Clics2 mil

La infiltración de la masonería en la Iglesia - La masonería eclesiástica en la iglesia

Mientras la Iglesia Católica es la encargada de transmitir la enseñanza de Cristo, la masonería la combate. Objetivos de la Masoneria destruir la iglesia de Jesucristo promoviendo la Rebeldia contra …Más
Mientras la Iglesia Católica es la encargada de transmitir la enseñanza de Cristo, la masonería la combate.
Objetivos de la Masoneria destruir la iglesia de Jesucristo promoviendo la Rebeldia contra los 10 mandamientos de la ley de Dios. Por eso su plan poderoso es la infiltración.
La masonería (En el simbolismo del libro del Apocalipsis, es "la bestia semejante a una pantera" Ap.13:1-2), pues esta obra en la sombra, se esconde, se oculta, tratando de introducirse en todas partes. Tiene las garras del oso y la boca de un león, porque obra por doquier con la astucia y con los medios de comunicación social, es decir, con la propaganda.
Mientras el comunismo lleva a la humanidad a prescindir de Dios, a la negación de Dios y para ello difunde el error del ateísmo, el fin de la masonería no es el de negar a Dios sino el de blasfemarlo . Blasfemar Su Santo Nombre y su morada, y contra todos aquellos que habitan en el Cielo. La más grande de las blasfemias es la de negar el culto debido al solo Dios para darlo a las criaturas, al mismo Satanás y a Lucifer
La Masoneria promueve el Indiferentismo absoluto en religión 'tolerancia religiosa en su propaganda laicista'
Naturalismo racionalista o laicismo en moral

Gregorio XVI, en su encíclica "Mariari vos arbitramur", del 15 de agosto de 1832, define la Masoneria como "La cloaca donde se han juntado las doctrinas impías, las prácticas sacrílegas y abominables de todas las sectas más infames, desde el comienzo de los siglos hasta nosotros"

El plan de la masonería, además de oponerse al Decálogo, se opone al fruto de las siete virtudes teologales y cardinales, que son el fruto de vivir en Gracia de Dios, la secta promueve la difusión de los siete vicios capitales, que son el fruto de vivir habitualmente en estado de pecado. A la Fe, aquella opone la soberbia; a la Esperanza, la lujuria; a la Caridad, la avaricia; a la Prudencia, la ira; a la Fortaleza, la pereza; a la Justicia, la envidia; a la Templanza, la gula. De tal suerte que esta estrategia hace que aquél que se hace víctima de los siete vicios capitales es conducido gradualmente a abandonar el culto debido al Dios único, para darlo a falsas divinidades, que son la personificación misma de estos vicios. En esto consiste la blasfemia más grande y horrible.

____________________________

Muchos católicos probablemente nunca han oído hablar del Padre John O'Connor , pero él fue uno de los primeros sacerdotes de reconocer los orígenes cabalísticos del comunismo masónica y de ser expulsados por oponerse al control de homosexual de la iglesia.

Nacido y criado en Chicago , el padre O'Connor era un capellán militar durante la Segunda Guerra Mundial. Se convirtió en curiosidad por Hitler y el " antisemitismo " del régimen nazi. Muchos soldados le preguntaron por qué , cuando liberaron Judios de los campos de concentración , algunos de los guardias nazis eran ellos mismos judíos e incluso habían sido ex alcaldes de ciudades en Alemania antes de la guerra .

Fr . O'Connor fue condenado a ser examinado por un psicólogo después de una charla en la que llamó a su superior miembro del Movimiento por los Derechos Gay .

O'Connor buscó el consejo de un abogado de Canon , el P. Alfred Kunz . Fr . Kunz fue brutalmente asesinado en una forma ritual después de ayudar en la investigación de una secta pedófila satánica conectada al sacerdocio.

En el verano de 1991 , Roma O'Connor informó que fue despedido de los dominicanos. O'Connor hizo las maletas y abandonó el Priorato River Forest siempre. Vivía con su hermana viuda hasta su muerte por causas naturales Dec.7 2006 .

El Miércoles Ceniza , 28 de febrero 1990 , O'Connor escribió : " Cuando hice mi voto de obediencia hace 40 años, era ante todo a Jesucristo , Su Santa Madre y a Santo Domingo y en la obediencia a ellos sólo la muerte hará callar mi testimonio de la Verdad "
«Bienaventurados los que son perseguidos por causa de su rectitud, porque de ellos es el reino del cielo. Bienaventurados seréis cuando os vituperen y os persigan y digan toda clase de mal contra vosotros falsamente. Alegraos y gozaos porque grande será vuestra galardón en los cielos.
El Padre John O'Connor "Alzó la voz contra los modernistas, positivistas, liberales y corrientes de pensamiento que buscaban socavar el Evangelio.
Defensor de la Doctrina Apostólica Verdadera, era pues un guerrero y defensor de la Santísima Virgen María en todos sus dogmas proclamados y revelados.
Creyente de la pureza y la castidad, un hombre Eucarístico, lleno de amor por Jesús.
Amaba a la Iglesia tanto que no le importaba incomodar a nadie con la defensa de la verdad y se mantenía firme en la adversidad, atacado incluso por parroquianos que veían la comodidad de una iglesia positivista y liberal.
Este Sacerdote que sufrió mucho por amor a su Jesús, persecuciones, calumnias, humillaciones, todo lo soporto con paciencia cuando el dolor era más profundo al ver que sus verdugos eran los mismos hermanos que él defendía y miembros …