Clicks61

Santa Gianna Beretta Molla

Irapuato
1
MargaritaFoundation fecha: 28 de abril n.: 1922 - †: 1962 - país: Italia otras formas del nombre: Gianna Beretta Molla canonización: B: Juan Pablo II 24 abr 1994 - C: Juan Pablo II 16 may 2004…More
MargaritaFoundation fecha: 28 de abril

n.: 1922 - †: 1962 - país: Italia
otras formas del nombre: Gianna Beretta Molla
canonización: B: Juan Pablo II 24 abr 1994 - C: Juan Pablo II 16 may 2004
hagiografía: Vaticano

Elogio:
En Magenta, localidad cercana a Milán, en Italia, santa Juana Beretta Molla, madre de familia, que, esperando un hijo, no dudó en anteponer con amor la vida de la criatura a la suya propia.

Gianna Beretta nació en Magenta (provincia de Milán) el día 4 de octubre de 1922. Desde su tierna infancia, acoge el don de la fe y la educación cristiana que recibe de sus padres. Considera la vida como un don maravilloso de Dios, confiándose plenamente a la Providencia, y convencida de la necesidad y de la eficacia de la oración. Durante los años de Liceo y de Universidad, en los que se dedica con diligencia a los estudios, traduce su fe en fruto generoso de apostolado en la Acción católica y en la Sociedad de San Vicente de Paúl, dedicándose a los jóvenes y al servicio caritativo con los ancianos y necesitados. Habiendo obtenido el título de Doctor en Medicina y Cirugía en 1949 en la Universidad de Pavía, abre en 1950 un ambulatorio de consulta en Mésero, municipio vecino a Magenta. En 1952 se especializa en Pediatría en la Universidad de Milán. En la práctica de la medicina, presta una atención particular a las madres, a los niños, a los ancianos y a los pobres.

Su trabajo profesional, que considera como una «misión», no le impide el dedicarse más y más a la Acción católica, intensificando su apostolado entre las jovencitas. Se dedica también a sus deportes favoritos, el esquí y el alpinismo, encontrando en ellos una ocasión para expresar su alegría de vivir, recreándose ante el encanto de la creación. Se interroga sobre su porvenir, reza y pide oraciones, para conocer la voluntad de Dios. Llega a la conclusión de que Dios la llama al matrimonio. Llena de entusiasmo, se entrega a esta vocación, con voluntad firme y decidida de formar una familia verdaderamente cristiana.

Conoce al ingeniero Pietro Molla. Comienza el período de noviazgo, tiempo de gozo y alegría, de profundización en la vida espiritual, de oración y de acción de gracias al Señor. El día 24 de septiembre de 1955, Gianna y Pietro contraen matrimonio en Magenta, en la Basílica de San Martín. En noviembre de 1956, Gianna da a luz a su primer hijo, Pierluigi. En diciembre de 1957 viene al mundo Mariolina y en julio de 1959, Laura. Gianna armoniza, con simplicidad y equilibrio, los deberes de madre, de esposa y de médico.

En septiembre de 1961, al cumplirse el segundo mes de embarazo, es presa del sufrimiento. El diagnóstico: un tumor en el útero. Se hace necesaria una intervención quirúrgica. Antes de ser intervenida, suplica al cirujano que salve, a toda costa, la vida que lleva en su seno, y se confía a la oración y a la Providencia. Se salva la vida de la criatura. Ella da gracias al Señor y pasa los siete meses antes del parto con incomparable fuerza de ánimo y con plena dedicación a sus deberes de madre y de médico. Se estremece al pensar que la criatura pueda nacer enferma, y pide al Señor que no suceda tal cosa. Algunos días antes del parto, confiando siempre en la Providencia, está dispuesta a dar su vida para salvar la de la criatura: «Si hay que decidir entre mi vida y la del niño, no dudéis; elegid -lo exijo- la suya. Salvadlo».

La mañana del 21 de abril de 1962 da a luz a Gianna Emanuela. El día 28 de abril, también por la mañana, entre indecibles dolores y repitiendo la jaculatoria «Jesús, te amo; Jesús, te amo», muere santamente. Tenía 39 años. Sus funerales fueron una gran manifestación llena de emoción profunda, de fe y de oración. «Meditada inmolación», Pablo VI definió con esta frase el gesto de la beata Gianna recordando, en el Ángelus del domingo 23 de septiembre de 1973: «una joven madre de la diócesis de Milán que, por dar la vida a su hija, sacrificaba, con meditada inmolación, la propia». Fue beatificada por Juan Pablo II el 24 de abril de 1994, Año Internacional de la Familia, y canonizada por el mismo Santo Padre el 16 de mayo de 2004 en la Plaza de San Pedro.
fuente: w2.vatican.va/content/vatican/es.html
Irapuato
N O V E N A - del 19 al 27 de enero

P a r a o b t e n e r g r a c i a s c o n l a i n t e r s e c i ó n d e S A N T A G I A N N A B E R E T T A M O L L A

Oh Dios, nuestro Padre, tas dado a tu Iglesia a santa Gianna Beretta Molla, que en su juventud te ha buscado con amor y ha llevado a Ti a otras jóvenes, empeñandolas apostólicamente en el testimonio y acción católica y colocolas al …More
N O V E N A - del 19 al 27 de enero

P a r a o b t e n e r g r a c i a s c o n l a i n t e r s e c i ó n d e S A N T A G I A N N A B E R E T T A M O L L A

Oh Dios, nuestro Padre, tas dado a tu Iglesia a santa Gianna Beretta Molla, que en su juventud te ha buscado con amor y ha llevado a Ti a otras jóvenes, empeñandolas apostólicamente en el testimonio y acción católica y colocolas al lado de los enfermos y ancianos para ser para ellos ayuda y consuelo.

Te agradecemos por este don de joven amorosamente comprometida y, con su ejemplo, danos la gracia de consagrar nuestra vida a tu servicio y para la alegría de los hermanos.

Gloria al Padre...

Oh Jesús Redentor de los hombres, Tú llamaste a santa Gianna a desarrollar la misión de médico, para alivio de los cuerpos y de las almas, viote e Ti mismo en los hermanos sufrientes y en los pequeños indefensos.

Te agradecemos por haberte mostrado en esta tu Sierva como no que sirve y que alivia los dolores de los hombres. Acogiendo su lección haz de nosotros generosos cristianos al servicio de los hermanos, particularmente de aquellos a los cuales haces partícipes de tu cruz.

Gloria al Padre...

Oh Dios, Espírtu santificador, que amas a la Iglesia como tu Esposa, Tú infundiste en el corazón de Santa Gianna un poco de tu amor para difundirlo en una iglesia doméstica, colaborando en tu maravilloso plan de creación donote nuevos hijos, para que te pudiesen conocer y amar.

Te agradecemos por este modelo de esposa y por su estimulante testimonio. Da a nuestras familias la serena y cristiana presencia de esposas comprometidas en transformar nuestras casas en cenáculos de fe y de amor, en generosa laboriosidad y santificante servicio.

Gloria al Padre...

Oh Dios, creador y amante del ser viviente, Tú estuviste al lado de Santa Gianna, cuando se encontrán el dilema de salvar o la propia vida o aquella de la criatura que, como don esperado, llevaba en su seno. Confiando solo en Ti y recordando tu mandamiento de defensa de la vida, encontró el coraje de cumplir su deber de madre y decir a la nueva vida, sacrificando generosamente la propia, coronando una vida cristiana ejemplar.

Por intercesión de María Madre de Jesús y bajo el ejemplo de Gianna, dispone a todas las madres para acoger con amor cada vida que nace y haznos respetuosos de cada vida.

Danos la gracia que esperamos... y la alegría de inspirarnos en Santa Gianna como modelo de joven, de esposa, de madre y de médico que, bajo el ejemplo de Jesús se sacrificó a sí misma por la vida del pójimo.

Ave Maria...

Con aprobación eclesiástica - + Angelo Mascheroni, Obispo auxiliar de Milán


Para referir las gracias recibidas o pedir estampas

y material biográfico escribir a:


Fondazione Santa Gianna Beretta Molla

Via Monte Rosa, 2 - 20010 Mesero (Milano)


www.giannaberettamolla.org/esp/giannaespan.htm