Clicks206

Pueblo de Dios - El rostro de los invisibles

Documentales y reportajes sobre la vocación misionera de la Iglesia. www.rtve.es/…/5351522More
Documentales y reportajes sobre la vocación misionera de la Iglesia.

www.rtve.es/…/5351522
Somos todos misioneros. Es una afirmación muy bonita, pero muy poco tomada en serio. Nadie que crea en Cristo puede lavarse las manos en este compromiso. No hay descanso mientras quede un solo hombre sin saber que Cristo ha venido a salvarlo, a salvar a todos.
La vocación misionera es esencialmente una llamada que Dios hace a quien quiere, para un servicio especial a los más pobres y marginados espiritualmente para llevarles el amor de Cristo. Es "un santo desespero" por que Cristo sea conocido y amado.El misionero ha comprendido que nadie es más pobre que quien no conoce a Jesucristo. Va, habla, actúa, inventa, se deshace. Da la vida para que todos …More
La vocación misionera es esencialmente una llamada que Dios hace a quien quiere, para un servicio especial a los más pobres y marginados espiritualmente para llevarles el amor de Cristo. Es "un santo desespero" por que Cristo sea conocido y amado.El misionero ha comprendido que nadie es más pobre que quien no conoce a Jesucristo. Va, habla, actúa, inventa, se deshace. Da la vida para que todos lleguen pronto al conocimiento de la verdad y tengan vida verdadera. Nada ni nadie lo detiene en esta marcha evangelizadora, y cuando ha sembrado la fe y ha logrado construir una comunidad cristiana capaz de vivir por sí misma, lo deja todo y se marcha nuevamente. Otros hermanos más pobres lo esperan. No puede detenerse a cultivar: él es un sembrador. Al detenerse traicionaría su vocación misionera.
2 more comments from Marcelino Champagnat
Todos, absolutamente todos, podemos encontrar un lugar en la Iglesia para responder a la llamada que nos hace Dios a ser misioneros.
Como para toda vocación, Dios no acostumbra a bajar en forma estruendosa del Cielo para llamar a la vida misionera. Interviene siempre de modo discreto, respetuoso de nuestra realidad. Una lectura, un video, una representación, un encuentro, unas estadísticas, una …More
Todos, absolutamente todos, podemos encontrar un lugar en la Iglesia para responder a la llamada que nos hace Dios a ser misioneros.
Como para toda vocación, Dios no acostumbra a bajar en forma estruendosa del Cielo para llamar a la vida misionera. Interviene siempre de modo discreto, respetuoso de nuestra realidad. Una lectura, un video, una representación, un encuentro, unas estadísticas, una inquietud interior que se va intensificando, en una palabra, todo puede dar la sensación inicial de que la Vocación Misionera es posible para uno mismo y no sólo para los demás. Cuando se ha descubierto la alegría interior del Cristo Resucitado ya no se puede guardar para sí. Se comparte con los demás, y los demás son todos, incluso los miles y millones que aún no conocen a Jesucristo. Entonces las renuncias, los sacrificios, las persecuciones y todas las dificultades de la vocación misionera toman sentido, porque lo único importante es predicar a Cristo y su salvación.
Marcelino Champagnat likes this.
santa clara likes this.