quisiera ver a mis hermanos sudar sangre, quisiera que sus sufrimientos se convirtieran en flores en la presencia del Padre.
Señor: No vengo, hijos míos, pidiendo nada imposible. Es algo tan sencillo lo que pido a los hombres... SOLAMENTE QUE OS AMEIS Y OS COMPRENDAIS, QUE LOS HOMBRES NO COMETAN EQUIVOCACIONES, que los hombres actúen con la inteligencia del alma y no con la sabiduría de la carne, porque TODO HOMBRE QUE ACTUA CON LA SABIDURIA DE LA CARNE, COMETE EQUIVOCACIONES.
No reprocharMe, ni por un momento, que les tengo abandonados, SOIS VOSOTROS LOS QUE ME HABEIS ABANDONADO, porque falta el TIMON de lo principal, que es el AMOR, que es el camino para poder llegar a Mí en todo momento.
Cuando Me encuentro entre vosotros, solamente encuentro ODIO y DESPRECIO en el hombre, por eso cada día, os encuentro más lejos de Mí, porque vosotros mismos os estáis DIVIDIENDO.
Yo no vengo buscando la DIVISION del hombre, vengo buscando la UNION.
No vengo a hacerMe prisionero de vuestras ideas,... sois libres mas libres que un pájaro...
¿Cuándo tendréis el valor suficiente para extender vuestras manos y permanecer todos unidos?
Cuando lleguéis a Mí, con las manos limpias, no seréis escuchados.
(MANOS LIMPIAS = sin actos meritorios)
Cuando lleguéis a Mí, con el corazón lleno de pureza y me podáis decir: HE AMADO Y HE PERDONADO A MIS HERMANOS, HE DADO MUERTE AL ODIO, entonces, en aquellos momentos, YO extenderé Mis Brazos y humildemente OS PRESENTARE Al PADRE, a aquel Padre que todos tenéis olvidado.
NO os voy a obligar a nada... PIDO ORACION, pero, NO OBLIGADA, libremente, porque la ORACION que pido, es nacida del AMOR.
A veces estáis orando y os estáis engañando, porque habéis dado muerte al amor.
El AMOR debe ser el Camino de la ORACION.
A muchos de vosotros quisiera decirles algo que puede significar mucho, para muchos del mundo entero... ya que como estáis tan cerca de Mí, quiero que seáis transportadores de estas palabras:
MIENTRAS MÁS UNIDOS PERMANEZCAN USTEDES A MI MADRE, MAS HERMANOS VUESTROS PUEDEN SALVARSE, hijos míos.
A veces siento el timbre de la voz de muchos de vosotros que me dicen: "Padre, Te recibo todos los días"... y Yo, atentamente os tiendo Mi Mirada y digo: ¿si no lo hicieras, hijo mío, crees que podrías salvar tu alma?... más te digo: que no te servirá solamente para salvar tu alma, tu constancia servirá para salvar el alma, de tantos hermanos tuyos que no han tenido la oportunidad o no se la han dado de poder llegar a Mí, hijos míos.
Alguno de vosotros atentamente Me está mirando y Yo también le estoy mirando.
Quisiera que pudieran ustedes escuchar el timbre de Mi Voz... no quiero dirigirme a ninguno concretamente porque VARIAS VECES HE SIDO RECHAZADO.
(Alude el Señor a que más de una vez se ha dirigido por medio del o de la vidente a alguien presente, y este, ha rechazado la invitación, por falta de fe en la autenticidad de la aparición que está teniendo lugar en aquellos momentos... hemos sido testigos de ello y por ende lo testificamos. El Señor continúa diciendo):
... y no quiero humillar a nadie, a ninguno de Mis hermanos, quiero que vengan a Mí, por su propia voluntad.
El que Me entregue su mano, será besada, deseo besarles a todos, hijos míos.
(Una persona presente ofrece su mano a la vidente, y el Señor dice):
Aunque Me hayas entregado tu mano, la primera... ello no representará nada entre tus hermanos... será como una flor "marchitada", porque no ha llegado la hora que tu flor florezca.
El que se juzgue mayor delante de Mí, será el más pequeño delante de los ojos del Padre.
(Privado a un joven, que también ofrece su mano):
Gracias hijo mío, lo he hecho para probar tu fe.
Sé que había algo que luchaba en tu corazón, gracias por tu bondad hijo mío.
Ahora estás muy a tiempo, muy a tiempo.
Que poca voluntad encuentro en el hombre, cuando todo lo doy gratis, cuando no le pido nada, absolutamente... solamente quiero salvarles a todos.
Hijo mío, tienes fe pero no tienes voluntad.
De la voluntad crece la fe, hijo mío.
Te prometo que día por día, hijo mío, morirá tu respeto humano y crecerá tu voluntad y con ella tu fe.
Gracias hijo mío, porque aunque tú creas que tu presencia aquí en estos momentos no significa nada para Mí, hijo mío, has de saber que has terminado de arrancar una espina que tenía clavada en Mi Corazón, porque era la ESPINA DE TU PEREZA... pero te voy a dejar libre como un pájaro.
Te ruego, eso sí, hijo mío, que en algunos momentos vengas a Mí, porque quiero transmitirte Mi Voz en tu corazón... te prometo hijo mío, que voy a despertarte del ensueño en que has caído.
Rosario: Padre, perdónale Padre mío, Tú que lo perdonas todo, que Tú le quieres mucho y él trabaja mucho también... que ¿Tú le vas a ayudar?... Gracias, Padre mío. ¡Qué bueno eres, Padre mío! ¿Cuándo Te voy a conocer?
Quisiera conocerTe, Padre mío, para poder hablar de Ti con mis hermanos y predicarTe y hablar cómo Tu eres... pero si no Te conozco nunca... ¿cómo voy a predicar lo que Tú eres, Padre mío?
No es pecado decir la verdad y confieso que nunca jamás en el mundo me he sentido tan llena de felicidad como en los momentos en que estoy unida a Ti.
Yo creía que yo sabia amar, y vivía equivocada.
No he conocido el AMOR, hasta que no Te he visto a Ti.
Perdona a los hombres, porque, ¿cómo pueden ellos conocerTe, si solamente han visto lo que presentan de Ti los hombres, Padre mío?
Es que al hombre le es muy difícil mostraTe al mundo como Tu eres: eres sencillo, eres bueno, eres pobre y eres humilde.
(Privado para un devoto presente):
Señor: J– Mª., hijo mío, Tu corazón volará de un lado para otro, porque tú tendrás que ser un transportador de Mis Palabras, quisiera que tú Me conocieras algún día.
Quisiera sentirme amigo de todos los hombres.
No quiero darte Mi Sabiduría porque no sois sabios, pero sí, quisiera entregarte algo muy importante: que seas capaz de "adorar" a quien no te "adora", que tú seas capaz de comprender a quien no te comprende, que seas capaz de hacer beber a tus hermanos donde no haya agua, que seas capaz de apagar un fuego, solamente con abrazarte a tus hermanos y entregarles lo que Yo te doy en estos momentos, que seas capaz de darle vida a tu alma y NO DEJAR QUE MUERAN MIS PALABRAS.
Aunque tú creas que tus hermanos te confunden, no, hijo mío, porque algún día, tú serás como una fuente de agua potable.
Ni tú mismo podrás comprender, dónde nace el agua de tu manantial.
¿Sabes lo que es PALABRA, hijo mío?
Palabra, que te dará el ESPIRITU DEL PADRE, hijo mío.
(La vidente en este momento exclama):
Rosario: ¡ah!... viene descalzo como Tú, con los dedos fuera, Padre mío... por parecerse a Ti, se ha desnudado los pies como Tú, Padre y tiene los pies como Tú, también.
Señor: Es que Yo siempre voy grabado en él.
Aunque todos sois Mis amigos, en verdad, en verdad les digo a todos vosotros, que DESEO SER VUESTRO AMIGO... deseo tanto que la tierra se convierta en un PARAISO, que la tierra deje de ser un INFIERNO y que todos seáis comprendidos.
Muchos de los que "habéis" aquí presentes en estos momentos, YO desearía tanto ser su amigo.
(En estos momentos presentan a bendecir una estatuilla del Vble. Padre Pío de Pietrelcina, y la vidente que siempre ha experimentado un extraño miedo al Padre Pío, cuando se le ha aparecido, alude a este, su temor, en esta ocasión con estas frases, al tomar en sus manos la estatuilla):
Rosario: ¡Anda, Padre, que como no me da miedo él...! ¡cómo no me da miedo!, vas y me lo pides ahora.
Mira, Padre mío, perdóname, pero tengo una estampa de él y la tengo que meter en un cajón, porque le tengo tanto miedo...
Desde lo primero que le vi, le tuve miedo y no lo puedo borrar de mi mente.
(La vidente presenta la imagen del Vble. Padre y el Señor la bendice. A continuación bendice diversos objetos religiosos que se Le presentan y continúa el Señor, dirigiéndose a todos):
Señor: ... y ahora MI BENDICION para todos, EN EL NOMBRE DE MI PADRE, EN EL MIO Y DEL ESPIRITU SANTO.
QUE MI AMOR OS ENVUELVA EN LA PAZ DIVINA.
QUE MI DOLOR SEA SU GLORIFICACION.
QUE MIS LAGRIMAS SEAN LA COMPRENSION DE LOS HOMBRES. (la vidente dice: "compresión"... y tras un momento de silencio exclama: "¿Que lo he dicho mal?... pero, me comprenderán")
Rosario: Adiós, Padre, adiós, Padre, pero ten cuidado... que con esas sandalias por esas montañas, puedes clavarte muchas espinas.
(EL Señor se aleja del campo de visión de la vidente, caminando por una alta montaña cubierta de maleza y espinas, según manifestación posterior de la vidente, motivo por el que advierte al Señor para que no se clave ninguna espina, pues camina calzado con una simples sandalias)
Espérate Padre mío, no me dejes sola, que tengo miedo
Yugo
Grandes errores se esparcen sobre el Pueblo de Dios