Join Gloria’s Christmas Campaign. Donate now!
Clicks1
alfre1240

11 noviembre – Italia: María de la Isla de Barbana (siglo VI) - San Teodoro el Estudita

Hagamos conocer y amar a María

Del 16 al 18 de agosto, unos siete mil fieles, obispos y sacerdotes católicos de Benín y países vecinos hicieron la tradicional peregrinación mariana a la gruta de Nuestra Señora de Arigbo, en Dassa-Zoumé, en el centro-sur del país. Esta reunión religiosa es la más importante de Benín, país con un 23% de católicos en una población de 8.5 millones de habitantes.

Esta peregrinación a Nuestra Señora de Dasse-Zoumé tenía como tema: "María, modelo de todo compromiso misionero". Delegaciones de la Iglesia Católica de Francia, Togo, Costa de Marfil y Nigeria fueron invitadas a esta peregrinación mariana.

La gruta mariana de Arigbo se encuentra en unos macizos rocosos, compuestos por 41 colinas. Este conocido lugar del cristianismo en Benín fue bendecido el 11 de febrero de 1954.

A mediados de agosto acogió a miles de peregrinos católicos de Benín, Togo, Burkina Faso, Costa de Marfil, Ghana, Mali, Nigeria, Níger, y también de Francia e Italia.

La peregrinación la inició en 1954 monseñor Luis Parisot, misionero en Dahomey (antiguo nombre de Benín) de 1909 a 1912 y después de 1919 a 1960. Las multitudes de peregrinos que se reunieron durante el fin de semana en el Santuario Mariano de Dassa para rezar a la Virgen María expresaron "sus oraciones, sus preocupaciones o sus expectativas, dejando que sus corazones hablaran".

No menos de seis obispos y 150 sacerdotes concelebraron la Misa con el obispo François Gnonhossou, arzobispo de Dassa-Zoumé. El cardenal Jean Zerbo, arzobispo de Bamako, Malí, fue el invitado de honor.


Por Ibrahima Cisse, corresponsal de cath.ch en África, 19 de agosto de 2019.