Clicks12.5K

Coronilla de la Divina Misericordia para niños

Corazón Católico
26
El rezo de la coronilla de la Divina Misericordia explicada a pequeños y mayores. Rezada en un rosario común, la coronilla a la Divina Misericordia es una oración de intercesión que extiende la …More
El rezo de la coronilla de la Divina Misericordia explicada a pequeños y mayores.
Rezada en un rosario común, la coronilla a la Divina Misericordia es una oración de intercesión que extiende la ofrenda de la Eucaristía, por lo que es particularmente apropiado rezarla después de recibir la Santa Comunión en la Santa Misa. Se puede rezar a cualquier hora, pero nuestro Señor dijo a Sor Faustina que la rezara especialmente durante los nueve días antes de la Fiesta de la Misericordia (el primer domingo después de Pascua). Después agregó: Durante este novenario concederé a las almas toda clase de gracias (Diario, 796).

Asimismo, es apropiado rezar la coronilla diariamente durante "La hora de la gran misericordia", a las tres de la tarde (recordando la hora en que Jesús murió, en la Cruz). En Sus revelaciones a santa Faustina, nuestro Señor pidió que se recordara de manera especial Su Pasión a esa hora.
Luz E Ortiz and 4 more users like this.
Luz E Ortiz likes this.
Hijo y Siervo de Maria likes this.
mcaceres likes this.
jahfuentes likes this.
Ingrid Garcia likes this.
John Carlos
Hola:

Les comparto algo que regalo en las iglesias con el permiso de los sacerdotes quienes me bendicen estas hojas, agradezco hacer lo mismo en sus parroquias.

Esta Coronilla es la más milagrosa de todas, pues fue ordenada por Nuestro Señor Jesucristo, a mí me ha hecho milagros y me ha cambiado espiritualmente de una manera milagrosa. Autorizo imprimirlas y repartirlas. Tomé las frases del …More
Hola:

Les comparto algo que regalo en las iglesias con el permiso de los sacerdotes quienes me bendicen estas hojas, agradezco hacer lo mismo en sus parroquias.

Esta Coronilla es la más milagrosa de todas, pues fue ordenada por Nuestro Señor Jesucristo, a mí me ha hecho milagros y me ha cambiado espiritualmente de una manera milagrosa. Autorizo imprimirlas y repartirlas. Tomé las frases del mismo diario de Sor Faustina.

Gracias.

Si alguien desea el archivo en Word mi correo es jcp23673@hotmail.com

Rosario o Coronilla de la Divina Misericordia.
Algunas promesas de Nuestro Señor Jesucristo a Santa Faustina Kowalska según su Diario:

“Yo preservaré las ciudades y casas en las cuales se encontrase esta imagen”. “Prometo que el alma que venere esta imagen no perecerá. Prometo ya aquí en la tierra, la victoria sobre los enemigos: sobre todo a la hora de la muerte. Yo mismo la defenderé como a mi Gloria.”
“Ofrezco a los hombres un recipiente con el que han de venir a la fuente de la Misericordia para recoger gracias. Ese recipiente es esta imagen con la firma: Jesús, en Ti confío”.
“Por el rezo de este Rosario, me complace dar todo lo que me pidan. Quien lo rece, alcanzará gran Misericordia en la hora de su muerte. “Los sacerdotes se la recomendarán a los pecadores como la última tabla de salvación. Hasta el pecador más empedernido, si reza esta coronilla una sola vez, recibirá la gracia de Mi misericordia infinita.”

“Di a las almas que es en el tribunal de la misericordia donde han de buscar consuelo; allí tienen lugar los milagros más grandes y se repiten incesantemente. Para obtener este milagro no hay que hacer una peregrinación lejana ni celebrar algunos ritos exteriores, sino que basta acercarse con fe a los pies de Mi representante y confesarle con fe su miseria y el milagro de la Misericordia de Dios se manifestará en toda su plenitud. Aunque un alma fuera como un cadáver descomponiéndose de tal manera que desde el punto de vista humano no existiera esperanza alguna de restauración y todo estuviese ya perdido. No es así para Dios. El milagro de la Divina Misericordia restaura a esa alma en toda su plenitud. ¡Oh infelices que no disfrutan de este milagro de la Divina Misericordia; lo pedirán en vano cuando sea demasiado tarde!”
“Cuando los pecadores recen este Rosario, llenaré sus almas de tranquilidad, y será feliz la hora de su muerte. No les afectará el temor. Mi Misericordia les amparará en esta última lucha”.
“Defenderé como Mi gloria a cada alma que rece esta coronilla en la hora de la muerte, o cuando los demás la recen junto al agonizante, quienes obtendrán el mismo perdón. Cuando cerca de un agonizante es rezada esta coronilla, se aplaca la ira Divina y la insondable Misericordia envuelve al alma y se conmueven las entrañas de mi Misericordia por la dolorosa Pasión de Mi Hijo"

"Cuando recen este Rosario al lado del moribundo, me pondré entre el Padre y el alma moribunda, no como justo Juez, sino como Redentor Misericordioso".

“A las almas que propaguen la devoción a mi Misericordia, las protejo durante toda su vida como una madre cariñosa protege a su niño recién nacido y a la hora de la muerte no seré para ellas Juez sino Salvador Misericordioso”. “Las almas que adoren mi Misericordia y propaguen la devoción a ella invitando a otras almas a confiar en mi Misericordia, no experimentarán terror en la hora de la muerte. Mi Misericordia les dará amparo en este último combate”.

“Debes mostrar misericordia al prójimo siempre y en todas partes. No puedes dejar de hacerlo, ni excusarte, ni justificarte”
“Las almas que acudan al Tribunal de la Misericordia encontrarán los más sorprendentes milagros, pues cuando te acerques a confesar, debes saber que Yo mismo te espero en el confesionario, oculto en el Sacerdote”.
“El alma que acuda a la Confesión y que reciba la Sagrada Comunión, obtendrá la remisión total de sus culpas y del castigo. Que el alma no tema acercarse a mí, aunque sus pecados sean como la grana”.

Modo de rezar la Coronilla de la Divina Misericordia: (Con un Rosario o camándula. Esta es la forma correcta de rezarla, pues fue así como Jesucristo le dijo a Sor Faustina que debería hacerla; las Oraciones que Nuestro Señor nos enseña NADIE debe modificarlas, porque ya no agradan a Dios.)

1. Comenzar con la señal de la Cruz, un Padre Nuestro un Avemaría, el Credo.
2.
En las cuentas grandes NO se dice el Padre Nuestro en su lugar se reza:
"Padre Eterno, te ofrezco el Cuerpo, la Sangre, el Alma y la Divinidad de Tu Amadísimo Hijo, nuestro Señor Jesucristo, como propiciación de nuestros pecados y los del mundo entero."

3.
En cada cuenta pequeña en lugar del Avemaría decir: "Por Su dolorosa Pasión, ten Misericordia de nosotros y del mundo entero."

4.
Al finalizar las cinco decenas de las cuentas se repite tres veces (3): "Santo Dios, Santo Fuerte, Santo Inmortal, ten piedad de nosotros y del mundo entero."

5.
Opcional: “¡Oh Sangre y agua que brotaste del Corazón de Jesús como una fuente de Misericordia para nosotros, En Ti confío!” (Esta última jaculatoria fue dicha por Jesús a Sor Faustina pero no para decirla en la Coronilla, con el tiempo fue incluida. “Hoy, Jesús me dijo: Deseo que conozcas más profundamente el amor que arde en Mi Corazón por las almas y tu comprenderás esto cuando medites Mi Pasión. Apela a Mi misericordia para los pecadores, deseo su salvación. Cuando reces esta oración con corazón contrito y con fe por algún pecador, le concederé la gracia de la conversión.”

A) La oración ha de ser dirigida a Jesús. B). Ha de ser rezada a las tres de la tarde si es posible. C). Ha de apelar a los valores y méritos de la Pasión del Señor.

Nota: todo lo que tiene comillas (“) son las palabras textuales de Nuestro Señor Jesucristo .
lulu
Que hermoso es oir las vocecitas de los niños rezando especialmente cuando oigo a mis sobrinitas, Dios bendiga a todos los niños y a las madres que enseñan a sus hijos como orar.
marikyvilloldo likes this.