Clicks5.5K

Coronilla a la Virgen de Guadalupe, por la paz.

audiocatolico
11
Coronilla de 5 misterios cantada en Honor a Nuestra Señora de Guadalupe, con citas biblicas referentes a la paz, del nuevo testamento y del Nican Mopohua, interpretada por el Presbitero Antonio Mata.…More
Coronilla de 5 misterios cantada en Honor a Nuestra Señora de Guadalupe, con citas biblicas referentes a la paz, del nuevo testamento y del Nican Mopohua, interpretada por el Presbitero Antonio Mata. Subida a youtube por el usuario TheJomicla en este enlace:
www.youtube.com/watch
El audio en formato MP3 y el texto en formato en PDF, lo pueden descargar de mi blog en este enlace:
audiocatolico.blogspot.com/…/coronilla-la-vi…
Que Dios los bendiga.
maria facundo likes this.
audiocatolico
“Coronilla a La Virgen de Guadalupe”

por la Paz.


(Inspirada al Padre Antonio Mata)
“Ave Maria” (Latin)
Ave María, gratia plena, María gratia plena, María gratia plena,
ave, ave Dominus, Dominus técum;
benedicta tu in muliéribus, et benedictus,
et benedictus fructus ventris, ventris tui, Iesus, Ave Maria.

“La señal de la Cruz”
Por la señal de la Santa Cruz,
de nuestros enemigos líbranos Señor …
More
“Coronilla a La Virgen de Guadalupe”

por la Paz.


(Inspirada al Padre Antonio Mata)
“Ave Maria” (Latin)
Ave María, gratia plena, María gratia plena, María gratia plena,
ave, ave Dominus, Dominus técum;
benedicta tu in muliéribus, et benedictus,
et benedictus fructus ventris, ventris tui, Iesus, Ave Maria.

“La señal de la Cruz”
Por la señal de la Santa Cruz,
de nuestros enemigos líbranos Señor Dios nuestro,
en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

“Consagración a María”
Oh Señora mía, oh Madre mía,
yo me ofrezco enteramente a ti,
y en prueba de mi filial afecto
te consagro en este día y para siempre:
mis ojos, mis oídos, mi lengua, mi corazón,
en una palabra, todo mi ser.
Ya que soy todo tuyo, oh Madre de bondad,
Guárdame y defiéndeme,
como cosa y posesión tuya.
Amen.

“Padre nuestro”
Padre nuestro que estás en el cielo,
santificado sea tu nombre,
venga a nosotros tu reino,
hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo.
Danos hoy nuestro pan de cada día,
perdona nuestras ofensas,
como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden,
no nos dejes caer en tentación
y líbranos del mal,
amén.

“Ave María”
Dios te salve María,
llena eres de gracia,
el Señor es contigo,
bendita tu eres entre todas las mujeres
y bendito es el fruto de tu vientre Jesús.
Santa María, madre de Dios,
ruega por nosotros los pecadores,
ahora y en la hora de nuestra muerte,
amén.

“Credo”
Creo en Dios, Padre Todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra.
Creo en Jesucristo su único Hijo Nuestro Señor,
que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo.
Nació de Santa María Virgen, padeció bajo el poder de Poncio Pilato,
fue crucificado, muerto y sepultado, descendió a los infiernos,
al tercer día resucitó de entre los muertos, subió a los cielos
y está sentado a la derecha de Dios Padre Todopoderoso.
Desde allí a de venir a juzgar a vivos y muertos.
Creo en el Espíritu Santo, la Santa Iglesia Católica, la comunión de los santos,
el perdón de los pecados, la resurrección de la carne y la vida eterna. Amén.

“Primer Misterio de la Paz”
Bien aventurados los que buscan la paz, porque ellos serán llamados Hijos de Dios. (Mat. 5:9)
Sabe y ten entendido, tu el más pequeño de mis hijos, que yo soy la siempre Virgen Santa María,
Madre del verdadero Dios, por quien se vive. (Nican Mopohua 26)
Alaba mi alma la grandeza del Señor y mi espíritu se alegra en Dios mi Salvador. (x1)
Santa María de Guadalupe, Madre del verdadero Dios por quien se vive,
ruega por nosotros y da la paz al mundo entero. (x10)
Alaba mi alma la grandeza del Señor y mi espíritu se alegra en Dios mi Salvador (x1)

“Segundo Misterio de la Paz”
Les dejo la paz, les doy mi paz, no se la doy como se la da el mundo, ¡no se turbe su corazón, ni se acobarde! (Jua. 14:27)
Deseo vivamente, que se me erija aquí un templo, para en el mostrar y dar, todo mi Amor. (Nican Mopohua 27, 28)
Alaba mi alma la grandeza del Señor y mi espíritu se alegra en Dios mi Salvador. (x1)
Santa María de Guadalupe, Madre del verdadero Dios por quien se vive,
ruega por nosotros y da la paz al mundo entero. (x10)
Alaba mi alma la grandeza del Señor y mi espíritu se alegra en Dios mi Salvador (x1)

“Tercer Misterio de la Paz”
Porque El es nuestra paz; el que de dos pueblos hizo uno: derribando el muro que los separaba, la enemistad. (Efe. 2:14)
Oye y ten entendido, hijo mío, el más pequeño, que es nada lo que te asusta, no se turbe tu corazón. (Nican Mopohua 118)
Alaba mi alma la grandeza del Señor y mi espíritu se alegra en Dios mi Salvador. (x1)
Santa María de Guadalupe, Madre del verdadero Dios por quien se vive,
ruega por nosotros y da la paz al mundo entero. (x10)
Alaba mi alma la grandeza del Señor y mi espíritu se alegra en Dios mi Salvador (x1)

“Cuarto Misterio de la Paz”
Y la paz de Dios, que supera todo conocimiento, custodiara sus corazones y pensamientos, en Cristo Jesús (Flp. 4:7)
¿No estoy yo aquí que soy tu Madre?, ¿no estás bajo mi sombra?, ¿no soy tu salud?, ¿no estás por ventura en mi regazo? (Nican Mopohua 119)
Alaba mi alma la grandeza del Señor y mi espíritu se alegra en Dios mi Salvador. (x1)
Santa María de Guadalupe, Madre del verdadero Dios por quien se vive,
ruega por nosotros y da la paz al mundo entero. (x10)
Alaba mi alma la grandeza del Señor y mi espíritu se alegra en Dios mi Salvador (x1)

“Quinto Misterio de la Paz”
¡La paz este con ustedes!, así como el Padre me envió a mí, así los envió Yo, a ustedes. (Jua. 20:21)
Hijo mío, el más pequeño, esta diversidad de rosas es la prueba y señal que llevaras al Obispo; le dirás en mi nombre, que vea en ellas mi voluntad y que él tiene que cumplirla. (Nican Mopohua 137, 138)
Alaba mi alma la grandeza del Señor y mi espíritu se alegra en Dios mi Salvador. (x1)
Santa María de Guadalupe, Madre del verdadero Dios por quien se vive,
ruega por nosotros y da la paz al mundo entero. (x10)
Alaba mi alma la grandeza del Señor y mi espíritu se alegra en Dios mi Salvador (x2)

“Salve Regina” (Latín)
Sálve Regína, Máter misericórdiae;
Vita, dulcédo, et spes nóstra, sálve.
Ad te clamámus, éxsules, fílii Evae.
Ad te suspirámus, geméntes et fléntes
in hac lacrimárum válle.
Eia ergo, advocáta nóstra,
Illos túos misericórdes óculos ad nos convérte.
Et Jésum, benedíctum frúctum véntris túi,
Nobis post hoc exsílium osténde.
O clémens, O pía, O dúlcis Vírgo María.

“Oración final”
Padre de misericordia, que has puesto este pueblo tuyo, bajo la especial protección de la siempre Virgen María de Guadalupe, Madre de tu Hijo, concédenos a través de su intercesión, profundizar en nuestra fe y buscar el progreso de nuestra patria, por caminos de justicia y de paz, por Jesucristo nuestro Señor, amen.
Ave María, amén.